¿Por qué EEUU y la UE no apoyaron a Carles Puigdemont y sí a Juan Guaidó?

¿Qué país en este mundo acepta que un individuo se autoproclame presidente de un Estado sin haber sido elegido democráticamente por el voto popular y la reafirmación del Tribunal Supremo? La respuesta es solo una: ninguno.

Pero en Venezuela, espina trabada en la garganta de los EEUU, ha sucedido en días pasados, mediante la farsa diseñada por los yanquis con el desvergonzado apoyo de la Unión Europea, la misma que no respaldó al líder del pueblo de Cataluña, Carles Puigdemont, quien sí fue avalado por el voto popular.

guaido-presidente-parlamento-venezuela-efe
Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela el 23 de enero de 2019, sostiene un retrato de Simón Bolívar.

¿Con qué moral los europeos van a respaldar al títere de Juan Guaidó, fabricado por las manos de la CIA y el Departamento de Estado, orientado a la carrera en los locales de la propia misión diplomática yanqui, como parte del plan diseñado para darle un golpe de Estado al presidente constitucional Nicolás Maduro?

Es evidente que los mandatarios de la UE recibieron indicaciones de la Casa Blanca, para darle apoyo a la farsa política contra Caracas en clara pérdida de su soberanía y de la memoria, pues hace menos de un año en Cataluña se celebraron elecciones y solo por haber declarado su deseo de ser independientes de España, Carles Puigdemont y los demás líderes de ese proceso fueron acusados de rebelión.

Ahora la canciller Angela Merkel se humilla ante el presidente Donald Trump, aceptando el ridículo papel de acusar a Nicolás Maduro y reconocer al títere impuesto por los yanquis, en el infantil e ilegal golpe de Estado, cuando ella misma aprobó la detención de Puigdemont, bajo sentencia del tribunal de primera instancia de Neumünster, que decidió mantener en prisión provisional al ex-presidente del gobierno autónomo de Cataluña, mientras se esperaba el trámite de entregarlo a España.

DECLARACION INSTITUCIONAL DE PUIGDEMONT
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Catalunya destituido tras la proclamación de la República Catalana en octubre de 2017.

Recordemos que el líder independentista catalán se vio obligado a viajar a Bélgica, debido a que el gobierno de Madrid quería juzgarlo por los delitos de “sedición, rebelión y malversación de fondos públicos”, después de su participación en el proceso de independencia de Cataluña que había sido prohibido por las autoridades; de ahí que le solicitaran al gobierno de Berlín su detención cuando viajaba desde Finlandia hacia Bélgica.

La Unión Europea adopta una posición a favor de Washington en sus planes de reconocer al títere Juan Guaidó, cuando no hizo lo mismo con el catalán, lo que demuestra la manipulación política que ejerce EEUU sobre sus aliados y subordinados latinoamericanos, al fracasar durante décadas en sus planes contra la Revolución Bolivariana de Venezuela.

El mundo de hoy está gobernado por EEUU, quien dispone del Consejo de Seguridad de la ONU para doblarle el brazo a los que se oponen a sus órdenes.

¿Cómo es posible que la UE, con tantos problemas que enfrenta Francia, no adopte resoluciones de condena contra las salvajes represiones que se ordenan contra los partidarios del movimiento de los “chalecos amarillos”?

El tratamiento opuesto que asumen EEUU y sus aliados europeos en el caso de Venezuela es prueba de que no existen la democracia ni el respeto a los derechos humanos.

¿Con qué derecho legal Juan Guaidó decidió autoproclamarse presidente de Venezuela y ser respaldado por el Gobierno de EEUU?

¿Aceptarían los parlamentarios europeos como Federica Mogherini – Alta Representante para Asuntos Exteriores y Seguridad de la UE – o el propio Donald Tusk – actual presidente del Consejo Europeo – que uno de los líderes de los chalecos amarillos se autoproclamase presidente de Francia bajo el Arco del Triunfo y aplaudido por miles de sus seguidores?

De inmediato sería detenido y acusado de sedición y rebeldía, como le hicieron al catalán Puigdemont, sancionándolo con decenas de años de prisión, algo que EEUU no aceptaría si Maduro decide detener y acusar al títere Juan Guaidó. Para respaldarlo, desplegarían rápidamente al Comando Sur para invadir Venezuela, como han hecho con otros países de América Latina.

La Unión Europea parece olvidar que en 2017 el ex-presidente catalán fue acusado de los delitos de rebelión y sedición, con la posibilidad de cumplir hasta 30 años de cárcel, después de que el Parlamento de Cataluña declarara la independencia el 27 de octubre de 2017. Además de Puigdemont, otros 14 imputados fueron obligados a depositar en un plazo de 3 días una fianza de 6’2 millones de euros para responder a posibles responsabilidades civiles.

Eso es lo que le corresponde ahora al títere venezolano, pero a diferencia del catalán, cuenta con el respaldo yanqui y europeo que lo defienden como si fuese inocente, quien solo cumple con las órdenes recibidas de sus amos de EEUU.

Washington busca un pretexto para invadir Venezuela, porque todas las fórmulas empleadas han fracasado y a pesar de la despiadada guerra económica, comercial y financiera impuesta, unido a las campañas mediáticas para satanizar la imagen del presidente Maduro, la mayoría del pueblo le sigue dando su apoyo incondicional, porque saben quién es el único responsable de las penurias que sufren.

El mundo observa con asombro cómo los gobiernos de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal y los Países Bajos se toman el derecho de imponerle 8 días de plazo a Nicolás Maduro para que convoque elecciones en Venezuela, y si no lo hace, amenazan con reconocer al títere fabricado por los yanquis, Juan Guaidó, cuando nunca respaldaron al líder Puigdemont, quien ganó en elecciones libres celebradas en Cataluña.

Los pueblos del mundo tienen que asumir el papel que les corresponde, prepararse políticamente y mantener la unidad, porque de lo contrario serán convertidos en esclavos y pisoteados a su antojo por el emperador Donald Trump.

Razón tenía José Martí cuando sentenció:

“La educación es el único medio de salvarse de la esclavitud.”

Por Arthur González

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s