Lo nacional y lo internacional en la doctrina marxista-leninista (II)

Veamos ahora el caso de la reciente guerra, de la Segunda Guerra Mundial.

¿Es que podría ser calificada de patriótica la actitud de un proletario alemán que hubiese considerado necesaria la defensa de la patria alemana, después de que las hordas hitlerianas agredieron a los pueblos de varias naciones, y sobre todo, después que agredieron a la Unión Soviética? ¡Es claro que no! No sólo no se le podría considerar como un patriota, sino, por el contrario, como un traidor a su clase, a su pueblo y a su nación.

En cambio, los soviéticos, los checoslovacos, los polacos, los yugoslavos, etc., sí que obraron como verdaderos patriotas. Lo mismo puede decirse de los soldados que combatieron bajo la bandera de los EEUU, Inglaterra, Francia y otros países que formaron el Frente de las Naciones Unidas, aun cuando los círculos dirigentes de sus países perseguían fines distintos de los de la URSS.

Además, en la guerra que acaba de terminar existió una razón fundamental para que el proletariado y su Partido de vanguardia, el Partido Comunista, tomara en sus manos la defensa de su nación agredida por las hordas germano-fascistas y niponas. En una serie de países, los gobiernos burgueses “nacionales” capitularon ante el enemigo y luego colaboraron con él para someter a sus pueblos a la dominación extranjera, traicionando así los intereses de su patria.

ecd9c7abcc560774fa66bfd677e201e1
Cartel ensalzador de los valores patrióticos e internacionalistas entre la Unión Soviética y la República Popular China.

Hay quienes dicen que eso es cierto, pero afirman – sin embargo – que los comunistas inspiran su acción en ideas foráneas y no nacionales, y que, por eso, su patriotismo es “dudoso”. Eso también es inexacto.

Inspiramos nuestra acción en una teoría científica, que ha sido elaborada sobre la base del estudio de la experiencia mundial de las leyes que rigen el nacimiento, desarrollo y fin de los diversos sistemas sociales que ha conocido la Humanidad, y nos esforzamos por aplicar los principios científicos a las condiciones concretas de nuestro país.

Querer ignorar el marxismo-leninismo, que no es sólo una ciencia, sino que es una de las ciencias más vastas que ha conocido la Humanidad, es un absurdo.

¿Por qué? Porque, ¿es que puede haber alguien que piense, por ejemplo, que los descubrimientos científicos de un país determinado sirven sólo para ese país y no para otros?

Justamente la verdadera ciencia es la que se enriquece constantemente con las experiencias nacionales obtenidas en la aplicación de los métodos científicos universales. Esto ocurre tanto en las ciencias naturales como en las sociales.

Por otra parte, ¿es que alguien puede “reprocharle” a un hombre de ciencia argentino si, por ejemplo, para perfeccionarse en el estudio de una materia determinada, toma como base la teoría científica elaborada por hombres de ciencia de otros países?

El simple planteamiento del problema demuestra lo absurdo de la posición de los que nos “reprochan” el origen internacional de nuestra teoría científica.

¿Es que los que han estudiado la Historia de la Argentina pueden ignorar, por ejemplo, que los más grandes próceres de la independencia, en particular Moreno, Belgrano, Castelli, San Martín, Monteagudo y otros, inspiraron su acción en la filosofía de los enciclopedistas franceses y en los principios en que se inspiraron los patriotas norteamericanos al luchar por la independencia de EEUU, y en particular en las ideas progresistas de la Revolución Francesa? ¿O es que puede existir alguien que tenga la osadía de considerar que esos próceres nacionales eran “extranjerizantes”, cuya “pureza” patriótica debe ser puesta en tela de juicio debido a que inspiraron su acción en ideas procedentes de pensadores de otros países? Parece que sí, que existen tales gentes.

Ahora bien: ¿es que tales gentes pueden ser consideradas como patriotas argentinos? ¡Es claro que no! Aunque se proclamen monopolizadores del patriotismo y se cubran el pecho de escarapelas nacionales, tales gentes no pueden ni deben ser consideradas como patriotas.

¿Por qué? Porque si sus ideas llegaran a imponerse en el país, en lugar de servir para impulsar a la Argentina por la senda de la cultura, de la democracia y la libertad y hacer de nuestro país uno de los más avanzados de América Latina, lo retrotraerán a la situación de atraso colonial en que vivió anteriormente y le cerrarían toda posibilidad de regreso económico-social y cultural para el futuro.

La ciencia, la cultura, el arte, la economía y la política de un país determinado, o se nutren constantemente con las experiencias que les proporcionan los países más avanzados de su época, o se estancan y se degeneran. Esto es lo que enseña la Historia de la civilización humana.

Por otra parte, la teoría marxista-leninista es una teoría internacional, por cuanto guía la acción del proletariado y de su Partido de vanguardia de todos los países en la lucha por la obtención de las reivindicaciones inmediatas de la clase obrera y del pueblo y por su emancipación de la explotación capitalista y de toda forma de sojuzgamiento nacional.

¿Pero es que las “teorías” en que se apoyan los defensores de los intereses “sagrados” del capitalismo no son, acaso, de carácter internacional? Sí que lo son.

