Alemania y Siria

Las relaciones de Alemania con Siria, excelentes en tiempos del kaiser Guillermo II, son actualmente pésimas. Desde la Guerra Fría, la República Federal Alemana se convirtió en el trampolín de los Hermanos Musulmanes para derrocar a la República Árabe Siria. Desde 2012, el Ministerio de Exteriores alemán y el “think tank” federal SWP trabajan directamente para el Estado profundo (“Deep State”) estadounidense, a favor de la destrucción de Siria.

Históricamente, Alemania tenía excelentes relaciones con el Imperio Otomano. El kaiser Guillermo II, fascinado por el Islam, facilitó la realización de búsquedas arqueológicas, principalmente en Baalbek (Líbano) y participó en la construcción de las primeras líneas de ferrocarril, como la conexión ferroviaria entre Damasco y Medina. El Reich Alemán y el Imperio Otomano se enfrentaron juntos a los británicos cuando estos últimos organizaron la “Gran Revuelta Árabe” de 1915. Juntos perdieron la Primera Guerra Mundial y, por tanto, juntos se vieron excluidos de la región por los acuerdos Sykes-Picot-Sazonov.

Durante la Guerra Fría, la CIA “recicló” a oficiales nazis para utilizarlos en la lucha contra la URSS. Entre esos oficiales nazis se hallaba Gerhard von Mende, quien había recultado a musulmanes soviéticos para utilizarlos como colaboracionistas. En 1953, convertido en alto funcionario, Von Mende instaló en Munich a Said Ramadan, jefe de los Hermanos Musulmanes fuera de Egipto.

voltairenet-org_-_1-339-2-4f82b
Alois Brunner, ex-oficial de las SS y la Gestapo, recibió la misión de la CIA de impedir que el ex-presidente sirio Shukri al-Kuwatli se alineara con la URSS.

Durante aquel mismo período, la CIA envía a oficiales nazis – bajo diferentes coberturas – a casi todas las regiones del mundo para luchar contra las fuerzas políticas afines a los soviéticos. Por ejemplo, Otto Skorzeny – el oficial nazi al que el propio Hitler confió el rescate de Mussolini en julio de 1943 – fue enviado por la CIA a Egipto; Fazlollah Zahedi, militar iraní arrestado por los británicos durante la Segunda Guerra Mundial debido a su simpatía hacia la Alemania nazi, era enviado a su país de origen; mientras que Alois Brunner era enviado a Siria. Estos tres personajes organizan los servicios secretos de los países donde habían sido enviados, siguiendo el modelo de la Gestapo. Brunner fue expulsado de Siria en el año 2000 tras la llegada a la presidencia de Bashar al-Assad.

Durante el período que va desde la Revolución Iraní de 1979 hasta los atentados del 11 de septiembre de 2001, la República Federal Alemana se muestra prudente hacia los Hermanos Musulmanes. Sin embargo, a petición de la CIA y dado el hecho de que Siria había reconocido en su día a la República Democrática Alemana, la RFA acepta ofrecer asilo político a los golpistas que intentaron derrocar al entonces presidente sirio Hafez al-Assad. Entre esos elementos se hallaba el antiguo Guía Supremo de los Hermanos Musulmanes en Siria, Issam al-Attar, hermano de la actual vicepresidenta siria Najah al-Attar.

En la década de 1990 los Hermanos Musulmanes se reorganizan en Alemania con la ayuda de dos hombres de negocios: el sirio Ali Ghaleb Himmat y el egipcio Yussef Naada, a los que Washington acusará posteriormente de financiar a Osama bin Laden.

Cuando EEUU inicia la “guerra sin fin” en el llamado “Gran Medio Oriente” o “Medio Oriente ampliado”, la CIA empuja a Alemania – ya reunificada – a abrir un “diálogo con el mundo musulmán”. En Berlín, el Ministerio de Exteriores alemán se apoya para eso principalmente en Ibrahim al-Zayat, nuevo jefe local de los Hermanos Musulmanes, y en un expewrto llamado Volker Perthes. Este último se convertirá en director del “think tank” de Alemania: la Fundación para la Ciencia y la Política (SWP, por sus siglas en alemán).

En 2005, Alemania participa en el asesinato de Rafik Hariri proporcionando el arma que sería utilizada para cometer el crimen – por supuesto, no se trata de un explosivo clásico, a pesar de lo que afirma la propaganda del “Tribunal Especial”. Después de aportar el arma del crimen, Alemania pone el jefe de la Misión Investigadora de la ONU, el ex-fiscal Detlev Mehlis, y también su segundo, el ex-policía Gerhard Lehmann, un comisario implicado en el escándalo de las cárceles secretas de la CIA.

