Lo nacional y lo internacional en la doctrina marxista-leninista (II)

Veamos ahora el caso de la reciente guerra, de la Segunda Guerra Mundial.

¿Es que podría ser calificada de patriótica la actitud de un proletario alemán que hubiese considerado necesaria la defensa de la patria alemana, después de que las hordas hitlerianas agredieron a los pueblos de varias naciones, y sobre todo, después que agredieron a la Unión Soviética? ¡Es claro que no! No sólo no se le podría considerar como un patriota, sino, por el contrario, como un traidor a su clase, a su pueblo y a su nación.

En cambio, los soviéticos, los checoslovacos, los polacos, los yugoslavos, etc., sí que obraron como verdaderos patriotas. Lo mismo puede decirse de los soldados que combatieron bajo la bandera de los EEUU, Inglaterra, Francia y otros países que formaron el Frente de las Naciones Unidas, aun cuando los círculos dirigentes de sus países perseguían fines distintos de los de la URSS.

Además, en la guerra que acaba de terminar existió una razón fundamental para que el proletariado y su Partido de vanguardia, el Partido Comunista, tomara en sus manos la defensa de su nación agredida por las hordas germano-fascistas y niponas. En una serie de países, los gobiernos burgueses “nacionales” capitularon ante el enemigo y luego colaboraron con él para someter a sus pueblos a la dominación extranjera, traicionando así los intereses de su patria.

ecd9c7abcc560774fa66bfd677e201e1
Cartel ensalzador de los valores patrióticos e internacionalistas entre la Unión Soviética y la República Popular China.

Hay quienes dicen que eso es cierto, pero afirman – sin embargo – que los comunistas inspiran su acción en ideas foráneas y no nacionales, y que, por eso, su patriotismo es “dudoso”. Eso también es inexacto.

Inspiramos nuestra acción en una teoría científica, que ha sido elaborada sobre la base del estudio de la experiencia mundial de las leyes que rigen el nacimiento, desarrollo y fin de los diversos sistemas sociales que ha conocido la Humanidad, y nos esforzamos por aplicar los principios científicos a las condiciones concretas de nuestro país.

Querer ignorar el marxismo-leninismo, que no es sólo una ciencia, sino que es una de las ciencias más vastas que ha conocido la Humanidad, es un absurdo.

¿Por qué? Porque, ¿es que puede haber alguien que piense, por ejemplo, que los descubrimientos científicos de un país determinado sirven sólo para ese país y no para otros?

Justamente la verdadera ciencia es la que se enriquece constantemente con las experiencias nacionales obtenidas en la aplicación de los métodos científicos universales. Esto ocurre tanto en las ciencias naturales como en las sociales.

Por otra parte, ¿es que alguien puede “reprocharle” a un hombre de ciencia argentino si, por ejemplo, para perfeccionarse en el estudio de una materia determinada, toma como base la teoría científica elaborada por hombres de ciencia de otros países?

El simple planteamiento del problema demuestra lo absurdo de la posición de los que nos “reprochan” el origen internacional de nuestra teoría científica.

¿Es que los que han estudiado la Historia de la Argentina pueden ignorar, por ejemplo, que los más grandes próceres de la independencia, en particular Moreno, Belgrano, Castelli, San Martín, Monteagudo y otros, inspiraron su acción en la filosofía de los enciclopedistas franceses y en los principios en que se inspiraron los patriotas norteamericanos al luchar por la independencia de EEUU, y en particular en las ideas progresistas de la Revolución Francesa? ¿O es que puede existir alguien que tenga la osadía de considerar que esos próceres nacionales eran “extranjerizantes”, cuya “pureza” patriótica debe ser puesta en tela de juicio debido a que inspiraron su acción en ideas procedentes de pensadores de otros países? Parece que sí, que existen tales gentes.

Ahora bien: ¿es que tales gentes pueden ser consideradas como patriotas argentinos? ¡Es claro que no! Aunque se proclamen monopolizadores del patriotismo y se cubran el pecho de escarapelas nacionales, tales gentes no pueden ni deben ser consideradas como patriotas.