En efecto; nadie es más internacional que el capitalismo, puesto que si alguien ha roto las fronteras nacionales – rompiéndolas en la mayoría de las veces a cañonazos – para invadir a todos los países con sus mercancías, con sus capitales y sus agentes, es justamente el capitalismo.

¿Qué es el imperialismo, sino la doctrina y práctica del expansionismo mundial del capitalismo?

Resulta claro, pues, que el internacionalismo proletario que practican los comunistas, no sólo no debilita su sentimiento nacional, sino que lo refuerza. Esto es lo que determina que los comunistas sean los verdaderos patriotas de nuestra época.

Por eso, cuando alguien, desde arriba o desde abajo, se atreve a poner en duda el patriotismo de los comunistas, nuestros camaradas no sólo no deben tomar una actitud defensiva ante los que hacen tales manifestaciones, sino que deben pasar a la ofensiva y exigir que sean ellos los que demuestren su grado de patriotismo, pues los comunistas, aquí como en todas partes del mundo, son los que se han colocado y se colocan siempre a la cabeza de su clase obrera y de su pueblo en la lucha por el progreso de su país, por el bienestar social y por la defensa de la independencia de su patria.

Ser patriotas comunistas es hoy, pues, el timbre de honor más grande que puede tener un ciudadano.

Por Victorio Codovilla

Conferencia pronunciada en las Jornadas de Educación con motivo del 1º Centenario del Manifiesto del Partido Comunista (1948)

Anuncios

Lo nacional y lo internacional en la doctrina marxista-leninista (I)

Hay quienes dicen que es debido a que los comunistas practicamos el internacionalismo proletario no podemos ser buenos patriotas, puesto que, según ellos, lo primero se contradice con lo segundo; pero esta afirmación no es exacta.

¿Por qué?

Porque el marxismo-leninismo, al mismo tiempo que enseña a seguir las mejores huellas del internacionalismo, las del internacionalismo proletario, enseña a sus adeptos a inspirar su acción en las mejores tradiciones patrióticas de su país.

victorio cordovilla
Victorio Codovilla fue un destacado dirigente comunista argentino, Secretario General del Partido Comunista de la Argentina entre 1941 y 1963. Murió en Moscú en 1970.

El creador de nuestra doctrina, Carlos Marx, enseñó a los pueblos de los países capitalistas colonizadores que “un pueblo que oprime a otro pueblo jamás puede ser libre”, y enseñó a los pueblos de los países coloniales y dependientes que la rebelión contra la opresión nacional es sagrada; y que, por consiguiente, los comunistas de unos y otros países debían luchar en frentes distintos, pero coincidentes; unos para impedir la colonización, y otros, para expulsar a los colonizadores.

Por otra parte, y contrariamente a lo que algunos piensan, el marxismo se diferenció siempre del anarquismo por el hecho de que mientras éste propaga el “nihilismo nacional”, el marxismo valora justamente las aspiraciones nacionales de los pueblos, y por eso es el campeón de la lucha por la independencia económica y por la soberanía nacional.

Marx y Engels plantearon el problema de que hay que defender la propia nación contra los agresores, y que hay que luchar para arrojar del suelo patrio a los dominadores extranjeros a fin de unificarla geográfica, étnica y políticamente.

Muchas veces se ha puesto de relieve el grandioso significado de la Comuna de París, como ejemplo de cómo el proletariado puede conquistar el poder, y cómo desde él puede construir un nuevo Estado obrero y democrático.

Sin embargo, el aspecto nacional, patriótico, de la lucha de los comuneros no siempre se ha puesto suficientemente de relieve. No siempre se ha señalado que los comuneros de París fueron los que dieron uno de los ejemplos más grandes de patriotismo en el siglo XIX. No siempre se ha explicado que los obreros de París tomaron el poder y establecieron la Comuna después de que el gobierno aventurero de Napoleón III (“Napoleón el Pequeño”) fue derrotado en la guerra por los alemanes, y después que, escapándose a Versalles – la ciudadela de la reacción francesa – su gobierno dejó abiertas las puertas de París al invasor germano. Ahora bien; la lucha de los partidarios franceses de la Internacional fundada por Marx y Engels, o sea, de los comuneros de París, se realizó en dos frentes: contra los ejércitos invasores de Bismarck y contra los capituladores y traidores nacionales: los versalleses; es decir, que los patriotas comunistas de aquella época tuvieron que luchar, al mismo tiempo que contra los invasores prusianos, contra las capas dirigentes vendepatrias de la burguesía nacional, del mismo modo que en la reciente guerra los comunistas franceses tuvieron que luchar al mismo tiempo que contra las hordas invasoras hitlerianas, contra las capas dirigentes vendepatrias de la burguesía nacional, que abrieron las puertas de Francia al enemigo y buscaron el apoyo de sus bayonetas para impedir que el pueblo francés triunfara contra sus enemigos internos y externos.

Hecho significativo: para batir la Comuna, los alemanes ayudaron a sus “enemigos” franceses a reorganizar un ejército contrarrevolucionario, poniendo en libertad a prisioneros de guerra y ayudándolos en el asalto a París.

