Eterna sea la amistad entre China y Cuba

Por Li Keqiang

Primer Ministro del Consejo de Estado de la República Popular China

En vísperas de la celebración del 56º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Cuba, efectuaré una visita a la hermosa Cuba. Será la primera vez que pise tierra cubana y estoy a la expectativa de reunirme con los líderes cubanos en aras de profundizar aún más la cooperación sino-cubana en las diversas áreas e inyectar una nueva dinámica a las relaciones binacionales.

Tierra bendita con una cultura fascinante, Cuba es conocida como la Perla del Caribe, cuyo pueblo es motivo de admiración por su firme e indomable espíritu nacional. Durante más de medio siglo, Cuba ha conquistado éxitos extraordinarios en la construcción y desarrollo nacionales, oponiéndose resueltamente a la injerencia externa y resistiéndose al continuo bloqueo foráneo. Actualmente, la causa cubana presenta una flamanete fisionomía llena de pujanza tanto en el ámbito interno como en el externo. Los chinos solemos decir que los grandes éxitos nacen de las grandes penalidades. Felicitamos sinceramente los logros cubanos y abrigamos plena convicción de sus perspectivas de desarrollo.

el-presidente-de-cuba-rac3bal-castro-d-y-el-primer-ministro-de-china-li-keqiang-i-efe-660x330
Raúl Castro recibe en La Habana a Li Keqiang, primer ministro chino.

A pesar de la gran distancia geográfica entre China y Cuba, nuestra amistad tiene una larga trayectoria en el tiempo. Ya en su gesta por la independencia y la liberación, muchos chino-cubanos se lanzaron a la guerra con toda valentía, historia que quedó grabada en el famoso Monumento a los Chinos de La Habana. Cuba fue el primer país del hemisferio occidental en establecer relaciones diplomáticas con la Nueva China. Hace 56 años, el compañero Fidel declaró en un mitin la disposición cubana de establecer relaciones diplomáticas con la Nueva China, que encontró eco y aclamación del público al unísono. Durante largo tiempo, la amistad sino-cubana ha resistido las pruebas de las vicisitudes de la palestra internacional y las relaciones bilaterales se tornan cada vez más maduras, mostrando una gran vitalidad.

Siendo por igual países socialistas, China y Cuba se hallan ambas en una etapa clave en su desarrollo. Es inevitable encontrarse con algunos desafíos al explorar un camino de desarrollo conforme a nuestras propias realidades, mas ningún obstáculo podrá detener los pasos de ambos pueblos en busca de una vida feliz y hermosa. Estamos dispuestos a trabajar con la parte cubana para fortalecer el intercambio de alto nivel, intensificar la confianza política mutua, seguir prestándonos apoyo en los temas concernientes a nuestros respectivos intereses clave e impulsar tanto el aprendizaje como la ayuda recíproca en la construcción y el desarrollo nacionales, en aras de consolidar aún más la tradicional amistad entre los dos países.

La cooperación económico-comercial constituye la fuerza motriz del desarrollo de los lazos sino-cubano. China es el segundo socio comercial de Cuba, mientras que ésta se posiciona como el primer socio comercial de China en la región caribeña. Los productos “Hecho en China” y “Marca China” han entrado en numerosas familias cubanas, al tiempo que los productos cubanos como el ron y los puros son bien conocidos en China. Dadas las sendas ventajas de China y Cuba en el área económico-comercial, estamos dispuestos a desplegar activamente, junto con la parte cubana, la cooperación en terrenos de biotecnología, energías renovables, informática y comunicaciones, electrodomésticos, maquinaria agrícola e infraestructura, con vistas a forjar de continuo nuevos focos de cooperación económico-comercial.

El intercambio cultural es el lazo que une los sentimientos de ambos pueblos. Durante muchos años, ambas partes han llevado a cabo nutridas y variadas actividades de intercambio cultural, cuyas visitas y representaciones han sido otro objeto de gran acogida por parte de ambos pueblos. Los dos países han formado, el uno para el otro, un buen número de estudiantes. Además, China ha abierto una delegación del Instituto Confucio en la Universidad de La Habana. Estamos dispuestos a reforzar nuestra cooperación con Cuba en materia cultural, educativa y turística para que la amistad sino-cubana se arraigue en el corazón de la gente.

Atribuyendo suma importancia a la posición y el papel de Cuba en la región latinoamericana y caribeña, así como en el escenario internacional, China valora altamente las relevantes contribuciones de Cuba por impulsar la estabilidad regional y el diálogo entre las civilizaciones. Estamos dispuestos a seguir promoviendo, junto con la parte cubana, la equidad y la justicia internacionales, en fomento de la estructuración de un nuevo tipo de relaciones internacionales centrado en la cooperación y el ganar-ganar, en firme defensa de los intereses comunes de las numerosas naciones en vías de desarrollo.

Los amigos cubanos suelen decir que más sólida que una muralla es la amistad, mientras que en China tenemos también un antiguo dicho que reza: “Infinita es la fuerza de los hermanos cuando se unen”. Tenemos la determinación de profundizar incesantemente la amistad tradicional sino-cubana y la constancia de impulsar nuestra cooperación omnidireccional.

Estamos dispuestos a seguir tratándonos con Cuba como íntimos compañeros de total sinceridad, grandes amigos de cooperación duradera y entrañables hermanos de confianza mutua, en pos de un mejor desenvolvimiento de nuestros vínculos y mayores beneficios tangibles para ambos pueblos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s