Juegos políticos

24a355e9c911c09beaff0c6bce3dfa21
Petro Poroshenko, actual Presidente de Ucrania, durante un discurso parlamentario.

Brevemente, sobre la decisión del Consejo de Kiev y las declaraciones en el Parlamento sobre la necesidad de que Poroshenko dimita.

La clave que hay que comprender es que la fuente del poder de Poroshenko no es “el pueblo ucraniano”, sino la buena voluntad de sus dueños extranjeros. Si Washington está más o menos satisfecho con la calidad del presidente, éste continuará en su asiento (al menos hasta el final de su mandato). Si pierde “credibilidad”, en ese caso veremos un cambio de gobierno por medio de elecciones anticipadas, protestas populares o ambas.

Como ejemplo podemos recordar el caso de Saakashvili, que perdió la confianza y fue sustituido por personajes más apropiados. Desde entonces, no ha sido capaz de recuperar esa confianza perdida. De ahí los gestos de Poroshenko, Klimkin y otros personajes ante Trump. Todos ellos comprenden que su futuro depende de la “buena voluntad” de EEUU, principal fuente de su legitimidad. Kolomoisky trató de retar esa legitimidad: contactó con él y Benny se vio obligado a admitir su derrota ante Poroshenko.

Así que se ven obligados a prestar ante Trump todo tipo de atención y pretender trabajadamente que su apoyo a Clinton no fue más que un pequeño error, ya que existe el riesgo de que quiera cambiar de cromos entre sus títeres en Ucrania y que Poroshenko no esté entre ellos. Mientras mantenga el apoyo, el Parlamento no aprobará la moción de censura. Si ese apoyo (de EEUU) desaparece, existen diferentes variantes con Saakashvili, Yatseniuk, Avakov o incluso Timoshenko, y nada depende de ellos.

Teniendo en cuenta que no están satisfechos con esta situación, los oponentes políticos de Poroshenko se quejan de la corrupción y el autoritarismo del presidente, y los receptores de estas quejas no están en Ucrania. De hecho, intentan convencer a los estadounidenses de que reconsideren su elección.

Conscientes de que la legitimidad real en Ucrania es externa, toda la audiencia lucha en realidad por ser los primeros en lamer las botas del maestro una vez que hayan rechazado a Poroshenko. El actual intento de presionar a Poroshenko no es el primero. Hay que recordar el intento de Kolomoisky y el “referéndum de Yarosh”, la “marcha de los batallones de voluntarios a tomar Kiev”, el “bloqueo completo de Semenchenko”, el “tercer Maidan de Timoshenko” y otros muchos sucesos más. ¿Por qué han fracasado todos esos intentos igual que lo hará este? Porque quienes han tomado la iniciativa han sido incapaces de convencer a los estadounidenses de que son mejores que Poroshenko. Ha sido por diferentes motivos, pero nunca lo han conseguido. Y si no lo logran, entonces no habrá “nuevo Maidan”, ni habrá recursos militares o políticos para derribar a Poroshenko de la posición hegemónica, ya que en ambos casos la audiencia es la misma.

Así que, al final, todo se reduce al humo y a los intentos, bajo la tapadera de las habituales acusaciones, de promover elecciones anticipadas, cuando la posición de Poroshenko quedaría debilitada de forma natural. Pero no han conseguido siquiera presionar para que se celebren elecciones anticipadas. ¿Qué se puede decir de la moción de censura? Los procesos como Maidan ocurren de forma espontánea sólo en los mitos y leyendas de las centurias celestiales.

FUENTE: Slavyangrad”

El incendio de Canal Sur

Por Raúl Solís

incendio-huelva-donana-k10c-1540x900abc
El Parque de Doñana siendo pasto de las llamas.

Todos los imperios y regímenes tienen un momento simbólico que marca el principio del fin, que muestra la putrefacción y la distancia entre lo que fueron y lo que se han convertido. La penosa cobertura de Canal Sur del incendio de Doñana es el botón imaginario que desconecta a Canal Sur de los andaluces, que saca a la luz el hedor insoportable del interior de un ente público que funciona de espaldas a la ley que justificó su nacimiento, que tiene en su interior a un ejército de jefes con carnets o simpatías socialistas ordenando a periodistas con años de experiencia qué se puede comunicar y qué no. Una radio y televisión que lleva varios años bloqueada ante un PSOE que no quiere que Podemos entre a formar parte del consejo de administración que, para quien no sepa qué es, es el órgano de gobierno de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA), la empresa pública que nació para desterrar tópicos, vertebrar culturalmente a esta comunidad autónoma con realidad de país y que ha terminado dando tal vergüenza a los andaluces que muchos tienen desintonizado el canal de la televisión para no sufrir un puñetazo en los ojos y en el amor propio cada vez que hacen zapping.