Este fue un ejemplo histórico del sediciente “patriotismo” de la burguesía, y del verdadero patriotismo del proletariado y de su Partido Comunista.

Se dirá: ¿cómo se explica, entonces, que en el Manifiesto Comunista se hable justamente de que “el proletariado no tiene patria”?

Pasa con ese concepto de Marx, como pasó con otros, o sea, que se lo separa del conjunto del pensamiento marxista del cual forma parte, y luego se le da una interpretación torcida con el fin de presentar bajo una falsa luz a los comunistas.

En efecto; al afirmar Marx en el Manifiesto Comunista que “los proletarios no tienen patria”, quiso significar que sus intereses no coincidían con los que los círculos dirigentes de la burguesía defendían, y que por consiguiente su actitud en cuanto a la defensa de la patria dependía de si se trataba verdaderamente de defender la patria agredida por otra nación con fines de sumisión y explotación; o si se trataba de una guerra de agresión desencadenada por esos círculos dirigentes que, en nombre de la patria y de la “defensa nacional”, se proponían someter y expoliar a otro país.

Por ejemplo, ¿es que podría ser considerada como una guerra justa, por la defensa de la patria, si el gobierno de un país determinado desencadenara una guerra contra otro país con el fin de arrebatarle parte de su territorio, o con el fin de dominar y esclavizar a otros pueblos?

De ninguna manera.

En cambio, supongamos que el gobierno de nuestro país resistiera hasta el fin las imposiciones económicas, políticas y militares del Gobierno imperialista norteamericano, y que con el fin de quebrar su resistencia, dicho gobierno agrediera – directa o indirectamente – a nuestro país. ¿Cuál debería ser y será nuestra actitud? No puede ser otra que la de ponernos a disposición de nuestro pueblo y de nuestro gobierno, y empuñar las armas para defender la libertad y la independencia de nuestra patria.

¿Cuál debería ser y será, en cambio, la actitud de los comunistas y de los verdaderos patriotas norteamericanos en ese caso? No puede ser otra que la de luchar contra su propio gobierno, también con las armas en las manos, para impedir que pueda someter y esclavizar a nuestro pueblo y a nuestra nación.

Tal debe ser, y no cabe duda que lo será, la actitud distinta pero coincidente de los comunistas de uno y otro país, y procediendo así, ambos defenderían los verdaderos intereses de su pueblo y de su nación.

El negacionismo del Reino de España sobre la colonización

¿Acaso el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador miente cuando dice que el coloniaje español en América Latina y el Caribe se hizo con la espada y con la cruz y que hubo matanzas e imposiciones? AMLO habló claro y ahora se le tacha de revisionista.

El “pecado” de AMLO, como se conoce popularmente al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, que desató la furibunda respuesta del Reino de España, fue decir “que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos”.

Además, el presidente mexicano nos recordó algo que está a la vista de todos en varias ciudades de Latinoamérica, al hacer referencia a las iglesias construidas sobre las edificaciones de las culturas precoloniales, lo cual constituyó uno de los mayores simbolismos del ignominioso coloniaje.

El Reino de España “rechaza con toda firmeza”

El negacionismo de los hechos históricos de parte del gobierno de Pedro Sánchez se hace patente con cada palabra utilizada en un comunicado oficial emitido, pues evita a toda costa hablar de invasión cuando indica que la “llegada” hace 500 años de los españoles a las actuales tierras mexicanas “no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

Para que no quede duda, fue la propia Ministra de Educación y Formación Profesional del Reino de España y Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, quien dijo públicamente a AMLO que “el revisionismo está fuera de lugar”. La pregunta inmediata que surge es, ¿por qué tan airadas respuestas?

El sentir de la heterogénea sociedad española respecto de la Historia de México se puede palpar a través de las reacciones de algunos políticos, entre ellos Albert Rivera, el líder del partido derechista “Ciudadanos”, a quien le parece que “la carta de López Obrador es una ofensa intolerable al pueblo español”.

Al otro lado del tablero Enrique Santiago, Secretario General del Partido Comunista de España (PCE), dijo que “la ignorancia se cura leyendo a Fray Bartolomé de las Casas. Las conquistas se hacen a sangre y fuego, y claro que ameritan excusas”. Juan Carlos Monedero, de Podemos, por su parte dijo que López Obrador tiene razón.

1086441943
El Convento de Santo Domingo, construido en la ciudad de Cuzco (Perú) sobre las ruinas del Templo del Coricancha, donde se rendía adoración a Inti, dios inca que encarnaba al Sol (FOTO: María Luisa Ramos Urzagaste)

¿Quién manipula y utiliza la Historia?

Queda claro por las reacciones que el tema no es menor en España. Pedir al reino que reconozca el cruel coloniaje implicaría cuestionar también su celebración del 12 de octubre como “Día de la Hispanidad”, que se celebra con un espectáculo militar – por cierto, cuestionado por algunos sectores políticos españoles que no toman parte de dichos actos.

Los textos de enseñanza utilizan esa etapa para mostrar que el Reino de España logró en ese período de la Historia de la Humanidad una supremacía sin precedentes en el mundo. Es claro que se utiliza el hecho para dotar de orgullo a sus ciudadanos.