En 2008, mientras la CIA prepara la supuesta “guerra civil” en Siria, la OTAN invita a Volker Perthes a participar en la reunión anual del llamado “Club Bilderberg”. Perthes participa en el encuentro acompañado de Basma Kodmani, una siria que trabaja para la CIA. Juntos explican a los demás participantes todas las ventajas que Occidente puede obtener derrocando a la República Árabe Siria y poniendo en el poder a los Hermanos Musulmanes.

En 2011, habiendo adoptado el doble discurso de los Hermanos Musulmanes, Volker Perthes escribe en “The New York Times” una tribuna donde trata de ridiculizar al presidente Bashar al-Assad, quien denuncia un “complot” contra Siria. En octubre del mismo año, Perthes participa en una reunión de los empresarios turcos. En esa reunión, organizada por la agencia estadounidense de inteligencia privada “Stratfor”, Perthes comunica a sus interlocutores la importancia de los recursos petrolíferos y de gas que tendrán la posibilidad de expoliar en Siria.

1-3432-2361d-2-2-ceb0e
Clemens von Goezte (director del Departamento III del Ministerio de Exteriores alemán) y Anwar Mohammad Gargash (ministro de Exteriores de los EAU), durante la reunión del Grupo de Trabajo encargado de “repartirse” la economía siria, celebrada en Abu Dhabi.

Ampliando ese trabajo, Alemania organizó en Abu Dhabi – capital de los Emiratos Árabes Unidos – una reunión de los “Amigos de Siria”, bajo la presidencia de Clemens von Goetze. Este diplomático alemán repartió entre los participantes varias concesiones para la explotación de los recursos de Siria, que quedarían a disposición de los vencedores cuando la OTAN derrocara al Gobierno sirio.

A mediados de 2012, el Departamento de Defensa de EEUU encarga a Volker Perthes la preparación de las medidas que habría que tomar en Siria después de haber derrocado a Bashar al-Assad, es decir, la formación del gobierno que los agresores impondrían al pueblo sirio. Perthes organiza, en el Ministerio de Exteriores alemán, una serie de reuniones con la participación de 45 personalidades sirias, como la ya mencionada Basma Kodmani y Radwan Ziadeh, miembro de los Hermanos Musulmanes llegado especialmente desde Washington. En definitiva, Perthes acaba convirtiéndose en uno de los consejeros del norteamericano Jeffrey Feltman, número 2 de la jerarquía de la ONU. De esa manera, Perthes participa en todas las negociaciones de Ginebra sobre Siria.

Las posiciones del Ministerio de Exteriores de Alemania son repetidas, palabra por palabra, por el “Servicio Europeo para la Acción Exterior” – creado por Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea. Ese servicio de la Unión Europea, bajo la dirección de un alto funcionario francés, se dedica a redactar notas confidenciales sobre Siria para los jefes de Estado y jefes de Gobierno de los países miembros de la UE.

En 2015 la canciller alemana Angela Merkel y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan – convertido este último en protector mundial de los Hermanos Musulmanes – organizan el movimiento de más de 1.000.000 de personas hacia Alemania, a petición de la patronal de la industria alemana. Muchos de esos migrantes son sirios que Turquía ya no quiere mantener en su territorio pero cuyo regreso a Siria se quiere evitar desde Berlín.

La canciller Angela Merkel viaja esta semana a Líbano y Jordania para abordar el tema de Siria.

Por Thierry Meyssan

Anuncios

El barco Aquarius y cinco muestras de la militarización del saqueo de África

nazanin
Nazanín Armanian, autora del artículo (Shiraz, Irán, 1961)

Es falso que los inmigrantes vienen a Europa por razones económicas. Más del 80% huyen de guerras. Sus parientes han sido asesinados y sus hogares destruidos. Así concluye un estudio realizado por la Universidad de Middlesex (Londres) en 2015. Cierto. Es Asia el continente con más hambrientos del mundo, e India, con su capitalismo más “intocable”, cuenta con 200 millones de almas y cuerpos en la pobreza absoluta. Pero no se ven avalanchas de indios llegando al Primer Mundo en pateras.

Sólo una guerra (o sea, la muerte casi segura y violenta) es capaz de forzar a millones de familias a cruzar mares, montañas y desiertos, arriesgándose la vida. Las cerca de 56 millones de personas que desde 1991 (el fin de la URSS) hasta hoy han tenido que abandonar su hogar en Oriente Próximo y África por las guerras de conquista encabezadas por EEUU, no han elegido su destino, ya que no tienen control sobre ello: dependen de quienes los llevan y las tierras que les acogen.