Canal Sur hace tiempo que dejó de ser una televisión pública de calidad para pasar a ser el artefacto propagandístico de un régimen que da sus últimos coletazos pero que se está sirviendo de una megaempresa pública, con 1.500 trabajadores de una profesionalidad fuera de toda duda pero que están siendo infrautilizados, con delegaciones en todas las provincias andaluzas – más Algeciras y Jerez – para perpetuar su modelo rancio de sociedad y de vulneración del derecho a la información. El PSOE, que tanto dice defender el Estado de Derecho y la libertad de los periodistas, lleva décadas usando Canal Sur como su cortijo informativo particular, tratando noticias con un enfoque de gabinete de prensa y decidiendo quién tiene que salir o no en los informativos. Tan importante es la RTVA para el PSOE que, en el pacto que firmó con IU para gobernar la comunidad en 2012, dejó fuera de la gestión del ente público de radio y televisión del acuerdo con la coalición de izquierdas.

Paradigmático fue el tratamiento informativo de la crisis de la Corrala Utopía que rompió el gobierno andaluz de coalición entre PSOE e IU. El día que Susana Díaz le quitó las competencias de Vivienda a IU, la ex-Consejera de Vivienda, Elena Cortés (IU), desapareció de las piezas emitidas en los informativos de Canal Sur. ¿Y cómo los periodistas permitieron su desaparición? Bien sencillo, porque los jefes de Canal Sur, todos sin excepción, los que controlan las piezas, los que autorizan la pieza editada para su emisión y deciden con qué enfoque se trabaja una noticia, están puestos por méritos ideológicos de afinidad al PSOE y no por sus méritos profesionales. Canal Sur no tiene nada que envidiar a TVE y va camino de no tener nada que envidiarle a la difunta Radio y Televisión Valenciana (RTVV).

El incendio de Doñana ha permitido quitarle la careta a una empresa pública que, además de estar aquejada de casos de corrupción y chalaneo con productoras privadas amigas del PSOE que se han hecho de oro con contratos pagados por los andaluces, sufre de una crisis de credibilidad que da alas a quienes la quieren cerrar. Mientras Andalucía lloraba la destrucción de un patrimonio natural que es el parque natural más importante de Europa y vertebra la identidad andaluza, nuestra radio y televisión públicas emitían una película de Marisol y un programa de niños cantando sevillanas con María del Monte como maestra de ceremonias. Y por si no había suficiente, una corrida de toros radiada en el primer canal de la radio pública andaluza. Ni a propósito les hubiera quedado tan cutre y tan perfecta la metáfora de en lo que han convertido Canal Sur y qué significa el PSOE en Andalucía.

Claro que a muchos andaluces nos gustan las sevillanas, la copla, Marisol, El Rocío y la Semana Santa, pero los andaluces sabemos que lo urgente está antes que lo importante. Y desde luego, el domingo Canal Sur fue motivo de vergüenza y dio argumentos a los enemigos de las televisiones públicas a los que el PSOE no deja de darles motivos para el cierre y mandar al paro a 1.500 profesionales que podrían hacer una televisión y radio de servicio público a la altura de la creatividad y talento del pueblo andaluz si se les dejara, en lugar de a la altura de un PSOE que ha convertido a la RTVA en una cárcel informativa con una programación de entretenimiento al estilo de José Luis Moreno que produce bochorno.

La imagen de Susana Díaz, Rosa Aguilar y José Fiscal – Consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía – ataviados con chalecos del Coronel Tapioca será usada en dos o tres años para explicar cómo un régimen todopoderoso fue capaz de caricaturizarse a sí mismo en un intento desesperado por retener un poder que se les escapa por el desprecio con el que tratan a los andaluces y por una concepción insana de acumulación de poder; no para cambiar la vida de la gente, sino para aumentar la delimitación caciquil del territorio y cambiarle la vida a los amiguetes.

El incendio de Doñana no ha quemado solamente una joya ambiental, ha mostrado también las vergüenzas y la mediocridad de una televisión y radio públicas incapaces de dar cobertura mediática a una tragedia ambiental de tales dimensiones. Cuando la gente que estaba atrapada en la playa de Matalascañas ponía la radio para enterarse de lo que sucedía, o se iban a un bar a ver qué decía la tele, oyeron una “chicolina” radiada y vieron a una niña cantándole una sevillana a María del Monte. Duele en lo más hondo.