A tal grado está enraizado ese sentimiento y añoranza en algunos altos cargos, que el 30 de marzo de 2017 el entonces presidente de la Radio Televisión Española (RTVE), José Antonio Sánchez Domínguez, en una conferencia magistral en la Casa América de Madrid, denominada “Obra de España en América”, se enorgullecía de la labor “evangelizadora y civilizadora” de su país.

Sánchez Domínguez negó el exterminio de la población local a mano de los colonizadores “por el avanzado nivel cultural de los españoles, que tenían conocimiento de Petrarca o Dante”.

El funcionario intentaba convencer al auditorio de los beneficios del coloniaje diciendo que “los pueblos bárbaros, cuando han transitado desde la orilla de la esclavitud hasta la ribera de la libertad, lo han hecho tras haber sido civilizados”.

Por cierto, el vídeo completo de dicha conferencia fue retirado para evitar generar más polémica. No obstante, los profesionales de los Servicios Informativos de TVE reaccionaron indignados y en un comunicado decían que se avergonzaban de las palabras de Sánchez Domínguez sobre la conquista de América.

La Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia, en ese momento a mi cargo, hizo patente y público su rechazo a dichas palabras y se le remitió al señor Sánchez Domínguez, para que se ilustre, un ejemplar del libro “Las venas abiertas de América Latina”, de Eduardo Galeano, libro de alta rigurosidad en sus datos históricos.

Eduardo Galeano cuenta que al redactar dicho libro quería difundir datos desconocidos, que estaban encerrados bajo siete llaves, y presentó el libro al concurso de ensayos de la Casa de las Américas en 1970 y perdió porque, como dice él, “no cumplía con algunas de las reglas que vaya a saberse qué dioses exigían”.

El Archivo General de Indias en Sevilla

Si de refrescar la memoria se trata, y para evitar que alguien pretenda distorsionar la Historia, cualquiera puede referirse al Archivo General de Indias de Sevilla, cuyos más de 43.000 legajos con más de 80 millones de páginas en documentos originales están a disposición.

1086442211
El Archivo General de Indias se creó en 1785 en Sevilla por deseo del rey Carlos III, con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a la administración de los territorios ultramarinos españoles

En estos fondos se resguardan más de tres siglos de la Historia que abarca desde Tierra de Fuego hasta el sur de EEUU, escrito por españoles.

La Iglesia fue un instrumento de colonización

Tres papas pidieron perdón por pecados contra los pueblos originarios, como lo indica un sitio web de la Ciudad del Vaticano. Lo hizo San Juan Pablo II en 1992, Benedicto XVI en 2007 y el actual papa Francisco en 2015 y 2016.

El papa Francisco, en Bolivia, manifestó:

“Les digo, con pesar: se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Lo han reconocido mis antecesores, lo ha dicho el CELAM, el Consejo Episcopal Latinoamericano, y también quiero decirlo. Al igual que San Juan Pablo II, pido que la Iglesia se postre ante Dios e implore por los pecados pasados y presentes de sus hijos.”

¿Qué se cuenta sobre nuestra Historia a los niños?

Un dato curioso y a tono con el tema abordado es el hecho de que hace poco el grupo español PRISA, dueño de varios medios de comunicación, ha adquirido la Editorial “Santillana”. El Grupo PRISA es el mayor grupo de medios de comunicación en España y la región latinoamericana. Posee radio, televisión, prensa escrita y editoriales, de contenidos informativos, culturales y educativos.

Por su parte, la editorial española “Santillana” tiene fortísima presencia no solo en su país de origen, sino también en Latinoamérica, y una de sus principales líneas son los libros de educación que se usan en escuelas latinoamericanas.

La polémica sobre el tema continuará, pues AMLO propone que a propósito de que en 2021 se cumplirán 500 años de la conquista de la antigua Tenochtitlán, hoy Ciudad de México, se haga un relato de agravios, que seguro, luego de las sendas respuestas, no dejará en manos del Reino de España.

Mientras tanto, será interesante echarle una mirada a los actuales textos de Historia con que se forman las nuevas generaciones.

Por María Luisa Ramos Urzagaste

Embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia ante el Reino de España

Buenas noticias desde la Federación Rusa

Noticia importante acerca del proceso de construcción del nuevo movimiento comunista en la Federación Rusa, del cual la aplastante mayoría de la izquierda del Estado Español no tiene ni idea.

La izquierda europea en general y la doméstica (¿domesticada?) “española” en particular basan por lo general sus escasos análisis sobre la política interna de la Federación Rusa en base a la “información” procedente de las fuentes contaminadas de la amplia maquinaria propagandística del “mundo democrático”, es decir, del atlantismo. Esta maquinaria cubre un amplio frente que no sólo viene representado por el trabajo sincronizado con un guion único de la otrora “prensa seria” y las televisiones con sus “reportajes” sumados al Canal Historia y tertulianos “expertos”, sino también entra en el campo del tratamiento informativo deportivo, cultural-artístico, etc., con un tono que claramente persigue la creación de un “peligro ruso” solamente explicable en un contexto de preparación de histeria prebélica. Como la intoxicación es sofisticada y retorcida, genera una automática reacción de rechazo a toda información procedente de los medios liberales en un sector de la población, lo que también puede conducir a la confusión y a callejones ideológicos sin salida que chocan con una realidad compleja de la reintroducción del capitalismo en el conjunto del espacio post-soviético. Por lo general se suele pensar que la oposición comunista está representada exclusivamente por el Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF) de Guennadi Ziugánov con su tímida y zigzagueante oposición parlamentaria sobre asuntos tan cruciales para los trabajadores y sectores populares de la Federación como la reforma de la edad de las pensiones, la reforma educativa, temas salariales o la indefinición con respecto al reconocimiento oficial de las repúblicas populares del Donbass bajo la agresión del régimen oligárquico-fascista de Kiev. Pero la realidad es diferente.