¿Por qué? Porque si sus ideas llegaran a imponerse en el país, en lugar de servir para impulsar a la Argentina por la senda de la cultura, de la democracia y la libertad y hacer de nuestro país uno de los más avanzados de América Latina, lo retrotraerán a la situación de atraso colonial en que vivió anteriormente y le cerrarían toda posibilidad de regreso económico-social y cultural para el futuro.

La ciencia, la cultura, el arte, la economía y la política de un país determinado, o se nutren constantemente con las experiencias que les proporcionan los países más avanzados de su época, o se estancan y se degeneran. Esto es lo que enseña la Historia de la civilización humana.

Por otra parte, la teoría marxista-leninista es una teoría internacional, por cuanto guía la acción del proletariado y de su Partido de vanguardia de todos los países en la lucha por la obtención de las reivindicaciones inmediatas de la clase obrera y del pueblo y por su emancipación de la explotación capitalista y de toda forma de sojuzgamiento nacional.

¿Pero es que las “teorías” en que se apoyan los defensores de los intereses “sagrados” del capitalismo no son, acaso, de carácter internacional? Sí que lo son.

En efecto; nadie es más internacional que el capitalismo, puesto que si alguien ha roto las fronteras nacionales – rompiéndolas en la mayoría de las veces a cañonazos – para invadir a todos los países con sus mercancías, con sus capitales y sus agentes, es justamente el capitalismo.

¿Qué es el imperialismo, sino la doctrina y práctica del expansionismo mundial del capitalismo?

Resulta claro, pues, que el internacionalismo proletario que practican los comunistas, no sólo no debilita su sentimiento nacional, sino que lo refuerza. Esto es lo que determina que los comunistas sean los verdaderos patriotas de nuestra época.

Por eso, cuando alguien, desde arriba o desde abajo, se atreve a poner en duda el patriotismo de los comunistas, nuestros camaradas no sólo no deben tomar una actitud defensiva ante los que hacen tales manifestaciones, sino que deben pasar a la ofensiva y exigir que sean ellos los que demuestren su grado de patriotismo, pues los comunistas, aquí como en todas partes del mundo, son los que se han colocado y se colocan siempre a la cabeza de su clase obrera y de su pueblo en la lucha por el progreso de su país, por el bienestar social y por la defensa de la independencia de su patria.

Ser patriotas comunistas es hoy, pues, el timbre de honor más grande que puede tener un ciudadano.

Por Victorio Codovilla

Conferencia pronunciada en las Jornadas de Educación con motivo del 1º Centenario del Manifiesto del Partido Comunista (1948)

Anuncios

Lo nacional y lo internacional en la doctrina marxista-leninista (I)

Hay quienes dicen que es debido a que los comunistas practicamos el internacionalismo proletario no podemos ser buenos patriotas, puesto que, según ellos, lo primero se contradice con lo segundo; pero esta afirmación no es exacta.

¿Por qué?

Porque el marxismo-leninismo, al mismo tiempo que enseña a seguir las mejores huellas del internacionalismo, las del internacionalismo proletario, enseña a sus adeptos a inspirar su acción en las mejores tradiciones patrióticas de su país.

victorio cordovilla
Victorio Codovilla fue un destacado dirigente comunista argentino, Secretario General del Partido Comunista de la Argentina entre 1941 y 1963. Murió en Moscú en 1970.

El creador de nuestra doctrina, Carlos Marx, enseñó a los pueblos de los países capitalistas colonizadores que “un pueblo que oprime a otro pueblo jamás puede ser libre”, y enseñó a los pueblos de los países coloniales y dependientes que la rebelión contra la opresión nacional es sagrada; y que, por consiguiente, los comunistas de unos y otros países debían luchar en frentes distintos, pero coincidentes; unos para impedir la colonización, y otros, para expulsar a los colonizadores.

Por otra parte, y contrariamente a lo que algunos piensan, el marxismo se diferenció siempre del anarquismo por el hecho de que mientras éste propaga el “nihilismo nacional”, el marxismo valora justamente las aspiraciones nacionales de los pueblos, y por eso es el campeón de la lucha por la independencia económica y por la soberanía nacional.

Marx y Engels plantearon el problema de que hay que defender la propia nación contra los agresores, y que hay que luchar para arrojar del suelo patrio a los dominadores extranjeros a fin de unificarla geográfica, étnica y políticamente.