Más grave aún es que ni un solo periódico andaluz haya informado de la penosa cobertura mediática de Canal Sur que en redes sociales era un silencio a voces. ¿Por qué? Pues porque, como buen régimen clientelar, Canal Sur reparte colaboraciones en sus programas de televisión y radio a periodistas de diferentes medios que, a cambio de unos míseros 300 o 400 euros al mes y notoriedad, prometen silencio de lo que ocurre de puertas para adentro de la RTVA, empresa pública que nació para dignificar la identidad de los andaluces y normalizar las hablas andaluzas y que ha terminado desapareciendo del mando a distancia de muchos andaluces que no soportan que su televisión pública los ridiculice, caricaturice, manipule la información, dé una imagen de Andalucía que no se parece en nada a la real y se hable en un andaluz de Soria que en esta bendita tierra no habla nadie salvo los presentadores de los informativos de Canal Sur.

¿Vuelve a la carga el Frente de Liberación Nacional de Córcega?

_78410493_fnlcafp624
Militantes del FLNC durante una rueda de prensa.

Tres personas que negaron su pertenencia al movimiento de liberación nacional independentista corso (ilegal en Francia) han afirmado durante una rueda de prensa clandestina, que retomarán la lucha armada en Córcega si continúan el asedio y las amenazas del gobierno de Macron contra los colectivos que reclaman la soberanía de la isla.

Los tres individuos, cuyo rostro se ocultaba bajo una capucha, afirmaron ser representantes de miles de personas que apoyan al nacionalismo corso, pero que no están alineadas a ningún partido político.

Por otro lado, reivindicaron públicamente 12 atentados contra entidades bancarias, perpetrados desde finales de 2016.

Los expertos opinan que se trata de una célula activa del Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC), que desde junio de 2014 se encuentra inmerso en un proceso de desarme y abandono de la lucha armada.

“Pese al abandono de los arsenales y de la renuncia a la violencia, pese a nuestras promesas de actividades pacíficas, denunciamos las redadas y detenciones de muchos jóvenes que no tienen adscripción política, por lo que el gobierno de Macron alimenta la represión del independentismo, alimentando el sentimiento de injusticia que pesa sobre el pueblo corso”, manifestaron en la conferencia de prensa.

Según estos tres nacionalistas corsos, el punto de partida de esta violencia estatal se refiere al caso Reims-Bastia, cuando en 2016 la Gendarmería francesa reprimió violentamente a cientos de partidarios del equipo de fútbol Bastia CF (representante deportivo-nacionalista de la isla), que terminó con varios heridos graves.

“No se respeta el clima de paz”, dijeron, agregando que el Estado central se había situado en una postura de bloqueo sistemático al diálogo con los independentistas.

También enviaron un mensaje al nuevo jefe de Estado, Emmanuel Macron, que señalaba:

“Si el Presidente de la República Francesa utiliza los mismos medios represivos que puso en práctica François Hollande; si se empecina en su estrategia de promesas rotas y de represión gratuita, la Asamblea de Córcega reaccionará y nosotros también.”

Además, los miembros de este movimiento dijeron defender las reivindicaciones nacionalistas y la liberación de los presos políticos detenidos por actos de lucha callejera.

FUENTE: La Otra Andalucía

Anarco-independentismo: la facción más desconocida del movimiento libertario (parte 2)

El anarco-independentismo propone lograr la liberación de un territorio determinado y la capacidad de éste de auto-organizarse sin necesidad de un gobierno centralizado a través del federalismo libertario. Para sus seguidores el independentismo está implícito en el mismo anarquismo; esta propuesta, como libertaria que es, toma al individuo como base de la liberación social: la independencia surge del propio individuo. En ausencia de Estado y capital, el individuo se uniría a los organismos de base en los que, entre iguales y de manera autogestionaria, decide mediante democracia directa los asuntos que competen no sólo a la producción, sino a todos los aspectos de la vida comunitaria. Estos organismos se vinculan libremente entre sí, lo que requiere primero que ellos también sean independientes. Eso justamente es el federalismo: la unión libre (lo que también implica separación libre), para que se produzca, es imprescindible que exista la posibilidad de decisión previa de las unidades que se juntan. En el pensamiento anarquista, la independencia es el requisito para la autodeterminación que se ejerce con la autogestión. En este sentido, el anarco-independentismo no rompe con las ideas libertarias; todo lo contrario: se reafirma en ellas. Para éste, “nación” no es igual a “Estado”, ni independentismo igual a nacionalismo.

img_0039
Versión anarquista de la “Estelada” catalana, utilizada como símbolo por el anarco-independentismo en Cataluña.