A continuación, presentamos un resumen de Darya Mitina, una de las dirigentes del Partido Comunista Unificado (OKP), sobre el Congreso realizado por dicha formación el pasado 9 de febrero. Esperemos que esta información sea de utilidad para comprender la situación de la izquierda en la Federación Rusa.

Francisco Abad para “Revista La Comuna”

Resumen del III Congreso del Partido Comunista Unificado (OKP) de Rusia

El pasado 9 de febrero tuvo lugar en Moscú el III Congreso del Partido Comunista Unificado (OKP).

El OKP fue fundado en marzo de 2014. La base del Partido la formaron un grupo de militantes procedentes del KPRF que rechazaron el camino derechista y antimarxista de Ziugánov y sus colaboradores, así como militantes de diversos grupos marxistas regionales y sindicalistas combativos. En 2018 ingresan en el OKP representantes del movimiento estatal “Rusia Trabajadora” y del Nuevo Movimiento Comunista (hoy “Rojo Amanecer”, de tendencia maoísta).

Durante el desarrollo del Congreso, la Comisión de Delegados reconoció los mandatos de los 73 delegados escogidos para representar a las principales organizaciones del Distrito Federal del Centro, Distrito Federal del Noroeste, Lejano Oriente (regiones de Vladivostok, Amur y colindantes), los Urales, Volga, Crimea y Siberia.

El Congreso recibió los saludos de los representantes de las delegaciones extranjeras asistentes (Fronte Popolare, Italia; Polo de Renacimiento Comunista en Francia, PRCF; Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV). Se recibieron comunicados de apoyo de organizaciones obreras y de izquierda de Ucrania, Kazajistán, Bielorrusia, República Popular de Lugansk, Turquía, Grecia, Francia, Dinamarca, Siria, Argentina, EEUU y la República Árabe Saharaui Democrática.

Especialmente emocionante para los delegados asistentes fue la intervención de Carlos Rafael Faría Tortosa, Embajador Extraordinario de la República Bolivariana de Venezuela en la Federación Rusa, que explícitamente asistió al Congreso con una exposición de la situación actual, la disposición del pueblo venezolano a confrontar el peligro de una intervención directa del imperialismo y expresó el profundo agradecimiento a las fuerzas progresistas de Rusia por su solidaridad con Venezuela y la Revolución Bolivariana.

1071084740
Carlos Faría, embajador venezolano en Rusia // IMAGEN: Sputnik / Evgueny Biyatov

El III Congreso del OKP también fue saludado por nuestros compatriotas rusos. La intervención del Primer Secretario del Partido Comunista Obrero de Rusia (RKPR), el compañero Viktor Tiulkin, señaló la disposición de su Partido para trabajar en la perspectiva de la unificación con el OKP en un único Partido Comunista. También se hicieron llamamientos para un trabajo unitario más estrecho de la izquierda por parte de Leonid Razvokhzayev (Frente de Izquierda), Yaroslav Sidorov (Comunistas de Rusia) y Oleg Bulayev, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (RRP).

El Congreso escuchó el informe del Comité Central y de la Comisión Central de Seguimiento del OKP acerca del balance de trabajo realizado en el período 2016-2019, el cual fue presentado por el camarada V. I. Lakeyev, Secretario General del CC; y por el camarada A. P. Shegolev, Secretario de la Comisión Central de Seguimiento. Tras los debates, en los que tomaron parte numerosos delegados de distintas regiones de Rusia, el trabajo del presente Comité Central fue aprobado como satisfactorio y el informe de la CCS fue aprobado. Como resultado del debate interno, el Congreso introdujo algunos cambios y añadidos en el programa y los estatutos del OKP.

El Congreso aprobó la resolución sobre el momento actual, otra acerca de la unificación futura con el RKPR, y también aprobó una declaración de apoyo y en defensa de los antifascistas lituanos con el título de “¡Libertad para Algirdas Paleckis!”

piketas-uz-apaleckio-paleidima-5c3c79f6aa8af-1024x683
Defensores (izquierda) y detractores (derecha) de Algirdas Paleckis en Lituania. El político fue acusado en 2011 por negar con múltiples pruebas la “agresión soviética” sobre Lituania y fue finalmente detenido en 2018, acusado de “espionaje al servicio de Rusia” (algo que no se ha podido demostrar)

El nuevo Comité Central elegido en el Congreso eligió al nuevo Presidium del órgano central del OKP. En su composición entraron V. I. Lakeyev como nuevo Secretario General, Secretarios – A. Baranov, C. K. E. Vasiliev, D. V. Zommer, I. I. Komolova, D. A. Mitina, A. I. Porotikov, S. A. Ruzanov, I. B. Budkevich, S. F. Dogval, D. S. Zikov, S. Ivannikov, I. D. Finogeyev. Como representante de la Comisión Central de Seguimiento fue elegido V. V. Kalnin, con A. P. Shegolev como adjunto.

