FARC-EP/Segunda Marquetalia: “S.O.S. ¡Basta Duque, no más represión!”

La tonta arrogancia de Duque es la causa de esta hermosa sublevación de la dignidad y el despertar de las conciencias. Ya sabe este gobierno de vándalos y monstruos represores que el pueblo tiene la fuerza para derribarlo. Y el pueblo ha constatado que, si lucha unido bajo la bandera del cambio, no habrá mal gobierno que le resista. Si ese raudal bravío, de pueblo, se encauza hacia el Palacio de Nariño, respaldado por militares y policías con sentimiento de patria y humanidad, tendremos nuevo gobierno, o por la fuerza irresistible de las masas, o por la vía constitucional. Eso es seguro.

¡Basta, Duque! No más represión militar ni tratamiento de guerra contra un pueblo inerme. Pare el uso desproporcionado de la fuerza. No ataque al pueblo con helicópteros, no lo intimide con sobrevuelos de aviones día y noche sobre las ciudades, no corte la energía eléctrica para dispararle a moradores de barrios populares utilizando lentes de visión nocturna. Recoja a sus sicarios paramilitares que ahora están disparando contra los dirigentes de la protesta. Atienda la exhortación de la ONU y la Unión Europea a cesar la represión. Responda por los civiles muertos y los desaparecidos. No se le ocurra decretar la conmoción interior porque el pueblo la arrollará y pasará por encima de ella.

Escuche al pueblo y atienda sus reclamaciones. Presidente, no mienta y no engañe más. Es muy cínico de su parte afirmar que la protesta está financiada por las bandas del narcotráfico, cuando usted llegó a la presidencia gracias a la financiación de esas bandas de la mafia. Esos dineros del narcotráfico que lo convirtieron a usted en Presidente de Colombia, fueron colectados por su amigo el Ñeñe Hernández. ¿Acaso ya se le olvidó? Su padre político, el genocida innombrable, es el fundador de este narco-Estado que tenemos. Y eso pesa mucho a la hora de hablar.

Llamamos a los integrantes de la fuerza pública a no dejarse utilizar más por unos oligarcas egoístas y violentos, que han convertido a una institución – que por mandato del Libertador debe defender las garantías sociales – en un ejército privado, guachimán de sus ganancias, y garante de su permanencia en el poder. Definitivamente no hay respeto por el pueblo uniformado. Ustedes también pueden ser como Chávez, como Torrijos, como Velasco Alvarado y el coronel de abril, Francisco Caamaño. El puesto de ustedes es al lado del pueblo, y con el mismo pueblo, en unidad cívico-militar, respaldar el pacto o acuerdo político nacional para el establecimiento de un nuevo gobierno de paz completa, democracia verdadera, justicia social y soberanía patria.

FARC-EP/Segunda Marquetalia

Mayo 6 de 2021

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s