Más que hablar de nacionalismo hacen referencia al término “liberación nacional”; para alcanzarlo emplean aspectos como la cultura o la lengua del territorio que quieren independizar que no estén en contradicción con las prácticas libertarias, como forma de unión popular y siguiendo un alineamiento internacionalista de hermandad con todos los pueblos del mundo, apoyándose en la multiculturalidad y rechazando de hecho el racialismo. Tanto los anarquistas como los independentistas no concibieron la liberación nacional fuera del Estado. Esto llevó a los primeros a no asumir esta liberación por tener miedo de estar potenciando un Estado nuevo, y a los segundos, a reivindicar este Estado como única forma de liberación nacional. Acusados de “nacionalistas” por el sector mayoritario del anarquismo, éstos se defienden argumentando que lo mismo se podría decir de todos aquellos que sostienen como marco referencial de su actuación el Estado-Nación, sean estos comunistas, socialistas o libertarios. Es más, no asumir la liberación nacional, posponerla a una futura e hipotética destrucción del Estado, significa convertirse en cómplice del Estado en su objetivo de someter a las comunidades nacionales.

Colectivos

la-coordination-bretagne-independante-et-libertaire-est-nee-disuj
Cuarto número de la revista “Le Huchoèr” en el que se anuncia el nacimiento de la CBIL.

Existen en Europa algunos colectivos que se enmarcan dentro de la corriente anarco-independentista, unos formados por un número reducido de militantes, dedicados fundamentalmente a la teorización y a apoyar las luchas populares de sus países, y otros con una infraestructura mayor y una capacidad de operación propia mucho más grande. Entre estos últimos está la Coordinadora por una Bretaña Independiente y Libertaria (CBIL), que junta a grupos que actúan en las ciudades de ese país, y que nación de la voluntad de asociar las luchas libertarias con las de emancipación cultural y política de Bretaña. Son los responsables de la publicación del periódico trimestral “Le Huchoèr” (El Portavoz), redactado en lengua bretona, galó (la otra lengua propia del país) y francés.

En Cataluña vienen trabajando desde hace algún tiempo el colectivo Negres Tempestes (Negras Tormentas) organizando actividades y publicando la revista de debate libertario “La Rosa dels Vents”; hace poco reeditaron una obra referencial dentro del anarco-independentismo en la órbita ‘española’: “Anarquisme i Alliberament Nacional”, publicado por el grupo “Ikària” – ya desaparecido – en 1987.

En Sicilia, los partidarios de esta tendencia se agrupan alrededor del periódico “Sicilia Libertaria”, que defiende la sicilianidad negada como nación por el Estado italiano, y entienden que allí “la lucha contra el imperialismo y el capitalismo pasa inequívocamente por la potenciación de la autodeterminación y la independencia del pueblo siciliano”.

En Canarias hay tradición anarco-independentista desde hace bastante tiempo, con algunas agrupaciones a lo largo de la Historia contemporánea. Esa tradición cristalizó en el libro colectivo “Independencia y Autogestión – Escritos Anarcoindependentistas”, que recoge 13 textos del independentismo libertario a lo largo de 20 años.

colors_occitan-anar
Enseña tradicional anarco-sindicalista con la cruz cátara de Occitania.

“Occitània Libertaria” nació por oposición al “sectarismo” y al “racismo” de los anarco-jacobinos de Francia. Resume sus objetivos en cuatro puntos: la colectivización de los medios de producción y la reapropiación de las tierras occitanas colonizadas; el respeto y el esparcimiento de la identidad nacional occitana; el reconocimiento del pueblo occitano y de sus derechos nacionales, y el control por parte de la comunidad nacional occitana del desarrollo económico, social y cultural del país.

Son nada más unos ejemplos, pero hay más esparcidos por el continente, en países como Euskal Herria (con un referente bien claro como fue el grupo “Askatasuna”, que en la década de 1970 editaba una revista con el mismo nombre), Galiza, Escocia, el País de Gales o Cerdeña (donde en 1986 llegó a celebrarse una especie de “Internacional Anarco-Independentista”) hay grupos, publicaciones e iniciativas que van en este mismo sentido.