Por Darya A. Mitina

(Darya Alexandrovna Mitina es una política de izquierdas y crítica de cine de Rusia. Su madre, Natalia Mitina, era una conocida escritora soviética y su padre, Kasem Iskander Ibrahim Mohammed Yusufzai, fue el fundador de la Red Nacional de Televisión de Afganistán. Su abuelo, Mohammed Yusuf, fue Primer Ministro de Afganistán desde 1963 hasta 1965. Actualmente Darya es militante destacada del Partido Comunista Unificado (OKP) y forma parte de su Comité Central.

 

 

Nación Andaluza ante el apoyo español al golpismo en Venezuela

En el día de hoy el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha reconocido a Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela. Ante este hecho, desde Nación Andaluza – organización independentista, socialista y feminista andaluza – queremos afirmar:

Desde NA manifestamos nuestra solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela. La izquierda independentista andaluza sólo reconoce a Nicolás Maduro como legítimo presidente venezolano.

and-con-venez

El reconocimiento del Gobierno español se produce el mismo día que el de Alemania, Francia y el Reino Unido. Esta coincidencia no es casualidad. Supone un nuevo gesto de la obediencia española a los intereses del imperialismo, a las oligarquía europeas y al IBEX 35. Que Sánchez haya afirmado que Guaidó debe “convocar elecciones en el menor plazo de tiempo posible, libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones” es una muestra de hasta dónde el imperialismo es capaz de llegar en su necesidad de controlar el mundo violando la soberanía nacional de los pueblos.

Ya el 17 de octubre de 2017, desde NA emitíamos un comunicado avisando de las serias amenazas de la Unión Europea y sus patronos estadounidenses de no reconocer los resultados electorales y agitar a las bandas violentas a sueldo contra la Venezuela bolivariana. Por desgracia, los hechos nos dan la razón, como no podía ser de otra manera cuando hablamos de las potencias imperialistas.

Desde NA, organización por la liberación nacional y social de Andalucía, mantenemos como un principio básico el apoyo al derecho a la libre determinación de los pueblos. Igual que luchamos por la independencia de Andalucía y contra el régimen colonial que el Estado Español nos mantiene desde hace siglos, al igual que apoyamos las luchas por el derecho a la autodeterminación de otros pueblos hermanos del Estado Español, asimismo, defendemos la soberanía y la libre determinación del pueblo venezolano. Señalamos también que la defensa de la Revolución Bolivariana significa defender la soberanía nacional de todos los pueblos que resisten al imperialismo.

Es el momento de ejercer la máxima unidad anti-imperialista. Seguimos insistiendo en la necesidad de que nuestra militancia, personas adheridas y simpatizantes manifiesten en las calles y en todos los ámbitos posibles nuestro apoyo y solidaridad con la Venezuela bolivariana agredida por el imperialismo.

Desde Andalucía hasta Venezuela, ¡viva la lucha anti-imperialista!

¡Por la autodeterminación de los pueblos y el socialismo!

Andalucía, 4 de febrero de 2019

Permante de NACIÓN ANDALUZA (N.A.)

¿Por qué EEUU y la UE no apoyaron a Carles Puigdemont y sí a Juan Guaidó?

¿Qué país en este mundo acepta que un individuo se autoproclame presidente de un Estado sin haber sido elegido democráticamente por el voto popular y la reafirmación del Tribunal Supremo? La respuesta es solo una: ninguno.

Pero en Venezuela, espina trabada en la garganta de los EEUU, ha sucedido en días pasados, mediante la farsa diseñada por los yanquis con el desvergonzado apoyo de la Unión Europea, la misma que no respaldó al líder del pueblo de Cataluña, Carles Puigdemont, quien sí fue avalado por el voto popular.

guaido-presidente-parlamento-venezuela-efe
Juan Guaidó, autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela el 23 de enero de 2019, sostiene un retrato de Simón Bolívar.

¿Con qué moral los europeos van a respaldar al títere de Juan Guaidó, fabricado por las manos de la CIA y el Departamento de Estado, orientado a la carrera en los locales de la propia misión diplomática yanqui, como parte del plan diseñado para darle un golpe de Estado al presidente constitucional Nicolás Maduro?

Es evidente que los mandatarios de la UE recibieron indicaciones de la Casa Blanca, para darle apoyo a la farsa política contra Caracas en clara pérdida de su soberanía y de la memoria, pues hace menos de un año en Cataluña se celebraron elecciones y solo por haber declarado su deseo de ser independientes de España, Carles Puigdemont y los demás líderes de ese proceso fueron acusados de rebelión.

