China le declara la guerra a la contaminación

Por Iramsy Peraza Forte

China libra una guerra sin tregua contra la contaminación del aire que, especialmente en invierno, afecta a varias ciudades del gigante asiático, generando una enorme preocupación entre los habitantes.

f0077079

Durante los últimos días, importantes urbes de la segunda mayor economía del mundo se han visto afectadas por una densa contaminación del aire y niebla que, además de afectar la salud de los ciudadanos, impiden el total despliegue de las actividades económicas.

Consciente de que la protección del medio ambiente constituye una pieza clave para su total desarrollo, el Gobierno chino decidió reforzar la protección del entorno y aumentar la supervisión y la responsabilidad en 2017.

Para ello, el Consejo de Estado de la República Popular China emitió un plan integral sobre conservación de energía y reducción de emisiones para el período 2016-2020.

El proyecto está compuesto por 11 medidas dedicadas a impulsar el “trabajo de ahorro de energía y reducción de emisiones, incluida la disminución de la tasa de consumo de carbón, la promoción del consumo de energía en áreas clave, la intensificación del control de emisiones contaminantes, el desarrollo de la economía circular, la mejora del apoyo técnico, el incremento del apoyo en política financiera y la mejora de la gestión”.

Las autoridades chinas enfrentan una guerra contra las grandes emisiones de carbón y los vehículos altamente contaminantes, considerados como las causas principales de la elevada concentración de materia de partículas tóxicas respirables, conocidas como PM 2.5, que causan el smog.

La nueva directriz, emitida por el gabinete chino, entre otras cuestiones, limitará para 2020 el consumo de energía total del país a 5.000 millones de toneladas de carbón.

En los últimos años China ha logrado mantener un crecimiento estable del PIB y alcanzar el estatus de segunda potencia mundial. A pesar de estos innegables avances, la estructura económica del país, cargada de industria pesada y dependiente energética de combustibles fósiles, le ha causado algunos escollos como lo es el de la polución.

Es por eso que la atención al tema ambiental se ha ubicado como uno de los principales asuntos en busca de cumplir las metas que tiene el Gigante Asiático como nación.

Medidas inminentes

De acuerdo con informaciones del Ministerio de Protección Ambiental, cerca del 62% de las 338 ciudades monitoreadas han sufrido los efectos de la contaminación del aire en el último invierno. La permanencia de una fuerte niebla y el smog constituyen un grave problema para varios territorios del norte de China que han desplegado acciones inminentes para tratar de combatir ese flagelo.

En la capital, por ejemplo, las autoridades planean la creación de una fuerza policial ambiental para supervisar sus 16 distritos y tratar de mejorar la calidad del aire de la ciudad en 2017.

El subjefe del Partido Comunista de China (PCCh) y alcalde de Beijing, Cai Qi, se comprometió a tomar medidas más severas para hacer cumplir las regulaciones sobre las emisiones de gases contaminantes.

La única planta de energía alimentada por carbón de la ciudad será cerrada después de la temporada que requiere calefacción y el consumo de ese gas mineral se recortará en un 30%, hasta menos de 7 millones de toneladas en 2017.

Además, este año unos 300.000 vehículos viejos y altamente contaminantes saldrán de circulación, 500 fábricas manufactureras de gama baja serán cerradas y otras 2.560 se modernizarán para cumplir los elevados estándares de tratamiento de la polución.

También la Comisión Municipal de Educación de la capital china anunció la pronta instalación de sistemas de filtración del aire en algunas escuelas y jardines infantiles de la ciudad.

Según afirmó Cai, Beijing continuará construyendo estrechas relaciones en la lucha contra la contaminación atmosfética con sus vecinos, la provincia de Hebei y la municipalidad de Tianjin, también afectados por los últimos episodios de smog.

Mientras, Chen Jining – ministro de Protección del Medio Ambiente, señaló que su institución está evaluando los planes de emergencia de 20 ciudades para el manejo de la densa contaminación del aire, con vistas a mejorar su capacidad de respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s