El “caos creativo” para inventar una África a la medida

La misma procedencia de las 630 personas que subieron al Aquarius muestra el nexo directo entre la actual migración con el nuevo saqueo militarizado de África por la OTAN. Las economías occidentales en recesión necesitan recursos naturales baratos, y también nuevos mercados: “Proteger el acceso a los hidrocarburos y otros recursos estratégicos que África tiene en abundancia, y garantizar que ningún otro tercero interesado, como China, India, Japón o Rusia, obtenga monopolios o trato preferencial” es uno de los objetivos de la militarización de África, confiesa el director del Centro del Consejo Atlántico para África en Washington, Peter Pham. Mientras, la marca del “terrorismo islámico” de la CIA abre sucursales por el mundo como si fuera McDonald’s, alimentando a las compañías de armas y de recursos naturales. Bajo el pretexto de la “lucha contra el terrorismo”, “estabilizar la región”, “misión humanitaria”, o “mantenimiento de la paz”, el Comando para África de los EEUU (AFRICOM) ya ha instalado unas 50 bases militares por todo el continente, mientras aplasta a los movimientos progresistas y anticapitalistas, apuntalando a los regímenes corruptos y dictatoriales que dirigen las formas más salvajes de gobernar una nación.

Caso “Libia”

Decenas de miles de ciudadanos de Mali, Sudán, Chad y el resto de África se dirigen a Libia para huir de guerras o en busca de trabajo, pero desconocen que aquel país próspero hoy es el centro mundial de la esclavitud, de la tortura y violación. Antes de que en 2011 la OTAN planeara derrocar a Gadafi y ocupar Libia, unos 2 millones de inmigrantes trabajaban en este país de 5 millones de habitantes, la primera reserva del petróleo de África. Ahora, además de los libios que huyen del país hacia Europa, también lo hacen aquellos inmigrantes si consiguen salir de aquel infierno.

Caso “Nigeria”

En el séptimo exportador mundial de petróleo, los EEUU (con la farsa de “salvar a las niñas secuestradas” manu militari) intentan instalar la sede del AFRICOM, hoy en Alemania. Fue en Nigeria donde la petrolera anglo-holandesa Shell ha sido acusada de “complicidad en asesinato, violación y tortura” de los nigerianos cometidos por el Ejército en la región petrolífera de Ogoniland en la década de 1990. Las protestas para expulsar a Shell de Nigeria por el desastre ecológico que acusó en la región y obligó a desplazarse a comunidades enteras, condujo a la petrolera a crear una unidad secreta de espionaje, que pasaba información sobre los molestos activistas a la agencia de seguridad nigeriana, a la vez que pedía al presidente y general Sani Abacha “resolver el problema”. Y él lo hizo: ahorcó a 9 líderes ecologistas, mató a más de 1.000 manifestantes y destruyó unas 30.000 viviendas en la aplicación de la política de “tierra quemada”. Así, Shell podía llevarse un millón de barriles de petróleo al día, con tranquilidad.

Las compañías occidentales que buscan el uranio, el oro, platino, diamante, cobre, tierras raras, coltán, petróleo, gas o carbón de África, establecen un control sobre los gobiernos africanos mediante inversiones, préstamos, “ayuda al desarrollo” y tráfico de influencias. No hay nada nuevo: simplemente estamos ante la actualización de la Conferencia de Berlín de 1884, que repartió África entre las potencias y de paso teorizó los lazos entre el colonialismo y el racismo (sistematizado por los británicos en el “Apartheid”). Luego, asesinaron a los líderes de los movimientos progresistas como Patrice Lumumba, Amílcar Cabral, Eduardo Mondlane, Samora Machel, Felix Moumie o Chris Hani, apoyando a las dictaduras más impresentables del mundo. Más adelante, creaban a monstruos como Bin Laden pero llamaban “terrorista” a Nelson Mandela.

Caso “Sudán”

El mismo año de la destrucción de Libia, los EEUU dividieron al que fue el Estado más extenso de África: unas 50.000 personas (incluidos niños y niñas) fueron torturadas y asesinadas por los señores de la guerra que luego ocuparon el poder en Sudán del Sur; otros 2 millones huyeron, ocultados en los islotes de los pantanos del Nilo, comiendo hierbas silvestres y buscando refugio en Etiopía o Uganda. Miles de niñas y mujeres han sido violadas una y otra vez, incluso en el campo de refugiados de Yuba, la capital de Sudán del Sur. Hoy, la hambruna afecta a 4’6 millones de personas. La CIA ha vuelto a fabricar “rebeldes” armados para desestabilizar el país ya que los líderes que impuso han convertido a Sudán del Sur en el único país de África con contratos de petróleo con China.

Caso “Níger”

Los ciudadanos de este país se enteraron de la existencia de una base militar de EEUU (ilegal por la prohibición constitucional) sólo cuando 4 de ellos murieron en una emboscada el mes pasado. El dictador Mamadou Issoufou fue el director de Somaïr, la compañía de minas de uranio del país pero bajo control de la compañía francesa Areva. Una quinta parte del uranio que alimenta la red eléctrica francesa proviene de Níger, que es, paradójicamente (o no), el segundo país más pobre del mundo. Las empresas occidentales van a por su oro, uranio y petróleo. Issoufou es como el presidente turco Tayyip Erdogan: ha cobrado ingentes millones de euros de la Unión Europea para retener a los inmigrantes.