350px-logos_askatasuna
Símbolos de “Askatasuna”, publicación anarco-independentista vasca que se autodefinía como “revista comunista libertaria de Euskadi”.

Anarquismo y liberación nacional. Dos conceptos que pueden parecer, a priori, contrapuestos, pero que no tienen por qué. Eso defiende esta corriente del movimiento libertario conocida como anarco-independentismo, una tarea difícil de explicar viendo el rechazo que produce tanto en el independentismo de izquierda como en el anarquismo ortodoxo. De todas maneras, no está de más, llegados a este punto y como conclusión, recordar unas palabras del psiquiatra y ensayista anticolonialista Franz Fannon, estudioso (entre otras cosas) de las consecuencias psicológicas de la colonización sobre el colonizado: “La conciencia nacional, que no nacionalismo, es la única que puede darnos una dimensión internacional”.

Anarco-independentismo: la facción más desconocida del movimiento libertario (parte 1)

Por Xune Elipe

“Cada nación, grande o pequeña, tiene el derecho indiscutible a ser ella misma, a vivir acorde con su propia naturaleza. Este derecho es solamente el corolario del principio general de libertad”. Esta es la tesis que defendía en el siglo XIX el principal impulsor del anarquismo, Bakunin, y de la que surge el anarco-independentismo, una corriente de este movimiento donde se conjugan las ideas independentistas con las anarquistas, y que se desarrolló en el siglo XX en las nacionalidades europeas apostando por la liberación de los territorios y su auto-organización.

bakunin
M. Bakunin, filósofo anarquista ruso (1814-1876)

¿Pueden concordar las ideas independentistas y las anarquistas? ¿La liberación nacional y la individual son compatibles? ¿Para que una comunidad humana diferenciada sea libre necesita de un Estado? A estas y otras preguntas intenta darles respuesta un sector del movimiento libertario conocido como anarco-independentismo. Su incidencia en el anarquismo internacional es más bien minoritaria. Este pensamiento se desarrolló en grupos pequeños, surgidos siempre en distintas nacionalidades europeas.

Antecedentes

A pesar de la creencia generalizada de que esta es una teoría “moderna”, sus antecedentes vienen de lejos. Un teórico del anarquismo como Bakunin (1814-1876), en su obra “Patria y Nacionalidad”, decía cosas como:

“La nacionalidad es un principio; es un hecho legitimado, como la individualidad. Cada nación, grande o pequeña, tiene el indiscutible derecho a ser ella misma, a vivir acorde con su propia naturaleza. Este derecho es solamente el corolario del principio general de libertad (…) Un principio es el respeto que cada uno ha de tener por los hechos naturales, sociales o reales. La nacionalidad, como la individualidad, es uno de esos hechos; y por eso la tenemos que respetar. Forzarla sería cometer un crimen; y (…) se convierte en un principio sagrado cada vez que es amenazada y forzada. Por eso, me siento simple y sinceramente un patriota de todas las patrias oprimidas.”

Otro clásico del pensamiento libertario como Kropotkin también trató en 1897 esta cuestión con un posicionamiento bien claro:

“En todos los sitios donde el hombre se rebela contra la opresión individual, económica, estatal, religiosa y sobre todo nacional, nuestro deber es estar a su lado. Me parece que en cada uno de estos movimientos de emancipación nacional nos aguarda una tarea importante: plantear el problema en sus aspectos económicos y sociales, y esto al mismo tiempo que la lucha contra la opresión extranjera.”

Ya en el siglo XIX hubo participación libertaria en algunas luchas de liberación nacional, como las de Bosnia-Herzegovina, y fundamentalmente en la insurrección de 1876 en Bulgaria. Pero si de una experiencia de revolución social y liberación nacional hay que hablar, esa es la de Macedonia en 1903. Preparada en una docena de años, los libertarios se encargaron de la orientación, los objetivos y la acción armada. Cambiaron la táctica al atacar a las empresas de capital extranjero que mantenían al Imperio Otomano, en cuenta de las autoridades turcas, como se hacía entonces. El levantamiento duró 30 días y, a pesar de su previsible derrota, pasó a la Historia como la primera manifestación de una tentativa de liberación nacional y al mismo tiempo de emancipación social, de carácter libertario de hecho, e influida por el pensamiento de Bakunin.

10_70
Combatientes del Ejército Negro makhnovista mostrando su enseña.