Muchas veces se ha puesto de relieve el grandioso significado de la Comuna de París, como ejemplo de cómo el proletariado puede conquistar el poder, y cómo desde él puede construir un nuevo Estado obrero y democrático.

Sin embargo, el aspecto nacional, patriótico, de la lucha de los comuneros no siempre se ha puesto suficientemente de relieve. No siempre se ha señalado que los comuneros de París fueron los que dieron uno de los ejemplos más grandes de patriotismo en el siglo XIX. No siempre se ha explicado que los obreros de París tomaron el poder y establecieron la Comuna después de que el gobierno aventurero de Napoleón III (“Napoleón el Pequeño”) fue derrotado en la guerra por los alemanes, y después que, escapándose a Versalles – la ciudadela de la reacción francesa – su gobierno dejó abiertas las puertas de París al invasor germano. Ahora bien; la lucha de los partidarios franceses de la Internacional fundada por Marx y Engels, o sea, de los comuneros de París, se realizó en dos frentes: contra los ejércitos invasores de Bismarck y contra los capituladores y traidores nacionales: los versalleses; es decir, que los patriotas comunistas de aquella época tuvieron que luchar, al mismo tiempo que contra los invasores prusianos, contra las capas dirigentes vendepatrias de la burguesía nacional, del mismo modo que en la reciente guerra los comunistas franceses tuvieron que luchar al mismo tiempo que contra las hordas invasoras hitlerianas, contra las capas dirigentes vendepatrias de la burguesía nacional, que abrieron las puertas de Francia al enemigo y buscaron el apoyo de sus bayonetas para impedir que el pueblo francés triunfara contra sus enemigos internos y externos.

Hecho significativo: para batir la Comuna, los alemanes ayudaron a sus “enemigos” franceses a reorganizar un ejército contrarrevolucionario, poniendo en libertad a prisioneros de guerra y ayudándolos en el asalto a París.

Este fue un ejemplo histórico del sediciente “patriotismo” de la burguesía, y del verdadero patriotismo del proletariado y de su Partido Comunista.

Se dirá: ¿cómo se explica, entonces, que en el Manifiesto Comunista se hable justamente de que “el proletariado no tiene patria”?

Pasa con ese concepto de Marx, como pasó con otros, o sea, que se lo separa del conjunto del pensamiento marxista del cual forma parte, y luego se le da una interpretación torcida con el fin de presentar bajo una falsa luz a los comunistas.

En efecto; al afirmar Marx en el Manifiesto Comunista que “los proletarios no tienen patria”, quiso significar que sus intereses no coincidían con los que los círculos dirigentes de la burguesía defendían, y que por consiguiente su actitud en cuanto a la defensa de la patria dependía de si se trataba verdaderamente de defender la patria agredida por otra nación con fines de sumisión y explotación; o si se trataba de una guerra de agresión desencadenada por esos círculos dirigentes que, en nombre de la patria y de la “defensa nacional”, se proponían someter y expoliar a otro país.

Por ejemplo, ¿es que podría ser considerada como una guerra justa, por la defensa de la patria, si el gobierno de un país determinado desencadenara una guerra contra otro país con el fin de arrebatarle parte de su territorio, o con el fin de dominar y esclavizar a otros pueblos?

De ninguna manera.

En cambio, supongamos que el gobierno de nuestro país resistiera hasta el fin las imposiciones económicas, políticas y militares del Gobierno imperialista norteamericano, y que con el fin de quebrar su resistencia, dicho gobierno agrediera – directa o indirectamente – a nuestro país. ¿Cuál debería ser y será nuestra actitud? No puede ser otra que la de ponernos a disposición de nuestro pueblo y de nuestro gobierno, y empuñar las armas para defender la libertad y la independencia de nuestra patria.

¿Cuál debería ser y será, en cambio, la actitud de los comunistas y de los verdaderos patriotas norteamericanos en ese caso? No puede ser otra que la de luchar contra su propio gobierno, también con las armas en las manos, para impedir que pueda someter y esclavizar a nuestro pueblo y a nuestra nación.

