La mirada de los oportunistas

Por Andoni Baserrigorri

En una época en la que estamos acostumbrados a ver imágenes dura, sobre todo en las redes sociales, va a ser complicado que ninguna imagen supere en dureza a la del niño sirio ahogado en una playa griega cuando simplemente huía de su país de una guerra de rapiña organizada por el imperialismo y la Unión Europea. Muy probablemente su familia también haya fallecido en el naufragio.

Pero no demos nada por sentado. Quizás, ojalá no, mañana o la semana que viene, o el mes que viene, otra foto supere en crudeza y dramatismo a ésta. Quizás un ataque canalla del sionismo ocasione consecuencias similares y haya un fotógrafo por las inmediaciones. O un ataque nazi-fascista de los pro-UE ucranianos, o alguna salvajada del Estado Islámico… tantas guerras ha desatado el imperialismo que la siguiente foto está al caer.

El eurodiputado Miguel Urbán

El eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán, estuvo ayer visitando un campo de refugiados donde se agolpan miles de personas que huyen de los horrores de la guerra imperialista. Urbán hizo sus declaraciones y muy probablemente ya estará de vuelta, en un bar de copas moderno, donde va gente moderna a darse sus tragazos y estará comentando lo que ha visto a sus contertulios. Seguramente gente de “izquierdillas”, de esa izquierda que tolera el sistema capitalista, de esa izquierda que te permite llevar una vida de derechas, de clase media, ser un ciudadano “de bien” y al mismo tiempo presumir de izquierdas.

Este hombre fue militante de Izquierda Anticapitalista, grupo político de tendencia trotskista que lleva más de 20 años viviendo de tertulias, de pegarse a otras organizaciones, de infiltrarse en los movimientos sociales y de apoyar el imperialismo.

No hace falta recordarlo, pero Izquierda Anticapitalista es uno de los más importantes grupos promotores de Podemos, y hoy en día se denominan simplemente “Anticapitalistas”. Hace años se llamaban Espacio Alternativo. Para los oportunistas y para quienes practican la sinvergonzonería política el nombre es lo de menos, lo de más es estar “en el candelabro” como diría aquella referencia cultural española de los 90 y de cuyo nombre prefiero no acordarme.

Izquierda Anticapitalista, junto a otros grupos de su misma obediencia política trotskista como el PRT (que ahora se hace llamar Corriente Roja, tras la puñalada trapera que propinó al grupo de Nines Maestro), no solo apoyaron las invasiones imperialistas a Libia o la agresión a Siria. Es que además hicieron llamadas a gobiernos de tanto “talante democrático” como el español a que enviase armas pesadas a la gente que, de manera organizada, atacaba al Gobierno sirio, recibía formación y armamento de Israel, Turquía, las dictaduras medievales del Golfo Pérsico y los países de la UE. Esa gente, hoy día, se hace llamar Estado Islámico (ISIS). A esta gente es a la que ha apoyado el trotskismo internacional, junto a grupos como Corriente Roja, Izquierda Anticapitalista y gran parte de Podemos.

Por si alguien lo duda:

¿O miento, señora Teresa Rodríguez? ¿A que no? ¿Qué más da? Si, al fin y al cabo, el alcalde de Cádiz (de Izquierda Anticapitalista) ya defendió hace apenas un mes al escritor fascista José María Pemán, ofendiendo a las víctimas de la barbarie franquista.

No. No lloren ustedes ahora ante la foto del niño ahogado, porque ustedes son cómplices. Ustedes son la rama izquierdosa del capitalismo que crea confusión en la izquierda, que justifica las guerras de rapiña del imperialismo, ustedes son los que justificaron los bombardeos criminales sobre Libia y ahora las barbaridades en Siria, ustedes, junto a los Santiago Alba Rico y compañía, son los comparseros necesarios del sistema capitalista. Lo saben y callan. Callan porque solo ansían el poder, pero para hacer cuatro cambios cosméticos y que nada cambie. Ya están hablando con el PSOE. Ya están negando el derecho de Cataluña a la palabra y la decisión. Ya están ejerciendo de lo que son.

Y todo por tocar poder. Por poner sus culos en algún cargo público, aunque sea un pueblecillo de alguna comarca para poder vivir del cuento.

Así son los oportunistas. Frente a la mirada de los refugiados sirios, la mirada de ustedes tan sólo me da náuseas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s