Otra versión de lo sucedido en Tiananmen el 4 de junio de 1989

Hablemos de la “masacre” de Tiananmen, del 4 de junio de 1989, que nunca existió. Una de las mayores mentiras de la propaganda asesina de Occidente. En la Plaza de Tiananmen no ocurrió absolutamente nada. Todo sucedió en los aledaños y las víctimas fueron sobre todo militares.

El Gobierno de los EEUU participó activamente en la promoción de las protestas “pro-democráticas” a través de una maquinaria de propaganda extensa, bien financiada y coordinada internacionalmente, desde el momento en que comenzaron las protestas a mediados de abril de 1989.

En las llamadas protestas “pro-democráticas” de China, en 1989, el Gobierno estadounidense intentó crear un clima de guerra civil. La emisora de la CIA “Voice of America” aumentó sus emisiones en chino a 11 horas diarias hacia 2.000 antenas de China operadas por el Ejército Popular de Liberación (EPL).

La protesta de Tiananmen fue liderada por estudiantes privilegiados bien conectados con universidades de élite en EEUU que reclamaban la instauración del capitalismo.

holley
Aquí vemos al periodista norteamericano David Holley, de la revista “Time”, haciendo de enlace con los manifestantes.

 

Chai Ling, la principal líder de los estudiantes, dio una entrevista a un medio occidental en la víspera del 4 de junio en la que reconocía que el objetivo era derrocar al Partido Comunista de China y que solo sería posible si el gobierno atacaba violentamente las manifestaciones.

¿Pero qué sucedió realmente el 4 de junio de 1989 en Beijing? La histeria generada sobre la “masacre” de la Plaza de Tiananmen se basó en una narrativa ficticia sobre lo que exactamente ocurrió cuando el Gobierno chino finalmente decidió despejar la plaza de manifestantes.

Li Peng, Primer Ministro de la República Popular China, se había reunido directamente con los líderes de las protestas y la reunión fue retransmitida por televisión. Esto no calmó la situación, sino que envalentonó a esos líderes que sabían que tenían el respaldo total de EEUU.

li peng
Li Peng, Primer Ministro de la República Popular China (1987-1998) durante los llamados “Sucesos de Tiananmen”. Murió en 2019.

Los líderes de la protesta erigieron una enorme estatua que se parecía a la Estatua de la Libertad de Nueva York, en el centro de la Plaza de Tiananmen. Estaban señalando que sus simpatías políticas estaban con el capitalismo y EEUU. Su objetivo era derrocar al Gobierno chino.

La mayoría de los informes de una supuesta masacre fueron hechos por periodistas que estaban alojados en el Hotel Beijing, a cierta distancia de la plaza. Graham Earnshaw, corresponsal de “Reuters”, pasó la noche entera cerca de Tiananmen y desmintió la supuesta masacre.

El relato de Earnshaw fue corroborado por el taiwanés Hou Dejian, que estuvo en huelga de hambre en Tiananmen solidarizándose con los estudiantes: “Estuve en la plaza hasta las 6:30 de la mañana y yo no vi ni tanques pasando por encima de estudiantes ni que murieran 2.000 personas”.

Soldados chinos desarmados ingresaron en la Plaza de Tiananmen el 2 de junio. Sus vehículos fueron incendiados y ellos linchados hasta la muerte, siendo sus cadáveres colgados de los autobuses. Otros soldados fueron quemados vivos en el interior de sus vehículos y muchos otros fueron golpeados por los violentos.

En una avenida del oeste de Beijing, los manifestantes incendiaron un convoy militar completo de más de 100 camiones y vehículos blindados. Las imágenes aéreas de la conflagración y las columnas de humo refuerzan el argumento de que la mayor parte de las víctimas fueron militares.

Jay Matthews, corresponsal de “The Washington Post” en Beijing, informó de lo ocurrido. El bulo de la masacre comenzó, según Matthews, con un “documento” ampliamente difundido donde un estudiante universitario describía “ametralladoras disparando a estudiantes en la plaza”.

Matthews dijo que “The New York Times” dio a esta versión una enorme difusión el 12 de junio, pero no se encontraron pruebas para verificar la existencia de ese testigo. El informe era probablemente un trabajo de intoxicación del MI6 y la CIA, dijo Matthews.

En 2004, en el propio “The New York Times”, el escritor de opinión David Brooks afirmó sin pruebas que 3.000 estudiantes fueron masacrados en la plaza, mientras que el líder estudiantil Wu-er Kaixi afirmó haber visto a 200 estudiantes abatidos en la plaza, propagando con éxito ese bulo.

coche1
Blindado del Ejército Popular de Liberación de China incendiado por manifestantes “pro-democráticos” en 1989.

Lo que sucedió en China el 4 de junio de 1989 no fue una masacre de estudiantes pacíficos, sino una batalla entre soldados del EPL y destacamentos armados del llamado movimiento “pro-democrático”, donde perdieron la vida alrededor de 300 personas – la mayoría soldados del EPL.

Los gobiernos de EEUU y Reino Unido esperaban que el Gobierno chino fuese derrocado por las fuerzas políticas pro-occidentales, como estaba comenzando a ocurrir en ese año de 1989 en la Europa del Este socialista. Pero no contaron la firmeza del puño de hierro del Partido Comunista y la República Popular China.

Por Herbert Kegel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s