Tal debe ser, y no cabe duda que lo será, la actitud distinta pero coincidente de los comunistas de uno y otro país, y procediendo así, ambos defenderían los verdaderos intereses de su pueblo y de su nación.

El comunismo sigue vivo en las montañas de Filipinas tras 50 años de lucha

Guarecidos en un recóndito y escarpado valle entre montañas de Filipinas, conviven una treintena de camaradas que han entregado su vida a la lucha revolucionaria. Combaten en el Nuevo Ejército del Pueblo (NPA, por sus siglas en inglés), la guerrilla comunista más antigua de Asia, que acaba de cumplir medio siglo de alzada en armas.

Una agotadora caminata de 4 horas – solo 2 para entrenados guerrilleros – entre riachuelos, barro, hojas de palma secas y cocos caídos lleva hasta el campamento del Comando “Melito Glor”, que lucha contra el Estado opresor en la región de Calabarzon, al sur de la isla de Luzón.

Se accede al caer el sol, protegidos por la oscuridad de la noche, en estricto silencio y en fila india, custodiados por rebeldes blindados con fusiles. Las linternas siempre apuntando al suelo para alumbrar el camino plagado de obstáculos sin ser vistos.

Esa ubicación es transitoria, no permanecen en el mismo lugar más de dos meses, por seguridad. Es la vida en la guerrilla, siempre en movimiento, siempre en alerta.

ka kathryn
La guerrillera filipina “Ka Kathryn”

La camarada alias “Ka Kathryn” (“ka” es camarada en tagalo) se despierta con energía a las 4 de la mañana. “Es la hora en la que el enemigo puede atacar y todos debemos estar en pie”, cuenta esa guerrillera de 26 años a un equipo de la Agencia EFE, recién llegado, que tuvo acceso exclusivo al campamento.

Duermen en turnos de 3 horas. Unos hacen guardia mientras los otros descansan sobre el suelo de cabañas de bambú y palma. Hay algunas hamacas, pero no para todos, por lo que tienen que rotar.

“Somos una gran familia, todos nos ayudamos”, dice mientras prepara el desayuno: arroz blanco y carne de cerdo. El menú se repite en el almuerzo y en la cena.

Días de celebración

La rutina se ha roto en el campamento. Los entrenamientos y la disciplina militar han cedido a un ambiente más relajado y festivo. Están de aniversario, pues el NPA, brazo armado del proscrito Partido Comunista de Filipinas (PKP, por sus siglas en tagalo), cumplió 50 años el pasado 29 de marzo y los fastos duran varios días.

Han preparado un acto con teatro, música popular, discursos, arengas, pasos de revista, malabares con fusiles y tributos a los caídos. Celebran que la rebelión sigue viva en más de 100 frentes por todo el territorio filipino con miles de combatientes. Unos 6.000 según el gobierno de Rodrigo Duterte, “muchos más” según la guerrilla.

“La situación es la misma, nada ha cambiado. Años de políticas neoliberales y privatizaciones hicieron que el país perdiera sus recursos para entregárselos al imperialismo, particularmente a EEUU. Y el régimen de Duterte está regalando el país al resto del mundo capitalista, como China o Japón”, analizó Ka Kathryn.

Esta joven revolucionaria se unió al NPA en 2013, después de graduarse en la universidad, donde inició su incursión en el activismo militante. Protestó contra el encarecimiento de las matrículas y se concienció de la necesidad de la lucha cuando su padre perdió el trabajo.

El Gobierno filipino privatizó la planta eléctrica en la que trabajaba. Fue de los pocos que conservó el empleo, pero le aumentaron la jornada laboral sin subir el salario. Cuando se unió a un sindicato, fue despedido.

“Al principio mi familia no quería que me alistara. Pero la última vez que hablé con mi padre, me dijo que no volviera a casa, que era su única esperanza para lograr justicia”, relata orgullosa.

Asegura que el NPA no ofrece compensación económica alguna a los reclutas: “Nos enrolamos porque consideramos que es nuestro deber entregar nuestras vidas para cambiar el país y defender los principios en los que creemos”.

melito glor
Guerrilleros del Comando “Melito Glor” del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), brazo armado del Partido Comunista de Filipinas.