Federica Mogherini, la Comisaria de Exteriores de la UE, viajó a Níger en 2015 expresamente para apoyar la llamada “Ley 36” del país, que prohíbe a los extranjeros viajar al norte de Agadés, la región donde EEUU ha construido una “megabase” de drones de 6 kilómetros cuadrados por 110 millones de dólares, para desde allí controlar Mali, Argelia, Libia y Chad. Esta ley ha convertido el desierto en un gran cementerio para los migrantes africanos: en junio de 2017 unos 50 jóvenes, abandonados por los traficantes, murieron de sed en el Desierto de Níger cuando iban a Libia. No es casualidad que la sede de la Organización Internacional para las Migraciones, financiada por la UE, esté en este país.

Caso “Mali”

Aquí la esperanza de vida es de 48 años y sus minas de oro están bajo el control del gigante británico “Gold Fields”. Tras destruir Libia, la OTAN miró a Mali: organizó un golpe de Estado en 2012 que derrocó al presidente Toumani Touré para sustituirlo por el capitán Amadou Sanogo, entrenado en EEUU. Luego, mandó a las corporaciones como URS y AECOM (contratistas del Pentágono) construir nuevos complejos militares, para que la Fuerza de Reacción Rápida de EEUU en el Sahel amplíe su control sobre la región.

No esperen comprensión, solidaridad, piedad ni caridad de las compañías de armas ni de las que buscan maximizar sus beneficios. Lean algo sobre el secuestro y la tortura de los niños para ser explotados en las minas de coltán de la República Democrática del Congo, y conocerán la verdadera naturaleza de dichas compañías del “Primer Mundo”. ¿Y luego quieren que estas personas no huyan de sus tierras?

Por Nazanín Armanian

El Ejército Popular de Liberación acorrala a EEUU en aguas internacionales

Por Alexandr Jrolenko

120px-china_emblem_pla-svgEl hecho de que los bombarderos norteamericanos B-1B pasaran el 8 de julio sobre el Mar de China Meridional en la zona de disputas territoriales pone de manifiesto la actitud de EEUU, que trata de enseñar sus músculos a China. A pesar de este incidente, Pekín ha mantenido la calma y no ha comentado lo sucedido, aunque ha declarado en reiteradas ocasiones que una serie de islas de esta región forman parte integral de su territorio. No obstante, Washington califica esta zona como un espacio aéreo y marítimo internacional.

La tranquilidad manifestada hoy por el Gobierno chino no es algo casual. La Armada de la República Popular China cada vez domina más las zonas cercanas y lejanas del océano mundial, así que ha llegado la hora de que el Pentágono se preocupe, debido a que hasta hace poco había controlado con firmeza casi todas las vías marítimas importantes, despreciando a la Armada china.

El portaaviones “Liaoning” en Hong Kong

595f13a1dda4c895198b4567
El portaaviones chino “Liaoning” aproximándose a la región de Hong Kong.

La llegada del portaaviones “Liaoning” y tres buques más a Hong Kong y la visita a la región por parte del presidente chino Xi Jinping llevada a cabo el 29 de junio forman parte de las celebraciones por el 20º aniversario del restablecimiento de la soberanía china sobre la ex-colonia británica.

La visita del grupo de portaaviones a Hong Kong es básicamente una continuación lógica de las ideas de Xi Jinping: “un país, dos sistemas”. Las líneas perfectas del buque persuaden mejor que las palabras en la fuerza y el potencial del país.

El “Liaoning” es, de hecho, una versión china ligeramente modificada del portaaviones “Varyag” de la clase Almirante Kuznetsov, comprado por Pekín en 1998. El buque de fabricación soviética, más tarde denominado “Liaoning”, fue completamente reconstruido y remodelado con fines de entrenamiento.

El segundo buque militar de este tipo, el 001A, fue botado el pasado 23 de abril cuando el Gigante Asiático celebraba el Día de la Armada y es completamente de producción doméstica.

China planifica crear 6 equipos de ataque y una multitud de bases navales militares por todo el mundo.

El destructor “Changsha” y la fragata  “Yuncheng”, en el Mar Báltico

Pekín envió su novedoso destructor “Changsha” – del proyecto 052D – junto con la fragata “Yuncheng” – del proyecto 054A – y el navío de apoyo “Lomahu” al Mar Báltico con el objetivo de participar en las maniobras ruso-chinas “Cooperación Marítima 2017”.

Según el Ministerio de Defensa chino, las maniobras se realizarán en dos etapas desde mediados de julio hasta mediados de septiembre en el Mar Báltico, el Mar de Ojotsk y el Mar de Japón.