Ahora la canciller Angela Merkel se humilla ante el presidente Donald Trump, aceptando el ridículo papel de acusar a Nicolás Maduro y reconocer al títere impuesto por los yanquis, en el infantil e ilegal golpe de Estado, cuando ella misma aprobó la detención de Puigdemont, bajo sentencia del tribunal de primera instancia de Neumünster, que decidió mantener en prisión provisional al ex-presidente del gobierno autónomo de Cataluña, mientras se esperaba el trámite de entregarlo a España.

DECLARACION INSTITUCIONAL DE PUIGDEMONT
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Catalunya destituido tras la proclamación de la República Catalana en octubre de 2017.

Recordemos que el líder independentista catalán se vio obligado a viajar a Bélgica, debido a que el gobierno de Madrid quería juzgarlo por los delitos de “sedición, rebelión y malversación de fondos públicos”, después de su participación en el proceso de independencia de Cataluña que había sido prohibido por las autoridades; de ahí que le solicitaran al gobierno de Berlín su detención cuando viajaba desde Finlandia hacia Bélgica.

La Unión Europea adopta una posición a favor de Washington en sus planes de reconocer al títere Juan Guaidó, cuando no hizo lo mismo con el catalán, lo que demuestra la manipulación política que ejerce EEUU sobre sus aliados y subordinados latinoamericanos, al fracasar durante décadas en sus planes contra la Revolución Bolivariana de Venezuela.

El mundo de hoy está gobernado por EEUU, quien dispone del Consejo de Seguridad de la ONU para doblarle el brazo a los que se oponen a sus órdenes.

¿Cómo es posible que la UE, con tantos problemas que enfrenta Francia, no adopte resoluciones de condena contra las salvajes represiones que se ordenan contra los partidarios del movimiento de los “chalecos amarillos”?

El tratamiento opuesto que asumen EEUU y sus aliados europeos en el caso de Venezuela es prueba de que no existen la democracia ni el respeto a los derechos humanos.

¿Con qué derecho legal Juan Guaidó decidió autoproclamarse presidente de Venezuela y ser respaldado por el Gobierno de EEUU?

¿Aceptarían los parlamentarios europeos como Federica Mogherini – Alta Representante para Asuntos Exteriores y Seguridad de la UE – o el propio Donald Tusk – actual presidente del Consejo Europeo – que uno de los líderes de los chalecos amarillos se autoproclamase presidente de Francia bajo el Arco del Triunfo y aplaudido por miles de sus seguidores?

De inmediato sería detenido y acusado de sedición y rebeldía, como le hicieron al catalán Puigdemont, sancionándolo con decenas de años de prisión, algo que EEUU no aceptaría si Maduro decide detener y acusar al títere Juan Guaidó. Para respaldarlo, desplegarían rápidamente al Comando Sur para invadir Venezuela, como han hecho con otros países de América Latina.

La Unión Europea parece olvidar que en 2017 el ex-presidente catalán fue acusado de los delitos de rebelión y sedición, con la posibilidad de cumplir hasta 30 años de cárcel, después de que el Parlamento de Cataluña declarara la independencia el 27 de octubre de 2017. Además de Puigdemont, otros 14 imputados fueron obligados a depositar en un plazo de 3 días una fianza de 6’2 millones de euros para responder a posibles responsabilidades civiles.

Eso es lo que le corresponde ahora al títere venezolano, pero a diferencia del catalán, cuenta con el respaldo yanqui y europeo que lo defienden como si fuese inocente, quien solo cumple con las órdenes recibidas de sus amos de EEUU.

Washington busca un pretexto para invadir Venezuela, porque todas las fórmulas empleadas han fracasado y a pesar de la despiadada guerra económica, comercial y financiera impuesta, unido a las campañas mediáticas para satanizar la imagen del presidente Maduro, la mayoría del pueblo le sigue dando su apoyo incondicional, porque saben quién es el único responsable de las penurias que sufren.

El mundo observa con asombro cómo los gobiernos de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal y los Países Bajos se toman el derecho de imponerle 8 días de plazo a Nicolás Maduro para que convoque elecciones en Venezuela, y si no lo hace, amenazan con reconocer al títere fabricado por los yanquis, Juan Guaidó, cuando nunca respaldaron al líder Puigdemont, quien ganó en elecciones libres celebradas en Cataluña.

Los pueblos del mundo tienen que asumir el papel que les corresponde, prepararse políticamente y mantener la unidad, porque de lo contrario serán convertidos en esclavos y pisoteados a su antojo por el emperador Donald Trump.

Razón tenía José Martí cuando sentenció:

“La educación es el único medio de salvarse de la esclavitud.”

Por Arthur González

Rusia y China socavan el dominio de EEUU en América Latina

flores12_0
Joaquín Flores, director de “Fort Russ” y autor del artículo.

Los funcionarios de los EEUU están tratando de fortalecer los lazos con los países latinoamericanos al socavar a los gobiernos socialistas y defensores de su soberanía nacional en la región. Al mismo tiempo, señala la revista “Foreign Policy”, la Casa Blanca está muy atenta a las acciones de Rusia y China en esa región, e incluso está tomando medidas de resiliencia en su actividad en el “patio trasero”.