En la actualidad, se acusa al NPA de que sus fuentes principales de financiación proceden de extorsiones y de “impuesto revolucionario”, motivo por el que el gobierno de Duterte los ha catalogado como “terroristas”, como ya hicieron EEUU o la Unión Europea. Ellos afirman que subsisten con las ayudas de las masas simpatizantes y organizaciones internacionales amigas.

Estas masas les proveen de ropa, comida, utensilios básicos de cocina o herramientas para construir sus cabañas. La vida en la guerrilla es austera, pero no renuncian a la modernidad: los altos mandos tienen teléfonos móviles de última generación, conexión satelital y ordenadores.

En el pasado tuvieron apoyo de los partidos comunistas de China o Vietnam, hoy países “capitalistas en la práctica” que han sufrido el “revisionismo moderno” de las enseñanzas del marxismo-leninismo más puro o del maoísmo que estos guerrilleros profesan a ultranza.

“No es el comunismo como ideología lo que ha fallado, sino la revisión sistemática de los documentos sobre el marxismo”, sentencia (alias) Ka Anse, rebelde de 25 años.

Nuevos reclutas

Las tres cuartas partes de las filas del NPA son hoy menores de 35 años, como Kathryn o Anse, una muestra de que la retórica revolucionaria del siglo pasado todavía cala en las zonas rurales más empobrecidas.

“Vivir en la guerrilla es duro, pero soy feliz porque servir al pueblo te da la motivación para seguir adelante en la construcción de una nueva sociedad libre de opresión”, detalla Anse, que se unió al NPA en 2016 tras graduarse en Historia.

Proviene de una familia campesina que no vio con buenos ojos su elección: “Les dije que ésta era la solución para una vida mejor, para tener tierra y un futuro mejor para las próximas generaciones”, ya que sus padres y abuelos son arrendatarios de la tierra que trabajan, en manos de un gran terrateniente.

En la rebelión encontró el amor y ahora su esposa – asignada a otro campamento – está embarazada de 3 meses. “Espero que mi hijo llegue a ver esa nueva sociedad. Soy optimista, por eso estoy aquí”.

“Desde pequeña supe en qué consistía la revolución. Por eso cuando terminé la universidad en 2017 me alisté para servir a las masas”, cuenta con la cara tapada ante la cámara, ya que no está fichada por las autoridades, alias Ka Isay, joven de 22 e hija de dos importantes mandos del NPA.

Ka Jone se enroló en el NPA con 34 años, cansado de trabajar jornadas maratonianas en una fábrica de electrodomésticos de una empresa estadounidense. “Estar aquí no puede compararse con nada. Las montañas, las largas caminatas, el hambre o el frío son sacrificios que valen la pena por ayudar a la gente. Incluso la muerte. Estoy listo para eso”.

Una vida en el frente

Al mando del “Melito Glor”, el comandante Jaime Padilla (alias “Ka Diego”) es el guía de estos jóvenes rebeldes. Con 72 años, lleva 47 en la guerrilla y seguirá en el frente “hasta el final”.

“Era un simple activista, pero cuando Ferdinand Marcos declaró la Ley Marcial en 1972, me vi obligado a adherirme al movimiento sin saber qué iba a pasar”, rememora entre risas.

Ka Diego, que todavía se emociona al oír “La Internacional”, asevera que nada ha cambiado en Filipinas desde la ocupación de EEUU o la dictadura de Marcos. “La mayoría de la gente sigue siendo pobre, oprimida por la minoría de la clase dominante”.

En la lucha formó una familia. Se casó con otra rebelde en 1986 – ella falleció en 2015 por culpa del cáncer – y tuvieron un hijo, que decidió mantenerse alejado del movimiento y “llevar una vida normal”.

nparebels-1129
Ka Kathryn junto al veterano guerrillero Ka Diego.

En casi cinco décadas como rebelde, Diego ha sido testigo de los avatares del proceso de paz con los diferentes gobiernos reaccionarios que han desfilado por Filipinas. Ahora el diálogo se ha roto definitivamente con la administración de Duterte, que ha prometido “aniquilar” al NPA este mismo año.