Los dos temas principales de las maniobras en el Báltico serán las operaciones de rescate conjuntas y la garantía de seguridad de las actividades comerciales en el mundo. Sin embargo, la revista estadounidense “Newsweek” ha afirmado que “en los juegos militares de Rusia y la OTAN en Europa apareció un nuevo jugador: China”. Los titulares de la prensa europea también son muy llamativos, por ejemplo: “China y Rusia lanzan un desafío a la OTAN en el Mar Báltico”.

Las publicaciones afirman que las maniobras en el Mar Báltico, a las puertas de Europa, son un mensaje político para Trump y la OTAN: “Rusia y China se apoyan y se defenderán”.

China incrementa vertiginosamente su potencial de defensa, renueva su parque de buques de la Armada y los aviones de las Fuerzas Aéreas. Y aunque hasta hace poco en la región Asia-Pacífico dominaron las Fuerzas Armadas de EEUU, ahora el Pentágono supone que China tiene la intención de neutralizar el domino técnico-militar de Washington.

Son altas las apuestas en la región. A través del Mar de China Meridional pasan los buques que garantizan el 75% del suministro del petróleo a la región Asia-Pacífico, incluido el 40% de la demanda china. El volumen anual del “comercio marítimo” se estima en 5 billones de dólares, de los cuales 1’2 billones son de las operaciones estadounidenses. Estas cifras justifican las discrepancias entre Pekín y Washington y sus preocupaciones por la “seguridad marítima”.

El desarrollo de la Armada china es una condición indispensable para garantizar el suministro de los hidrocarburos de los países del Norte de África y Oriente Próximo, es decir, un factor imprescindible para garantizar el crecimiento económico del país.

En la plataforma del Mar de China Meridional se hallan ricos yacimientos de petróleo y gas. China anunció oficialmente en 2014 sus derechos sobre las Islas Spratly y un año más tarde publicó una nueva estrategia militar, en la que la Armada china pasa de la protección sólo de las zonas costeras a garantizar la seguridad de toda la zona oceánica. Asimismo, Pekín se reservó el derecho de efectuar ataques preventivos locales en caso de una amenaza a la defensa o las fronteras de la República Popular China. Washington, evidentemente, tiene de qué preocuparse.

El plan del Pentágono para Europa

Por Manlio Dinucci

1-5350-3b1a3
General Curtis Scaparrotti, comandante supremo de las fuerzas yanquis en Europa.

Dentro de los preparativos para la estancia del presidente Donald Trump en Europa – visita a Roma el 24 de mayo, Cumbre de la OTAN en Bruselas el 25, Cumbre del G7 en Taormina los días 26 y 27 – el Pentágono presentó su plan estratégico para el “teatro europeo”. La presentación estuvo a cargo del general Curtis Scaparrotti.

En su condición de comandante de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Europa, el general Scaparrotti se halla automáticamente a la cabeza de todas las fuerzas de la OTAN con el cargo de Comandante Supremo de las fuerzas aliadas en Europa (SACEUR). El 2 de mayo, ante el Senado de EEUU, el general recordó que “el teatro europeo sigue teniendo crucial importancia para nuestros intereses nacionales” y que “la OTAN nos da una ventaja única sobre nuestros adversarios”. Pero esa ventaja se encuentra ahora en peligro ante “una Rusia resurgente, que trata de socavar el orden internacional bajo la dirección de Occidente y de reafirmarse como potencia mundial”.

Así que el Comandante Supremo exhorta a los aliados europeos a cerrar filas alrededor de EEUU para defender por todos los medios el “orden internacional” – basado en la supremacía económica, política y militar de Occidente – orden ahora en peligro ante el surgimiento de nuevos actores estatales y sociales.

El general Scaparrotti concentra el fuego sobre Rusia, acusándola de “actividades malignas y acciones militares contra Ucrania” – precisamente cuando se conmemora el tercer aniversario de la masacre perpetrada en Odessa, el 2 de mayo de 2014, que costó la vida a a varias decenas de rusos. Pero la “amenaza” no proviene solamente de Rusia: EEUU, según declara el almirante Harris, jefe del Mando del Pacífico, enfrenta en esa región los desafíos simultáneos que plantean “una China agresiva y una Rusia revanchista”.

En respuesta a esos desafíos, anuncia el general Scaparrotti, el Mando de las fuerzas estadounidenses en Europa “está volviendo a su papel histórico de combate, adaptando sus planes a las amenazas que tenemos ante nosotros”. Y solicita al Congreso de EEUU que aumente los fondos para la “European Reassurance Initiative”, que es la operación que inició EEUU en 2014, oficialmente para “tranquilizar” a los aliados de la OTAN y a los socios europeos, y a la que ya se asignaron 3.400 millones de dólares en 2017.