En la Revolución de 1917 en Ucrania, por sus características especiales y específicas, se dio un proceso muy particular donde confluyó el sentimiento nacional con la ideología anarquista. De esa época es la creación del Ejército Revolucionario Insurreccional de Ucrania (conocido como Ejército Negro por el color de las banderas que portaba), formado por anarquistas y donde acabaron integrados grupos pequeños de nacionalistas. Su cabeza e ideólogo fue Néstor Makhno, que creía firmemente en los principios de auto-organización y federación de campesinos y obreros ucranianos.

Más referentes posibles de este pensamiento podemos encontrarlos también en el escritor y político bretón Émile Masson, fundador en 1900 de la Federación Socialista de Bretaña y dos años después de la revista en lengua bretona “Brug”, de carácter socialista y libertario. Hizo también en esa línea el llamamiento por el que es conocido: “Bretones socialistas, hay que hablar a nuestros hermanos campesinos en su lengua”. Más tarde fue miembro del comité de redacción del periódico “Breizh Dishual” (Bretaña Libre), futuro órgano del incipiente movimiento nacionalista bretón, además de colaborar con la publicación “La Bretagne Libertaire”.

img_20812
Secundino Delgado (1867-1912) fue, pese a sus ideas libertarias, considerado como “Prócer de la Patria Canaria”.

Otra conexión entre emancipación nacional e individual se dio en el pensamiento de uno de los nombres fundamentales del nacionalismo canario: Secundino Delgado (1867-1912). Emigrado a Cuba, se hizo seguidor del anarco-sindicalismo y participa en la lucha contra España. Después tiene que exiliarse a Venezuela, donde funda el periódico “El Guanche” y propone la independencia de Canarias. De vuelva a las islas colabora con la anarco-sindicalista Asociación Obrera de Canarias y funda más tarde las primeras organizaciones políticas nacionalistas, además de crear también la publicación “Vacaguaré” (“quiero morir”, grito de resistencia guanche), donde escribe:

“Mientras respire, voy a luchar por la autonomía de los pueblos y de los individuos cueste lo que cueste. Todo por la libertad de los pueblos y de los hombres. Como decía Bakunin, que al mismo tiempo que predicaba la gran revolución política, económica y social, no abandonaba las regiones conquistadas y sometidas a potencias extrañas.”

Más adelantados en el tiempo están los vascos Felix Likiniano (1909-1983), militante anarquista muy destacado en la defensa de Donostia durante la Guerra Civil Española y después en la lucha antifranquista, y Federico Krutwig (1921-1998), escritor y miembro de Euskaltzaindia (Academia de la Lengua Vasca), autor de obras como “Vasconia” o “La cuestión vasca”. Cuestionaron los aspectos de la ideología nacionalista tradicional, proponiendo un nuevo nacionalismo vasco donde se diera una especie de fusión entre la izquierda abertzale y el anaquismo.

Una brisa de laicismo recorre el mundo musulmán

Por Thierry Meyssan

voltairenet-org_-_1-9-4a5c4
Sayyid Qutib (1906-1966)

Prácticamente desconocido en Occidente, Sayyid Qutib (1906-1966) es el pensador de referencia del “Islam político”, o sea, de la voluntad de organizar la sociedad y la vida privada de cada individuo – sea cual sea su religión – según una interpretación del Islam. Sayyid Qutib llegó a los Hermanos Musulmanes en 1953. Excluyó de la ideología de la cofradía los elementos nacionalistas de Hassan Al-Banna y estableció una doctrina indiferente a cualquier elemento contextual. En 64 años, numerosos musulmanes del mundo entero abandonaron la espiritualidad del Islam para adoptar la doctrina exclusivamente política de Sayyid Qutib. El pensamiento de este personaje sirve de base estructural a todos los grupos yihadistas.

Durante la colonización y a lo largo de la Guerra Fría, las potencias imperialistas utilizaron las religiones para ahogar toda oposición a su propia dominación. Un ejemplo flagrante es el caso de Francia, que adoptó en 1905 una importante ley implantando el carácter laico de sus instituciones… y decidió de inmediato no aplicarla en los territorios colonizados.

Hoy se sabe que las “primaveras árabes” eran una iniciativa británica tendiente a poner a los Hermanos Musulmanes en el poder para afianzar así la dominación anglosajona sobre el “Medio Oriente ampliado” – también designado a menudo como “Gran Oriente Medio”.

