Diagnóstico de la situación actual en Catalunya y propuestas para avanzar

El movimiento independentista se encuentra desorientado y dividido. La causa principal es la represión del Estado: la anterior Presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, está encarcelada; hay diputados del actual Parlament pendientes de juicio; el grueso del anterior Govern se encuentra encarcelado o exiliado. Y todo esto bloquea unas instituciones que, además, continúan económicamente intervenidas, pese a la retirada formal del 155. El esquema “de la ley a la ley” era un error, pero al menos servía para que las instituciones dieran pasos hacia adelante. Ahora mismo, en cambio, la mayoría independentista en el Parlament y el Govern de JxCat y ERC no sirve de gran cosa.

d7a332411e14769f300879cf8b1d4da6_l

La represión también ha impedido un análisis riguroso y la autocrítica de los aciertos y errores de la etapa anterior, la que nos lleva a las victorias del 1-O y el 3-O, que después no se quisieron o pudieron consolidar. En lugar de eso, aumenta el resentimiento entre las fuerzas independentistas.

Atrapado por estos condicionantes, el independentismo se encuentra sin una dirección política que pueda situar un nuevo horizonte para romper con el Estado, ni que despliegue políticas que hagan posible el éxito y la consolidación de esta ruptura. Nos encontramos en un “ir haciendo” en que tan sólo los juicios parece que tomen el papel de revulsivo. Pero sin enfocar el trabajo político (movilizaciones, alianzas, ligazón de estos juicios con la ruptura), también pasará este momento y no habrá servido para avanzar.

Todo esto no se soluciona (solamente) con la propuesta de cambiar los liderazgos vigentes por otros. Compartimos las dudas respecto a la voluntad política de algunos sectores del movimiento, pese a que éstas deberían situarse especialmente en aquellos que, por posición de clase y por acomodamiento institucional, se están limitando a gestionar la autonomía. Pero además de voluntad política, los nuevos liderazgos necesitan de una estrategia sólida y compartida.

Tenemos la certeza de que sin la unidad del independentismo es imposible avanzar y todavía más imposible es ganar. Sin esta unidad también es imposible que la República Catalana gane apoyos entre nuevos sectores sociales y políticos. Pero también sabemos que sin un análisis compartido y, más importante todavía, unos objetivos compartidos, esta llamada a la unidad no tiene sentido.

Hoy por hoy, unas nuevas elecciones no supondrían más que una huida hacia adelante: marchar sin siquiera un principio de coordinación estratégica que dé sentido en el futuro de éstas, ni tan sólo estrategias opuestas que puedan enfrentarse electoralmente, eso sería como jugar a la ruleta.

PROPUESTAS PARA AVANZAR:

Por ello, proponemos:

  1. Crear un espacio unitario que reúna a todas las fuerzas partidarias de la República Catalana – partidos, sindicatos, organizaciones, entidades: el Congrés Nacional del Poble Català (CNPC)
  2. Organizar el trabajo político que haremos, comenzando por demandar a todos los presos y encausados una defensa política y unitaria
  3. Desplegar las herramientas y líneas políticas necesarias para que la ruptura independentista sea irreversible, aquellas que desde Poble Lliure hemos ido apuntando en los últimos meses:
  • Institucionalidad nueva (Consell per la República) y, especialmente, partiendo de la coordinación y el contrapoder municipalista (Assemblea d’Electes)
  • Trabajar desde la base por el Procés Constituent, uniendo diferentes luchas liberadoras (feminismo, liberación LGTBI, ecologismo, derechos laborales, derechos sociales, cultura) con el proyecto de la República de todo el mundo
  • Enfocar las elecciones municipales como una oportunidad para avanzar en las mayorías republicanas, de izquierdas y progresistas, comenzando por tejer confluencias amplias de unidad popular en las áreas metropolitanas y en el conjunto de municipios del país
  • Organizar campañas de boicot contra la oligarquía española del IBEX-35, responsable última del Estado autoritario que padecemos
  • Desplegar una estrategia apropiada en Illes Balears y el País Valencià para hacer emerger sendos movimientos por el derecho a decidir. Una lucha coordinada en el conjunto de los Països Catalans triplica los problemas al Estado autoritario español
  • Profundizar el trabajo de internacionalización y solidaridad, poniendo especial énfasis en la coordinación con otras naciones del Estado Español que luchen por sus repúblicas.

Països Catalans, 11 de Octubre de 2018

POBLE LLIURE

INDEPENDÈNCIA – SOCIALISME – FEMINISME – PAÏSOS CATALANS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s