El últimatum de la RPDC no es una simple advertencia

Por la KCNA

La actual situación de la Península de Corea está al borde de la guerra.

La terrorífica situación creada en tiempos de paz en la Península por el choque de fuegos, la radiodifusión psicológica y el lanzamiento de volantes que asemejan a vísperas de guerra causa inquietudes en la Península Coreana y el resto de la región del noreste de Asia.

Entonces, ¿cuál es su causa y quién es su promotor?

En la actualidad, el mundo está observando el entrenamiento militar conjunto “Ulji Freedom Guardian”, simulacro de ataque de agresión a la RPDC y la guerra de ensayo nuclear de gran envergadura de EEUU y el sur de Corea.

Debido a este simulacro, el cielo, el territorio y el mar del sur de Corea se han convertido en el campo de ejercicios de guerra de agresión a la RPDC.

Los títeres surcoreanos reiniciaron totalmente la radiodifusión psicológica y el lanzamiento de volantes, movilizando las recalcitrantes entidades reaccionarias y vinculando irrazonablemente a la RPDC con el sospechoso caso de la “explosión de una mina” ocurrida el pasado día 4 de agosto en la Zona Desmilitarizada, en la parte occidental del frente.

Tales actos de los títeres surcoreanos aumentaron considerable en comparación con el período pasado, cuyo tamaño y número de veces han llegado al límite tolerable.

El reinicio de la radiodifusión psicológica en todo el frente deviene el abierto acto destructivo del acuerdo militar Norte-Sur y la grave provocación militar contra la RPDC, que llevan las relaciones intercoreanas a su peor estado.

Lo que no podemos pasar por alto es que los belicistas militares surcoreanos volvieron a perpetrar el día 20 los actos de provocación militar de disparar 36 proyectiles contra los puestos de la Policía civil de la parte norte, presentando un falso pretexto de que en la zona central y occidental del frente el Ejército Popular de Corea (EPC) tiró un proyectil hacia la parte sur.

Frente a la grave situación creada fue convocada una reunión ampliada de emergencia de la Comisión Militar Central del Partido del Trabajo de Corea y emitida la orden del Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea. Esto deviene la medida histórica para destruir de un golpe las perversas maniobras político-militares de las fuerzas enemigas encaminadas a destruir la idea y el régimen de la RPDC, arrebatando así todo su poder y toda la esfera de su vida.

Al recibir la orden del Comandante Supremo del EPC, el Ejército y el pueblo coreano redoblan la voluntad de vengarse de los enemigos.

Los uniformados del Ejército Popular de Corea, indignados por las provocaciones de la capa militar títere surcoreana, están dispuestos a pasar a los inmediatos actos militares para eliminar completamente los medios psicológicos.

Ya pasó el nivel de advertencia el ultimatum del Estado Mayor General del EPC de que pasará a la inmediata y fuerte acción militar si la banda títere surcoreana no interrumpe en 48 horas la radiodifusión psicológica anti-RPDC y no retira totalmente todos los medios de guerra psicológica.

Los títeres surcoreanos deben actuar con prudencia viendo correctamente la voluntad de venganza del EPC.

Los autores del empeoramiento de la situación no evitarán la despiadada venganza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s