Desde hace 16 años, los occidentales vienen acusando a los musulmanes – con razón – de no “limpiar la casa” y de tolerar a los terroristas. Pero hoy resulta evidente que esos terroristas cuentan con el apoyo de los propios occidentales, que los utilizan para someter a los musulmanes mediante el “Islam político”. Para Londres, Washington y París el terrorismo constituye una preocupación sólo cuando rebasa los límites del Gran Medio Oriente y nunca critican el Islam político, o al menos se abstienen de hacerlo cuando lo practican los sunníes.

Al pronunciar su discurso de Riad el pasado 21 de mayo, la intención del presidente Trump era poner fin al terrorismo que arrasa la región y que ahora se extiende a Occidente. Lo que dijo Trump tuvo el efecto de un electroshock. Su alocución fue interpretada como una luz verde para acabar con ese sistema.

Lo que durante los últimos siglos pareció siempre impensable se hace así bruscamente realidad. Al aceptar poner fin a su relación con los Hermanos Musulmanes, Arabia Saudí arremete contra quienes siguen colaborando con los británicos y principalmente contra Qatar. Riad ha desatado una tempestad que conlleva toda una carga de innumerables frustraciones. Por espíritu de venganza beduina, se cortaron las relaciones diplomáticas y se organizó un bloqueo económico contra la población catarí. Mientras tanto, en los Emiratos Árabes Unidos se ha instaurado una pena de 15 años de cárcel contra cualquier persona que simplemente exprese compasión por los habitantes del ahora aborrecido Qatar.

Eurasian_Union_2013
En verde: países que han cortado relaciones diplomáticas con Qatar. En rojo: países que han apoyado a Qatar verbalmente o enviando algún tipo de ayuda humanitaria.

Se ha iniciado así un gigantesco desplazamiento de fuerzas y replanteo de las alianzas que hasta ahora existían. Si prosigue ese movimiento, la región se organizará alrededor de una división diferente. La cuestión de la lucha contra el imperialismo cederá su lugar a la de la lucha contra el clericalismo.

Los europeos vivieron lo mismo durante 400 años, desde el siglo XVI hasta el siglo XIX. Pero no fue ese el caso de los estadounidenses, ya que su país fue fundado precisamente por los puritanos, que llegaron a América del Norte huyendo de esas luchas. La lucha contra el cristianismo político fue primeramente un combate contra la pretensión del clero de la Iglesia Católica de gobernar a sus fieles, incluso hasta en la cama. Esa lucha sólo terminó en tiempos del papa Pablo VI, quien abandonó la tiara pontifical. Aquella triple corona debía simbolizar que el papa estaba por encima de reyes y emperadores.

Al igual que el cristianismo original, donde no había sacerdotes (los sacerdotes cristianos no aparecieron hasta el siglo III), el Islam original y el sunnismo carecen de clérigos. Sólo el chiismo cuenta con una estructura similar a la del catolicismo y el cristianismo ortodoxo. De hecho, el Islam político está representado actualmente por los Hermanos Musulmanes y por el gobierno del jeque Hassan Rohani (el título de “jeque” indica que el presidente de Irán es miembro del clero chií).

Una alianza clerical está formándose en este momento con ayuda del Reino Unido. Esa alianza podría constituir un bloque conformado por Irán, Qatar, Turquía, Idlib (en el noroeste de Siria) y Gaza, bloque que se convertiría en protector de los Hermanos Musulmanes y, por tanto, en defensor del uso del terrorismo.

En sólo 2 semanas la prensa árabe, que hasta ahora había considerado favorablemente a los Hermanos Musulmanes como una poderosa sociedad secreta y al yihadismo como un compromiso legítimo, ha dado un brusco giro de 180 grados. Todos los medios árabes denuncian ahora el hecho de que los Hermanos Musulmanes pretenden controlar la vida de la gente y se pronuncian contra la locura criminal del yihadismo.

Ese tsunami de comentarios, los siglos de frustración que en ellos se expresan, su violencia misma, hace imposible todo regreso a la situación anterior – lo cual no quiere decir que la alianza entre Irán, Qatar, Turquía y Hamas logre realmente concretarse. La ola revolucionaria se produce en pleno mes de Ramadán. Las reuniones entre amigos y los encuentros familiares que caracterizan este mes sagrado para los musulmanes, y que deberían ser de celebración consensual, están convirtiéndose a veces en ocasiones para el cuestionamiento de lo que hasta ahora parecían ser las bases mismas del Islam.

Si se mantuviese la división a favor o en contra del clericalismo, asistiríamos a una recomposición general del paisaje político.