El general sostiene que “son necesarias inversiones significativas para aumentar en toda Europa nuestra presencia avanzada, el preposicionamiento de material militar y los ejercicios de preparación para los conflictos”.

El plan está muy claro: hacer de Europa la primera línea del enfrentamiento con Rusia. Eso es lo que confirma el anuncio emitido el 4 de mayo de que el Ejército de EEUU en Europa abrió un nuevo cuartel general en Poznan (Polonia) para dirigir a los más de 6.000 militares estadounidenses acantonados en Polonia, Estonia, Letonia, Alemania, Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria, con vistas a “reforzar el flanco oriental de la OTAN como disuasión hacia Rusia”.

En el despliegue sobre el flanco oriental – que incluye fuerzas blindadas, cazabombarderos, navíos de guerra y unidades de misiles, incluso con misiles nucleares – participan las potencias europeas de la OTAN, como lo demuestra el envío de tropas francesas y de carros de asalto británicos a Estonia.

¿Y el Ejército europeo? Durante el encuentro realizado en Malta el 27 de abril con los Ministros de Defensa de la UE, el Secretario General de la OTAN no dejó espacio alguno a las dudas al anunciar que:

“Se acordó claramente por parte de la Unión Europea que su objetivo no es constituir un nuevo Ejército europeo ni estructuras de mando que compitan con las de la OTAN sino algo que sea complementario con lo que hace la Alianza Atlántica.”

El bastón de mando se mantiene definitivamente en manos del Comandante Supremos de la Fuerzas Aliadas en Europa, un general estadounidense nombrado por el Presidente de los EEUU.

El mundo está de nuevo al borde de la guerra nuclear

Por Thierry Meyssan

La Casa Blanca se alinea finalmente junto a la coalición de los neoconservadores alrededor del Reino Unido y de varias grandes transnacionales. EEUU retoma la política imperialista que había adoptado en 1991 y reactiva la OTAN. La ruptura con Rusia y China se consumó el 12 de abril de 2017. El mundo se halla nuevamente al borde de la guerra nuclear.

nuclear

En dos semanas de intensa lucha en el seno de la Administración Trump, EEUU atacó ilegalmente la base aérea de Shayrat, en Siria, y multiplicó posteriormente las señales contradictorias antes de mostrar sus cartas. En definitiva, Washington vuelve a su política imperialista.

En menos de dos semanas, la Administración Trump ha defendido hasta 7 posiciones diferentes sobre la República Árabe Siria.

EEUU realizó otro importante cambio de posición el 12 de abril de 2017.

Al mismo tiempo Rex Tillerson, Secretario de Estado de EEUU, viajaba a Moscú para intentar un último acercamiento pacífico mientras que el Consejo de Seguridad de la ONU se reunía en Nueva York y tomaba nota del enfrentamiento y el presidente Trump volvía a lanzar la OTAN contra Rusia.

Steve Bannon, consejero especial de Trump, y su adjunto Sebastian Gorka, se preparaban para correr la misma suerte que el general Michael Flynn mientras que la prensa que anteriormente defendió a Trump hacía un balance de las actividades de los tres. Según los rumores, el yerno del presidente, Jared Kushner, es el único que goza ahora de verdadera influencia sobre Donald Trump, información que por el momento no es verificable.

Parece que la Casa Blanca ha modificado su posición bajo la influencia de los británicos, empeñados en preservar a toda costa el sistema yihadista que ellos mismos crearon. Boris Johnson, Ministro de Exteriores británico, se apoyó en los dirigentes europeos que se habían dejado convencer por los neoconservadores durante la Conferencia de Munich, el pasado 19 de febrero.

Para justificar la agresión contra un Estado soberano y miembro de la ONU, Rex Tillerson pudo referirse solamente a una síntesis de los servicios de “inteligencia” estadounidenses sobre el incidente químico de Khan Shaykhun. Pero esa síntesis no presenta ningún indicio que permita sospechar de Siria sino que se limita a mencionar la ausencia de información clasificada para terminar con una exhortación a derrocar el “régimen”.

El carácter irreversible de ese brusco cambio de actitud se hace patente en el proyecto de resolución que presentó la OTAN al Consejo de Seguridad de la ONU, que se ganó un nuevo veto ruso. Presentado en Occidente como un simple pedido de investigación neutral sobre el incidente químico de Khan Shaykun, ese proyecto de resolución en realidad estipulaba que la Fuerza Aérea de Siria tendría que ponerse bajo control del número 2 de la jerarquía de la ONU, el estadounidense Jeffrey Feltman. Este ex-adjunto de Hillary Clinton es el autor de un plan de capitulación total e incondicional de Siria.

El texto del proyecto de resolución presentado el 12 de abril retoma el contenido del borrador presentado el 6 de abril, sin que EEUU llegase a someterlo a votación en aquel momento. Ese texto no tiene en cuenta el intento de mediación de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que trataron de volver a un pedido normal de investigación por parte del organismo internacional.

