Nuestra posición ante las próximas celebraciones del 4 de Diciembre: Día Nacional de Andalucía

Con este comunicado, desde La Atalaya Roja y República Democrática Andaluza queremos dejar clara nuestra posición sobre la “Plataforma Andalucía Viva” y la convocatoria de manifestación en Córdoba el día 1 de diciembre.

arton37315
Una de las numerosas marchas realizadas por el SAT y otros colectivos soberanistas a lo largo y ancho de Andalucía en los últimos años.

De entrada, una cuestión de forma. No es de recibo que a estas alturas, y sobre todo en estos delicados momentos, un grupo cerrado y exclusivo de personas redacten un manifiesto y pretendan que la militancia soberanista y de izquierdas, y las organizaciones políticas, sindicales y sociales lo tengan que asumir sin posibilidad alguna de participar o enmendar su redacción. El Manifiesto de la Plataforma Andalucía Viva no ha sido un ejemplo ni de la democracia ni de la participación a la que siempre se suele aludir, ni un ejemplo de tratar de incorporar a las diferentes sensibilidades.

Siguiendo con el contenido. Más allá de si el Manifiesto coincide más o menos con nuestras posiciones ideológicas o políticas, podríamos apoyarlo – aunque no existiera esa coincidencia – si supiéramos qué se pretende más allá de convocar a una manifestación por el Día Nacional de Andalucía. De nuevo, nos remitimos a la falta de transparencia y comunicación por parte de los redactores del Manifiesto.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, apoyamos la convocatoria del día 1 de diciembre en Córdoba y llamamos a su participación. Creemos que hay algo mucho más importante que nuestras críticas, y es que en esa manifestación, en la práctica y por la vía de los hechos, se va a expresar el conjunto de sensibilidades soberanistas y de izquierdas que existen en Andalucía; por tanto, los comunistas y revolucionarios que luchamos por la soberanía nacional andaluza debemos estar presentes y visibilizarnos.

Sería un error imperdonable por nuestra parte no aprovechar cualquier oportunidad para hacer visible nuestra propuesta política. Sería un error aislarse de ese movimiento heterogéneo y no formar parte del mismo.

Los comunistas y revolucionarios que luchamos por la soberanía nacional de Andalucía debemos darnos cuenta de que nuestro pueblo solo hará aquello relacionado con su nivel de conciencia nacional y de clase. Eso no significa, de ningún modo, preservar ese estado de conciencia y dejarlo tal y como está, sino que a partir de la conciencia nacional y de clase existente, avanzar y superarla.

Los sectores más conscientes y avanzados de la clase obrera y del pueblo andaluz nos piden unidad, es lógica su petición y es normal que ese llamado se haga de forma abstracta y sin concretar. Corresponde a las organizaciones dar forma y concretar esos anhelos. Nos corresponde a los comunistas y revolucionarios hacerlo, sabiendo que la unidad no ha de implicar nuestra anulación política ni nuestra subordinación.

No somos partidarios de alarmismos ni nos creemos que vivimos un momento excepcional por la irrupción de la opción electoral fascista. Los fascistas siempre han estado en las instituciones y en los principales núcleos de poder del Estado Español. Vivimos en un régimen post-franquista, un régimen que no rompió con el franquismo, sino que lo reformó y lo maquilló. Pero no podemos dudar que el fascismo español, a diferencia de otros momentos, se está haciendo más evidente, sus propuestas están calando y sus valores se están naturalizando. No podemos permitir que nuestro País Andaluz se convierta en la avanzadilla del fascismo español, tal y como pretenden.

No es momento de encerrarnos en discursos para el autoconsumo o empeñarnos en actos que solo sirven para nuestro regocijo y nuestro convencimiento militante. Es una necesidad vital ampliar la base popular del soberanismo andaluz de izquierdas, y no solo para hacer frente al fascismo español – eso es lo urgente – sino para avanzar en el objetivo político de una República Andaluza libre, soberana y democrática, la República que la clase obrera y el pueblo andaluz necesitan y merecen. La tarea de los comunistas es hacer avanzar a la clase obrera y al pueblo, elevar su conciencia nacional y de clase, y eso implica no caer en una retórica vacía o en una actividad que no interpela a las masas, por un lado, y por otro no dejarse arrastrar ni subordinarse a otro objetivo que no sea la lucha por la autodeterminación, la soberanía nacional, el socialismo y el comunismo.

Desde ya hay que tener claro que si se concreta un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos eso no va a suponer librarse de ataques hacia nuestros derechos ni tampoco el que la situación de Andalucía vaya a ser tenida en cuenta. Solo el Pueblo Trabajador Andaluz será capaz de salvarse a sí mismo, y solo podrá hacerlo si es capaz de generar el movimiento y las organizaciones capaces de hacer posible el poder obrero y popular andaluz libre y soberano.

¡EL 1 DE DICIEMBRE, TODOS/AS A CÓRDOBA!

¡POR LA UNIDAD POPULAR ANDALUZA, POR LA SOBERANÍA NACIONAL Y EL SOCIALISMO!

Firmado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s