“Nuestras fuerzas revolucionarias están listas tanto para negociar la paz como para luchar contra el gobierno fascista”, advierte Ka Diego, convencido de que la guerrilla sobrevivirá y derrotará al sistema espoleada por el respaldo mayoritario del pueblo.

En otro campamento en algún punto remoto de esas montañas, en la provincia de Quezón, Ka Cleo (36 años) y Ka Wenli (40 años) comparten su vida entregada a la lucha desde 2009, después de que él la cortejara durante 3 años. Hoy son felices juntos en la sierra e incluso tienen un hijo de 9 años.

“Me uní al NPA porque sufría las condiciones injustas de nuestra sociedad. Era un productor de coco, vivía de vender aceite de coco, pero el dinero nunca era suficiente para subsistir”, explica Wenli, alzado en armas desde 2001.

Para Ka Cleo, que se alistó en 2006, las masas son la prueba de que no son terroristas:

“Ellos saben todo lo que hacemos en las comunidades. Nos arriesgamos por ellos a la cárcel o la muerte, pero forma parte de nuestro sacrificio por el país, incluso si ahora enfrentamos penas más duras por terrorismo”, defiende Cleo.

FUENTE: Agencia EFE

El “bando de los yanquis” dentro de las instituciones de la Unión Europea

El Parlamento Europeo acaba de adoptar una resolución que insta a la Unión Europea (UE) a cesar de considerar a Rusia como un socio estratégico y verla como un “enemigo de la Humanidad”. Al mismo tiempo, la Comisión Europea advierte sobre la existencia de una “amenaza china”. Todo sucede como si EEUU utilizara a la UE como un peón de la estrategia supremacista estadounidense.

voltairenet-org_-_1-690-2-e8d29
Desde la independencia de Letonia, Sandra Kalniete (ex-Ministra de Exteriores de ese país y ex-Comisaria Europea de Agricultura) comenzó a actuar contra la Unión Soviética. Kalniete está entre los autores de la “Declaración de Praga” (2008) contra los “crímenes del comunismo”. A través del “Reconciliation of European Histories Group”, Sandra Kalniete asimila el nazismo al comunismo y actualmente sigue trabajando contra Rusia.

“Rusia no puede seguir siendo considerada como un socio estratégico y la Unión Europea debe estar dispuesta a imponerle sanciones si sigue violando el derecho internacional”. Eso estipula la resolución adoptada por el Parlamento Europeo el 12 de marzo de 2019, con 402 votos a favor, 163 en contra y 89 abstenciones. Presentado por la eurodiputada letona Sandra Kalniete, ese texto niega ante todo la legitimidad de las elecciones presidenciales en Rusia, calificándolas de “no democráticas” y presentando así al presidente Putin como un usurpador.

Ese texto acusa a Rusia no sólo de “violación de la integridad territorial de Ucrania y Georgia”, sino también denuncia la “intervención en Siria y la interferencia en países como Libia” y, en Europa, la acusa de “interferencia tendente a influir en las elecciones y a alimentar las tensiones”. Además, acusa a Rusia de “violación de los acuerdos de control de armamentos”, atribuyéndole la responsabilidad de haber enterrado el Tratado INF. Y también habla de “importantes violaciones de los derechos humanos en Rusia, incluyendo torturas y ejecuciones extrajudiciales” y de “asesinatos perpetrados por agentes de la Inteligencia rusa mediante el uso de armas químicas en suelo europeo”.

Después de esas acusaciones y otras más, el Parlamento Europeo declara que Nord Stream 2 – el gasoducto que duplicará el aprovisionamiento de gas ruso a Alemania – “incrementa la dependencia europea del abastecimiento con gas ruso, amenaza al mercado interno europeo y sus intereses estratégicos […] y, por consiguiente, hay que ponerle fin”.

La resolución del Parlamento Europeo repite fielmente no sólo el contenido sino incluso los términos mismos de las acusaciones que EEUU y la OTAN lanzan contra Rusia. Lo más importante es que repite fielmente que hay que bloquear el Nord Stream 2, lo cual constituye un objetivo de la Casa Blanca tendente a reducir el aprovisionamiento energético ruso a los países de la UE para sustituirlos con la venta de hidrocarburos estadounidenses, o en todo caso vendidos por compañías petroleras de EEUU.

