Sobre el patriotismo socialista

Desde el punto de vista de las condiciones actuales, particularmente en lo que concierne a las revoluciones de China o Corea, ya no es correcto decir que “el proletariado no tiene patria”. Al contrario, las complejas condiciones de la “globalización”, junto a las lecciones de la praxis Juche de la RPDC, muestran la absoluta necesidad de todos los pueblos de luchar por el progreso social desde el punto central de defender la cultura y la historia de sus naciones contra el ataque imperialista.

rsymflag

En sus tiempos, Marx miró a la cuestión de la clase obrera únicamente desde el punto de vista de Europa, en desventaja respecto a otros continentes. El nacionalismo fue la fuerza motriz de la burguesía para hacer que las clases populares pelearan entre sí, similar al “divide y vencerás”, preferiblemente a que lucharan por el socialismo. Este fue el factor principal por el que las consignas de aquellos días reflejaban un deseo para sus hermanos y hermanas de clase como el de unirse con énfasis alrededor de la clase, ya que esas fuerzas eurocéntricas y desfasadas encuentran a todas las formas del nacionalismo como “reaccionario”. Sin embargo, esta tendencia tiene un valor limitado en Irlanda y en otras naciones oprimidas. Lo mismo podemos decir de los países recientemente independientes del mundo. De hecho, el “nihilismo nacional” bajo la bandera de la clase obrera ha sido a menudo la vanguardia de la contrarrevolución.

Durante la lucha de la Unión Soviética contra el nazismo, una nueva praxis revolucionaria que reflejaba las condiciones materiales de la Era del Imperialismo tomó forma, simbolizando el concepto de “patriotismo soviético” y “defensa patriótica”. Esto también dio vida al cosmopolitanismo burgués “revolucionario”. Aun manteniendo las tradiciones de Lenin de apoyar las luchas de liberación nacional, y profundizando en esta teoría bolchevique, el patriotismo soviético llevó a un fresco y nuevo ascenso del nacionalismo revolucionario, con cada pueblo haciendo la revolución dentro del contexto de la lucha de clases anti-imperialista y desde el punto central de la independencia. Las revoluciones de China, Corea, Cuba, Vietnam, Rumanía, Albania, Kampuchea o Laos son ejemplos de ello en distinto grado.

43385741_2491839654161353_4520747056666509312_n
Militantes del Movimiento Socialista Republicano Irlandés (RSYM, por sus siglas en inglés), juventudes del IRSP.

Ello es por lo que debemos reconocer que las naciones son más que simple desarrollo capitalista y debemos forjar la conciencia ideológica tanto de las masas como de la nación, ya que ambas se entrecruzan.

Ello es por lo que, para alcanzar la verdadera libertad durante la ocupación, debemos abrazar los elementos patrióticos de nuestra tradición revolucionaria en tanto que nos acompañarán en el camino al socialismo y a la República Socialista que deseamos.

No podemos adherirnos a visiones desfasadas sobre el nacionalismo ni podemos caer en la trampa de permitir que la actual corriente mayoritaria de la izquierda y sus vías posmodernas nos distraigan de nuestro principal objetivo, que es la liberación tanto a nivel nacional como a nivel de clase. Ello es por lo que la praxis patriótica y socialista debe ser adoptada en la lucha por la liberación nacional en Irlanda, pues solo abrazando nuestros valores culturales, que sufren de la misma opresión que nuestra clase, seremos capaces de disociarnos totalmente del opresor.

Republican Socialist Youth Movement (R.S.Y.M.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s