El intento tendiente a poner la fuerza aérea siria bajo control de la ONU reedita la táctica aplicada contra Serbia hace 19 años, en 1998, hasta el momento de la intervención ilegal de la OTAN.

El presidente Donald Trump culminó su cambio de postura al recibir en la Casa Blanca a Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN. En una conferencia de prensa conjunta, Trump dijo que ya no cree que la alianza atlántica esté obsoleta, agradeció su respaldo contra Siria y dijo que se dispone a trabajar en estrecha coordinación con sus aliados.

En respuesta, Rusia anunció que acaba de actualizar el 60% de su fuerza nuclear y que está lista para la guerra.

Nos hallamos así de vuelta en el mismo punto de hace 6 meses, cuando los EEUU de Barack Obama se negaban a trabajar con China, Rusia y sus aliados – la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) y la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC). Washington se disponía entonces a dividir el mundo en dos partes completamente separadas, que ya no tendrían contacto alguno entre sí.

Las bases militares en Andalucía y el empleo

Por Mariano Junco

Uno de los argumentos esgrimidos para defender la existencia de las bases militares en las localidades donde se asientan es el hecho de que crean numerosos puestos de trabajo. Por tanto, esto supondría que la tasa de desempleo en dichas localidades sería muy inferior al resto.

ingresa-uci-pronostico-viator-almeria_tinima20130520_1099_18
Base militar española de Viator (Bajo Andarax)

Veamos si es verdad este hecho. La publicación económica “Expansión”, nada sospechosa de izquierdista o antimilitarista, recoge a fecha de diciembre de 2016 las tasas de paro existentes en todas las localidades del Estado Español.

De los datos extraídos de dicha publicación, la localidad de Viator tiene un 18’6% de población en paro. Otros municipios del Bajo Andarax cercanos a la base: Pechina, 24’9%; Benahadux, 18’65%; Huércal de Almería, 19’8%; Gador, 27’8%; y Almería capital, 21’65%. Es decir, Viator tiene el mismo porcentaje de paro que Benahadux, casi igual que Huércal y un poco menos que Almería capital. Eso sí, hay algo más de diferencia respecto a Pechina y Gador.

Grosso modo podemos concluir que la media de tasa de paro de la comarca del Bajo Andarax y de la capital puede estar en torno al 20%. Pues bien, comparando esta media con las tasas de paro de otras localidades de la provincia resulta que el hecho de tener una base militar al lado no hace, ni mucho menos, que ese pueblo esté entre los que tienen una tasa de paro más baja. Veamos los datos de algunos pueblos: Adra, 17’2%; Albox, 15’7%; Roquetas de Mar, 18’27%; El Ejido, 12’88%; Cuevas de Almanzora: 17’46%; Tabernas, 22’9%; Terque, 14’8%; Níjar, 13’5%; Canjayar, 18’11%; Santa Fe, 20’14%; Abrucena, 13’3%; Gergal, 16’5%.

No es sólo la base española de Viator, sino que ocurre algo parecido con las bases norteamericanas de Rota y Morón.

Morón de la Frontera, junto a la base yanqui, tiene un 25% de paro, incluso superior a otros pueblos de la comarca y de Sevilla. Por ejemplo: Osuna, 19’4%; El Coronil, 17’9%; Puebla de Cazalla, 20’9%; El Arahal, 18%; Montellano, 19%.

El pueblo de Rota, en Cádiz, que según todos los tópicos “vive gracias a la base americana”, es cierto que tiene un porcentaje de paro inferior a muchos otros pueblos gaditanos, pero de ninguna manera es nada significativo. En concreto, tiene un 29’2%. Otros pueblos: Algeciras, 30’9%; Jerez, 36%; La Línea, 34%; Puerto Real, 32%; San Fernando, 30%; Cádiz capital, 31%; El Bosque, 30’9%.

Por otro lado, resaltar que a pesar de las promesas continuas de que nuevas operaciones en la base de Rota (el escudo antimisiles) iban a darle a la zona una riqueza inmensa, resulta que todo lo contario. Finalizan contratos de los empleados locales y son repuestos por trabajadores y militares norteamericanos. E igual ocurre con la base española de Viator, donde el año pasado 15 trabajadores de mantenimiento se quedaron en paro después de que la empresa dejara de prestar sus servicios y no ser éstos subrogados. El trabajo lo hacen ahora militares y una escuela taller del INEM. Alguno de los despedidos tenía hasta 14 años de antigüedad.

Para las personas que queremos una Andalucía en paz, sin OTAN y sin bases militares; una Andalucía soberana, socialista, feminista y ecologista, no nos hace falta conocer estos datos económicos, porque seguiríamos rechazando la guerra y su industria siempre, aunque trajera a nuestros pueblos toda la riqueza del mundo. Pero es que además, resulta que mienten y manipulan cuando quieren equiparar las bases militares a riqueza y empleo.