En ese mismo marco entra la advertencia que la Comisión Europea dirigió a sus países miembros que – como Italia – tienen intenciones de integrarse a la iniciativa china conocida como la Nueva Ruta de la Seda. La CE les recuerda que China, aunque es un socio, es también un competidor en el plano económico y, más importante aún, “un rival sistémico que promueve modelos alternativos de gobernanza” – en otras palabras, modelos diferentes a la forma de gobernanza que hasta ahora dominaban las potencias occidentales.

La Comisión Europea advierte que ante todo hay que “salvaguardar las infraestructuras digitales críticas ante amenazas potencialmente serias contra la seguridad”, amenazas que supuestamente se derivan de las redes 5G proporcionadas por empresas chinas como “Huawei”, prohibida por EEUU. Otra vez la CE se hace eco de la advertencia de EEUU a sus aliados. El Comandante Supremo de la OTAN en Europa, el general estadounidense Curtis Scaparrotti, ha advertido que las redes sociales ultrarrápidas de quinta generación están llamadas a desempeñar un papel cada vez más importante en las capacidades bélicas de la OTAN y que, debido a ello, no se admiten “ligerezas” de parte de los miembros de ese bloque militar.

Todo lo anterior confirma la presión que ejerce el “bando de los yanquis”, poderoso grupo transversal que orienta las políticas de la Unión Europea en función de los lineamientos estratégicos de EEUU y la OTAN.

Al imponer la idea de que Rusia y China son potencias amenazantes, las instituciones de la Unión Europea preparan a la opinión pública para que ésta acepte lo que EEUU está preparando, supuestamente para “defender” Europa. Según declaró a “CNN” un portavoz del Pentágono, los EEUU se preparan para iniciar ensayos con misiles balísticos terrestres hasta hace poco prohibidos por el Tratado INF que acaban de enterrar. O sea, se trata de nuevos “euromisiles” que volverán a convertir Europa en base nuclear estadounidense, y también en blanco de una hipotética guerra nuclear.

Por Manlio Dinucci

Buenas noticias desde la Federación Rusa

Noticia importante acerca del proceso de construcción del nuevo movimiento comunista en la Federación Rusa, del cual la aplastante mayoría de la izquierda del Estado Español no tiene ni idea.

La izquierda europea en general y la doméstica (¿domesticada?) “española” en particular basan por lo general sus escasos análisis sobre la política interna de la Federación Rusa en base a la “información” procedente de las fuentes contaminadas de la amplia maquinaria propagandística del “mundo democrático”, es decir, del atlantismo. Esta maquinaria cubre un amplio frente que no sólo viene representado por el trabajo sincronizado con un guion único de la otrora “prensa seria” y las televisiones con sus “reportajes” sumados al Canal Historia y tertulianos “expertos”, sino también entra en el campo del tratamiento informativo deportivo, cultural-artístico, etc., con un tono que claramente persigue la creación de un “peligro ruso” solamente explicable en un contexto de preparación de histeria prebélica. Como la intoxicación es sofisticada y retorcida, genera una automática reacción de rechazo a toda información procedente de los medios liberales en un sector de la población, lo que también puede conducir a la confusión y a callejones ideológicos sin salida que chocan con una realidad compleja de la reintroducción del capitalismo en el conjunto del espacio post-soviético. Por lo general se suele pensar que la oposición comunista está representada exclusivamente por el Partido Comunista de la Federación Rusa (KPRF) de Guennadi Ziugánov con su tímida y zigzagueante oposición parlamentaria sobre asuntos tan cruciales para los trabajadores y sectores populares de la Federación como la reforma de la edad de las pensiones, la reforma educativa, temas salariales o la indefinición con respecto al reconocimiento oficial de las repúblicas populares del Donbass bajo la agresión del régimen oligárquico-fascista de Kiev. Pero la realidad es diferente.

A continuación, presentamos un resumen de Darya Mitina, una de las dirigentes del Partido Comunista Unificado (OKP), sobre el Congreso realizado por dicha formación el pasado 9 de febrero. Esperemos que esta información sea de utilidad para comprender la situación de la izquierda en la Federación Rusa.

