Pensamiento y papel histórico del Camarada Mao Zedong (毛泽东) [Segunda parte]

El pensamiento de Mao Zedong es amplio en su contenido. Se trata de una teoría original que ha enriquecido y desarrollado el marxismo-leninismo en los siguientes aspectos:

La Revolución de Nueva Democracia

Partiendo de las condiciones históricas y sociales de China, el camarada Mao Zedong hizo un estudio profundo de las características y las leyes de la Revolución China, aplicando y desarrollando la tesis marxista-leninista de la dirección del proletariado en la Revolución Democrática – una revolución contra el imperialismo, el feudalismo y el capitalismo burocrático – llevada a cabo por las masas populares sobre la base de la alianza obrero-campesina bajo la dirección del proletariado. Sus obras principales sobre este tema incluyen: “Análisis de las clases de la sociedad china”, “Informe sobre la investigación del movimiento campesino en Hunan”, “Una sola chispa puede incendiar toda la pradera”, “Introducción a El Comunista”, “Nueva Democracia, el gobierno de coalición” y “La situación actual y nuestras tareas”.

Los puntos básicos de esta teoría son:

La burguesía de China comprende dos sectores: la gran burguesía (es decir, la burguesía compradora o burguesía burocrática) que fue dependiente del imperialismo, y la burguesía nacional que tenía inclinaciones revolucionarias, pero vacilante. El proletariado debe esforzarse por conseguir que la burguesía nacional participe en el Frente Único bajo su liderazgo y en circunstancias especiales para incluir incluso parte de la gran burguesía en ese Frente Único, con el fin de aislar al principal enemigo en la mayor medida posible. Cuando se forme un Frente Único con la burguesía, el proletariado debe conservar su propia independencia y mantener la política de “unidad, lucha, unidad a través de la lucha” cuando se vea obligado a enfrentarse a la burguesía, sobre todo a la gran burguesía, y debe tener el valor y la capacidad de librar una lucha armada resuelta contra la gran burguesía, sin dejar de ganarse la simpatía de la burguesía nacional o mantenerla neutral.

Ante la falta de democracia burguesa en China y el hecho de que las clases dominantes reaccionarias ejercían su dictadura terrorista sobre el pueblo mediante la fuerza armada, la revolución no podía tener otra forma que la lucha armada prolongada. La lucha armada en China fue una guerra revolucionaria dirigida por el proletariado con los campesinos como la fuerza principal. El campesinado era el aliado más confiable del proletariado. A través de su vanguardia, ha sido posible y necesario para el proletariado, con su ideología progresista, su sentido de organización y disciplina, elevar la conciencia de las masas campesinas, establecer las zonas rurales de base, librar una guerra revolucionaria prolongada, construir y ampliar las fuerzas revolucionarias. El camarada Mao Zedong señaló que “el Frente Único y la lucha armada son las dos armas básicas para vencer al enemigo”.

LUO-9
El camarada Mao Zedong se dirige a los asistentes a una conferencia durante el Movimiento de Rectificación de Yenan (1942-1944)

Junto con la construcción del Partido, constituyeron las “tres armas mágicas” de la Revolución China. Ellos fueron la base fundamental que permitió al Partido Comunista de China convertirse en el núcleo dirigente de toda la nación y trazar el curso de cercar las ciudades desde el campo y, finalmente, obtener la victoria en las ciudades y el campo.

Sobre la base de las condiciones económicas y políticas para la transición al socialismo

Siguiendo a la victoria en la Revolución de Nueva Democracia, el camarada Mao Zedong y el PCCh siguieron el camino de realizar la industrialización socialista, al mismo tiempo de la transformación socialista y adoptando políticas concretas para la progresiva transformación de la propiedad privada de los medios de producción, proporcionando así una teoría como solución práctica a la difícil tarea de construir el socialismo en un país tan grande como China, un país económica y culturalmente atrasado, contando con una población cercana a la cuarta parte del total del mundo.

Al presentar la tesis de que la combinación de la democracia para el pueblo y la dictadura sobre los reaccionarios constituye la dictadura democrática popular, el camarada Mao enriqueció la teoría marxista-leninista de la dictadura del proletariado. Después del establecimiento del sistema socialista, el camarada Mao Zedong señaló que, bajo el socialismo, el pueblo tenía los mismos intereses fundamentales, pero que todo tipo de contradicciones existían aún en su seno, y que las contradicciones entre el pueblo y los enemigos del pueblo, así como las contradicciones en el seno del pueblo, deben distinguirse estrictamente unas de otras y manejarse correctamente.

Propuso que respecto al pueblo se debe seguir una serie de políticas correctas. Debemos seguir la norma de “unidad-crítica-unidad” en materia política, la política de “coexistencia a largo plazo y supervisión mutua” en las relaciones del PCCh con los partidos democráticos, la política de “dejar que se abran cien flores, dejar que se abran cien escuelas de pensamiento” (百花齐放,百家争鸣; bǎi huā qífàng, bǎi jiā zhēngmíng) en la ciencia y la cultura, y en el ámbito económico la política de mejorar todos los diferentes estratos de la ciudad y el país, teniendo en cuenta los intereses del Estado, de la colectividad y del individuo: los tres.

El camarada Mao subrayó en repetidas ocasiones que no se debe trasplantar mecánicamente la experiencia de otros países, sino que debemos encontrar nuestro propio camino a la industrialización, de manera adaptada a las condiciones de China, procediendo teniendo en cuenta que China es un extenso país agrícola, teniendo la agricultura como la base de la economía, manejar correctamente la relación entre la industria pesada por un lado, y la agricultura y la industria ligera por el otro, otorgando la debida importancia al desarrollo de esta última.

chairman-mao-tse-tung-head1
Busto de piedra gigante del camarada Mao Zedong en Changsha (Hunan), su ciudad natal.

Destacó que en la construcción socialista debemos manejar adecuadamente las relaciones entre la construcción económica y la construcción de la defensa, entre las grandes empresas y las pymes, entre la nacionalidad Han y las minorías nacionales, entre las regiones costeras y el interior; entre la autoridad central y las locales, entre la autonomía y el aprendizaje de otros países, y que deben manejar adecuadamente la relación entre la acumulación y el consumo, prestando más atención al balance total.

Por otra parte, destacó que los trabajadores eran los dueños de sus empresas y que los cuadros deben tomar parte en el trabajo físico y los trabajadores en la gestión, que las normas irracionales y reglamentos deben ser reformados y que la combinación de 3-en-1 de los técnicos, los trabajadores y los cuadros debe llevarse a cabo. Y formó la idea estratégica de poner todos los factores positivos en juego y convertir los factores negativos en positivos, con el fin de unir a todo el pueblo chino y construir un poderoso país socialista.

Las importantes ideas del camarada Mao Zedong relativas a la revolución socialista y la construcción del socialismo se encuentran principalmente en obras tan importantes como “Informe ante la II Sesión Plenaria del VII Comité Central del Partido Comunista de China”, en “Sobre la dictadura democrática popular”, en “Diez principales relaciones”, “Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo” y “Charla en una conferencia de trabajo ampliada convocada por el Comité Central del Partido Comunista de China”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s