La citada revista es una fuente útil para comprender los puntos de conversación del Imperio Norteamericano, empaquetados para expertos y políticos. El medio que dirijo, “Fort Russ”, entiende lo que términos como “fortalecer” significan, en términos prácticos. Por ejemplo, la revista recuerda que el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea estadounidense, el general David Goldfein, quien visitó recientemente Colombia, dijo que la administración de Trump está tomando medidas para fortalecer alianzas en América Latina que son parte de una resistencia a Rusia y China en el “patio trasero de los EEUU”.

Al mismo tiempo, éstas son preocupaciones muy reales, y preocupaciones que persistirán mientras los EEUU continúen entrometiéndose en el “patio trasero” de Rusia y China, respectivamente. En particular, el general estadounidense advirtió que los países latinoamericanos corren el riesgo de perder la oportunidad de participar en las operaciones militares de los EEUU y sus aliados si dejan de comprar equipamiento militar estadounidense y se trasladan a otros mercados armamentísticos. Lo que realmente está en discusión aquí no se discute: quien compre armas a Rusia y/o China será el blanco de las armas y operaciones de los EEUU.

rusia_china_america_latina

El problema con el historial de los EEUU es que comprar armas norteamericanas y no comprar armas rusas ni chinas no ha protegido de ser atacados a gran número de Estados por todo el mundo, una vez que los EEUU encontraran la “asociación” como un obstáculo para cualquier razón que surja. Por lo tanto, los gobiernos socialistas y soberanistas en el llamado “mundo en vías de desarrollo”, cuyos gabinetes y personal militar son dirigidos por pensadores críticos independientes, pueden hacer un análisis de coste-beneficio relativamente simple y ver que o se comprometen con los EEUU o se inclinan ante sus deseos no pagando a medio y largo plazo.

Sin embargo, de acuerdo con “Foreign Policy”, el viaje del general Goldfein forma parte de algunos ostensiblemente “grandes esfuerzos” de las autoridades estadounidenses para fortalecer las alianzas con los países de la región, mientras tratan de enfrentar una serie de amenazas a su llamada “seguridad nacional”: el terrorismo, el narcotráfico, la crisis económica en Venezuela y la crisis migratoria.

Hablando sobre las actividades de Moscú y Beijing durante su visita de 2 días a Colombia, el Jefe del Estado Mayor aclaró rápidamente la posición de su país sobre el tema:

“En lo relativo a China y Rusia, estamos buscando cooperación donde podamos y retrocediendo agresivamente donde debemos”, dijo Goldfein. “Mantenemos una estrecha vigilancia sobre sus actividades a nivel mundial, pero ciertamente mantenemos un ojo sobre sus actividades en América Latina.”

Según varios expertos, los EEUU reconocen que China y Rusia están comenzando a influir en los países de América Latina en términos económicos y militares.

Al hablar de China, se indica que utilizan el comercio y la inversión en apoyo de sus intereses geopolíticos, ya que Beijing quiere obtener acceso a las reservas petrolíferas de la región. Hoy en día, el Gigante Asiático ya se ha convertido en el principal importador de “oro negro” de 5 países latinoamericanos. Por lo tanto, frustra completamente los intentos yanquis de imponer sanciones a los países exportadores de petróleo, dado que la demanda de China en términos absolutos es mayor y solo muestra signos de crecimiento.

Sin embargo, Rusia también se considera un actor serio en esta parte del mundo, ya que recibe miles de millones de dólares por vender armas a países de la región. La ironía es esta: los antecedentes de invasión e intervención de los EEUU durante los últimos 100 años en América Latina son bien conocidos. Por lo tanto, han creado el mercado para la compra de armas rusas y chinas como un subproducto de sus intentos de capturar la mano de obra y los recursos naturales de los países latinoamericanos.

Los analistas de “Foreign Policy” afirman que Rusia y China apoyan a los países que, supuestamente, violan los derechos humanos y muestran hostilidad hacia los EEUU: Venezuela, Nicaragua o Bolivia. Así, en resumen, Rusia y China pretenden socavar el dominio estadounidense en Latinoamérica a través del apoyo de los “regímenes que violan los derechos humanos”.

Este es el discurso estándar del “imperialismo de los derechos humanos”, pero debe esperarse de “Foreign Policy”. La revista fue fundada en 1970 por Samuel Huntington, mejor conocido por su “Teoría del Choque de Civilizaciones”, que le dio la apariencia de credibilidad académica o intelectual dentro de la administración crecientemente neoconservadora de George W. Bush. En los últimos años fue comprada por “The Washington Post Company”, ahora conocida como “Graham Holdings Company”, que ha estado en guerra abierta contra “Fort Russ” desde 2016.

En conclusión, podemos ver que los EEUU están realmente preocupados por las consecuencias de sus acciones en América Latina que, en el transcurso de las últimas dos décadas, se convirtieron en un bloque cada vez más soberano de países de mercado común, cuya dependencia de los EEUU continúa disminuyendo. Si bien estas preocupaciones necesariamente estarán enmarcadas en el lenguaje de “fortalecer los lazos” y “combatir los regímenes”, debajo de esta apariencia ideológica podemos ver una tendencia muy real y emergente de que el Imperio percibe algo que debe preocuparles mucho.

Por Joaquín Flores