“Defendamos Madrid”: la canción china que nos unió contra el fascismo

A pesar de la enorme distancia que separa a ambos países, los años de la Guerra Civil Española y de la Guerra Sino-Japonesa fueron un período en el que se establecieron significativas conexiones entre España y China.

Quienes seáis aficionados a la Historia probablemente sepáis que hubo chinos que abandonaron su país para unirse a las Brigadas Internacionales, y que Mao Zedong se refirió a la lucha antifascista en España en más de una ocasión, convirtiéndola en una referencia popular entre las fuerzas comunistas.

Sin embargo, apuesto a que la mayoría no sabíais que ya en 1937 se popularizó en China una canción titulada “Defendamos Madrid”, compuesta por Lu Ji (música) y Mai Xin (letra), miembros de una asociación denominada Instituto Internacional (国际研究会). Desde luego, resulta difícil de creer que una canción sobre lo que estaba ocurriendo en un lugar tan lejano se hiciese conocida en un país tan agitado como la China de aquellos tiempos. Sin embargo, los políticos chinos de la época sabían que el futuro de su país estaba estrechamente ligado a lo que ocurriese en la caldeada Europa, y España jugaba un papel decisivo en la antesala de los escenarios bélicos que se desarrollarían en la siguiente década.

Para que veáis que no os miento, aquí os dejo la canción en cuestión, interpretada por Yan Hongji y recogida en un álbum publicado en julio de 2015, en honor del 70º aniversario de la Victoria Antifascista.

En cuanto a la letra, me he permitido traducirla como sigue:

brigadistas-chinos-espac3b1a-3Tomad las granadas,

Apuntadlas hacia ese Franco que asesina e incendia

¡Levantaos, levantaos!

Todo el pueblo español

Por la libertad y la independencia de vuestra patria,

Uníos al frente para luchar por la paz.

¡Levantaos, levantaos!

A los lacayos traidores de la patria,

Combatid a muerte

¡Proteged Madrid, proteged la paz mundial!

No en vano, la resistencia de Madrid se alzaría como un ejemplo muy conocido e inspirador en los momentos en que el Gigante Asiático trataba de hacer frente a la ocupación japonesa. En la canción “Defendamos Wuhan” de 1938 se vuelve a mencionar a la capital de España como modelo de unión de las fuerzas antifascistas. Es más, según se indica en este artículo de Xavier Ortells-Nicolau, a esta ciudad de la China Central se la llegó a conocer bajo el apodo del “Madrid de Oriente” (东方的马德里).

Para comprender el contexto en el que se popularizó la lucha de Madrid en lugares como Wuhan, tenemos que tratar de imaginar el panorama de acoso imperialista que vivía el recién despertado gigante, con un aparato estatal todavía muy endeble y, paradójicamente, muy dependiente del apoyo de potencias extranjeras como la Unión Soviética o EEUU.

Todo el noreste del país había sido arrebatado por el Estado-títere de Manchuria, en cuyo trono el Imperio Japonés colocó a Puyi, último Emperador de China, como marioneta maestra. Por otra parte, los nacionalistas chinos del Kuomintang acababan de perder la ciudad de Nanjing, su capital, donde el Ejército japonés perpetró uno de los más atroces crímenes contra la Humanidad. Tras aquella dura derrota, probablemente una de las más dolorosas en el imaginario chino actual, las fuerzas de resistencia se concentraron en Wuhan, uno de los últimos reductos de la lucha contra la ocupación.

batalla-wuhan-4

A sabiendas de que se trataba de la última oportunidad para hacer frente a los japoneses, las fuerzas comunistas de Mao Zedong llamaron a liderar una ofensiva en unión con las demás fuerzas chinas, y fue en aquel escenario donde surgieron canciones como la antes mencionada “Defendamos Wuhan”, del compositor Chen Luzheng, nacido en la también ocupada Corea y conocido en China como “Padre de las Canciones Militares”.

No obstante, más allá de las muestras de solidaridad y de la unión simbólica que se produjo entre ambos países, lo cierto es que los conflictos vividos en España y China durante aquel período contaron con decisivas diferencias en lo relativo a la confluencia de las fuerzas mundiales y nacionales. En China, la ofensiva antifascista de cuño comunista se impuso durante la fase de guerra civil intensificada tras expulsar a los japoneses. Pero en España ocurrió lo contrario y tanto los comunistas como los anarquistas (casi desconocidos en China) serían borrados del mapa político impuesto por la dictadura.

Probablemente, la caída de Madrid y la victoria de Wuhan tuvieron mucho que ver con la distancia que separa a España y China de la URSS y con los intereses de EEUU ante un nuevo escenario de competencia con las potencias comunistas. Si España hubiese sido intervenida por los Aliados, a lo mejor hoy sería una democracia más madura, o a lo mejor se hubiese convertido en un Estado prosoviético, como ocurrió con China durante parte del mandato de Mao.

En cualquier caso, resulta cuanto menos curioso que en China todavía haya quienes se acuerdan de todo esto y quienes siguen cantando aquellas canciones que nos unieron a pesar de la enorme distancia geográfica y cultural.

FUENTE: Historias de China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s