Seal_of_the_Army_of_the_Guardians_of_the_Islamic_Revolution.svg
Sello de los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, fuerzas de élite del país persa.

Por ejemplo, los Guardianes de la Revolución Islámica de Irán, que se crearon para combatir al imperialismo anglosajón, han acumulado rencores contra el clero iraní. Muchos de ellos aún recuerdan que, durante la guerra que Irak impuso a Irán, los mulás y los ayatolás se las arreglaban para evitar que sus hijos tuvieran que ir a la guerra, mientras que los Guardianes de la Revolución sacrificaban sus vidas en el campo de batalla. Sin embargo, debilitados durante el primer mandato de Rohani, parece poco provable que los Guardianes de la Revolución se atrevan a levantarse contra el poder civil y religioso de la República Islámica de Irán.

Pero el Hezbollah libanés tiene como líder al sayyed Hassan Nasrallah (el título de “sayyed” indica que Nasrallah es descendiente directo del profeta Mahoma), una personalidad que promueve la separación entre la esfera pública y la esfera privada. Aunque ejerce simultáneamente una función religiosa y otra política, Hassan Nasrallah ha estado siempre en contra de la confusión entre ambas funciones, aunque lo ha hecho aceptando a la vez el principio anunciado por Platón del “velayat-e faqih” (o sea, el principio del gobierno por un sabio). Parece, por tanto, poco probable que Hezbollah siga al gobierno de Rohani.

En espera de las definiciones que no deben tardar, ya se ven importantes movimientos en toda la región:

  • En Libia, los Hermanos Musulmanes abandonaron Tripoli, permitiendo incluso que una milicia pusiera en libertad a Saif al-Islam Gaddafi y que el general Aftar ampliara su propia influencia,
  • En Egipto, el general y presidente Al-Sissi logró que los demás gobernantes del Golfo redactaran una lista de terroristas.
  • En Palestina, la dirección política de Hamas huyó a Irán.
  • En Siria, los yihadistas han cesado la lucha contra la República Árabe Siria y están a la espera de instrucciones.
  • En Irak, el Ejército redobla sus embates contra los Hermanos Musulmanes y la Orden de los Naqshbandíes.
  • En Arabia Saudí, la Liga Islámica Mundial excluyó de su consejo de administración al predicador estrella de los Hermanos Musulmanes y propagandista de las “primaveras árabes”: el jeque Qaradawi.
  • Mientra tanto, Turquía y Pakistán han iniciado el envío de decenas de miles de soldados a Qatar, que ya sólo logra alimentarse gracias a la ayuda de Irán.

Una nueva era parece estar comenzando en la región.

¿Quién controla al Emir de Qatar?

arton196694-56168
Imagen del Emir de Qatar durante su declaración el lunes 5, antes de que fuera abruptamente interrumpida por razones y factores desconocidos.

El emir Tamim ben Hamad Al-Thani de Qatar apareció el pasado lunes 5 de junio en la televisión nacional catarí “Al-Jazeera” para pronunciar un discurso a la nación en presencia de un selecto grupo de figuras oficiales.

Existía gran expectativa alrededor de esta intervención, dado el contexto de crisis diplomática regional en la que el pequeño pero rico emirato parece haber quedado totalmente aislado. Los transportes terrestres hacia Qatar y desde ese país han quedado interrumpidos, al igual que numerosas líneas marítimas y aéreas. Ya no quedan productos frescos en el país.

El emir de Qatar es un soberano absoluto, que no está obligado a rendir cuentas de sus actos ante nada ni nadie. Está en el poder desde que su padre fue obligado a abdicar a su favor en junio de 2013. Pero numerosas fuentes aseguran que los miembros de su gobierno no están autorizados a hacer política y que todas las decisiones en realidad se toman desde la embajada de un país aliado.

Al comenzar su intervención ante las cámaras de televisión, el emir declaró:

“Qatar nunca ha dejado de desempeñar su papel árabe e islámico ni de defender los intereses de nuestros países árabes e islámicos”.

No obstante, a los 19 segundos de haber comenzado la transmisión, ésta fue interrumpida. Atónita, la presentadora de Al-Jazeera apareció nuevamente en pantalla sin saber qué decir.

Nunca sabremos lo que el emir Tamim quería decir o hacer. La prensa catarí del martes 6 no contiene ni una palabra sobre lo sucedido.

Nadie sabe quién puede contar con tal autoridad para cortar un mensaje del emir a la nación ni quién se esconde detrás de este títere.

FUENTE: Red “Voltaire”