No nos queda más remedio que seguir luchando contra las bases militares, sean españolas, americanas o inglesas. Y tenemos una cita próxima, en la que desde la Plataforma Almeriense “OTAN no, Bases Fuera” os invitamos a todas las andaluzas y a todos los andaluces de conciencia a participar. Será el próximo 1 de abril, y realizaremos por segundo año consecutivo una marcha desde Almería hasta la base militar de Viator para pedir el desmantelamiento de esta base que está al servicio del Estado capitalista español y de la OTAN.

¿Donald Trump, el revolucionario?

Por Darío Herchhoren

trump
Donald Trump es el 45º Presidente de los EEUU desde su investidura el 20 de enero de 2017.

La presidencia de Donald Trump promete mucho; sobre todo por su capacidad de sorprender. Desde el pasado 20 de enero, fecha en la cual asumió el cargo de emperador por 4 años, no ha dejado de modificar cosas que se seguían haciendo desde 1989, año en que un tal Sharp comenzó a asesorar a los distintos emperadores en la fabricación y puesta en marcha de las llamadas “revoluciones de colores”.

El mismo 20 de enero, el propio Trump dijo claramente que los EEUU no iban a continuar con esa política y que no intentarían cambiar gobiernos que no les gustan.

Pero hay algo fundamental en la política de Trump que se trata de soslayar; y es que ha quitado poderes y facultades a la CIA, que era el brazo ejecutor (realmente ejecutor porque asesina) de buena parte de la política exterior del país. Trump ha rediseñado el Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, en el cual tenía asiento la CIA por derecho propio, y la ha relegado a servir información a la presidencia del país, y sólo participará en las reuniones a las cuales sea expresamente invitada por razón de la índole de lo que se trataría en dichas reuniones.

Con esto, los EEUU vuelven a la política anterior a los tiempos de Franklin D. Roosevelt (FDR), Truman y Eisenhower, que eran tan imperialistas como los demás pero que se cuidaron muy mucho de tener sentados en su misma mesa a los servicios de espionaje, que con el tiempo se convirtieron en incontrolables y que podían chantajear al propio presidente. En sus comparecencias anteriores al 20 de enero, Trump ya anunció que iba a recortar los poderes de la CIA y la calificó de “inútil y obsoleta”, al igual que la OTAN.

Estamos asistiendo a un espectáculo que no sospechábamos. Todo lo que dice o hace Trump se convierte en la comidilla de la “prensa seria”, y nuestros maravillosos tertulianos de la radio y la televisión diseccionan cada día las tripas de Trump para ver qué hay dentro.

Pero Trump en realidad no hace cosas muy distintas de las que han hecho sus predecesores. Por ejemplo, la construcción del famoso muro en la frontera con México. Ese muro se empezó a construir en tiempos de Bill Clinton, lo continuó Bush Jr. y ahora Trump lo remata. El Premio Nobel de la Paz, Barack Obama, fue el presidente que más deportaciones efectuó, aunque lo hizo de forma discreta y sin alharacas.

Su política con la Unión Europea es lo que en realidad se teme más. Ya dijo el embajador estadounidense ante la UE que su prioridad sería ver desaparecer al organismo supranacional, y parece que Trump empezará su tarea de “demolición” quitando financiación a la OTAN. Ya dijo que si los europeos quieren tenerla deberán pagar más por ella; hasta un 2% de su PIB. Y parece que tratándose de la pasta todos escurren el bulto.

La sola llamada telefónica de Trump a Putin hizo sonar las alarmas de los miembros de la UE, y ya Reino Unido – por las dudas – ha mandado buques de guerra al Mar Negro para efectuar “maniobras” por cuenta de la OTAN en un claro intento de retorcerle la mano a Trump para que mantenga la financiación de la OTAN.

Es notorio cómo la derecha mundial trata de imponerle a Trump una política continuista con respecto a Rusia. ¿Qué pasa? ¿Acaso no es uno de los suyos?

Lo que en realidad está pasando es que Trump es de una derecha nacionalista y barre para adentro de los EEUU. Ha dado el grito de “sálvese quien pueda”, y la derecha europea que ha impuesto el liberalismo económico a todo evento no quiere una derecha proteccionista como la de Trump. Ello demuestra a las claras que la derecha mundial no tiene ideología, sólo tiene intereses. Al efecto es conveniente recordar las palabras de Winston Churchill cuando dijo que el Reino Unido no tenía amigos ni enemigos, sino intereses.

Con Trump está pasando lo mismo. Se ha planteado que los EEUU están primero y que cada uno se las arregle como pueda. Es igual de capitalista, igual de imperialista, pero coyunturalmente es el imperialista “bueno”.