Francisco Abad para “Revista La Comuna”

Resumen del III Congreso del Partido Comunista Unificado (OKP) de Rusia

El pasado 9 de febrero tuvo lugar en Moscú el III Congreso del Partido Comunista Unificado (OKP).

El OKP fue fundado en marzo de 2014. La base del Partido la formaron un grupo de militantes procedentes del KPRF que rechazaron el camino derechista y antimarxista de Ziugánov y sus colaboradores, así como militantes de diversos grupos marxistas regionales y sindicalistas combativos. En 2018 ingresan en el OKP representantes del movimiento estatal “Rusia Trabajadora” y del Nuevo Movimiento Comunista (hoy “Rojo Amanecer”, de tendencia maoísta).

Durante el desarrollo del Congreso, la Comisión de Delegados reconoció los mandatos de los 73 delegados escogidos para representar a las principales organizaciones del Distrito Federal del Centro, Distrito Federal del Noroeste, Lejano Oriente (regiones de Vladivostok, Amur y colindantes), los Urales, Volga, Crimea y Siberia.

El Congreso recibió los saludos de los representantes de las delegaciones extranjeras asistentes (Fronte Popolare, Italia; Polo de Renacimiento Comunista en Francia, PRCF; Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV). Se recibieron comunicados de apoyo de organizaciones obreras y de izquierda de Ucrania, Kazajistán, Bielorrusia, República Popular de Lugansk, Turquía, Grecia, Francia, Dinamarca, Siria, Argentina, EEUU y la República Árabe Saharaui Democrática.

Especialmente emocionante para los delegados asistentes fue la intervención de Carlos Rafael Faría Tortosa, Embajador Extraordinario de la República Bolivariana de Venezuela en la Federación Rusa, que explícitamente asistió al Congreso con una exposición de la situación actual, la disposición del pueblo venezolano a confrontar el peligro de una intervención directa del imperialismo y expresó el profundo agradecimiento a las fuerzas progresistas de Rusia por su solidaridad con Venezuela y la Revolución Bolivariana.

1071084740
Carlos Faría, embajador venezolano en Rusia // IMAGEN: Sputnik / Evgueny Biyatov

El III Congreso del OKP también fue saludado por nuestros compatriotas rusos. La intervención del Primer Secretario del Partido Comunista Obrero de Rusia (RKPR), el compañero Viktor Tiulkin, señaló la disposición de su Partido para trabajar en la perspectiva de la unificación con el OKP en un único Partido Comunista. También se hicieron llamamientos para un trabajo unitario más estrecho de la izquierda por parte de Leonid Razvokhzayev (Frente de Izquierda), Yaroslav Sidorov (Comunistas de Rusia) y Oleg Bulayev, del Partido Revolucionario de los Trabajadores (RRP).

El Congreso escuchó el informe del Comité Central y de la Comisión Central de Seguimiento del OKP acerca del balance de trabajo realizado en el período 2016-2019, el cual fue presentado por el camarada V. I. Lakeyev, Secretario General del CC; y por el camarada A. P. Shegolev, Secretario de la Comisión Central de Seguimiento. Tras los debates, en los que tomaron parte numerosos delegados de distintas regiones de Rusia, el trabajo del presente Comité Central fue aprobado como satisfactorio y el informe de la CCS fue aprobado. Como resultado del debate interno, el Congreso introdujo algunos cambios y añadidos en el programa y los estatutos del OKP.

El Congreso aprobó la resolución sobre el momento actual, otra acerca de la unificación futura con el RKPR, y también aprobó una declaración de apoyo y en defensa de los antifascistas lituanos con el título de “¡Libertad para Algirdas Paleckis!”

piketas-uz-apaleckio-paleidima-5c3c79f6aa8af-1024x683
Defensores (izquierda) y detractores (derecha) de Algirdas Paleckis en Lituania. El político fue acusado en 2011 por negar con múltiples pruebas la “agresión soviética” sobre Lituania y fue finalmente detenido en 2018, acusado de “espionaje al servicio de Rusia” (algo que no se ha podido demostrar)

El nuevo Comité Central elegido en el Congreso eligió al nuevo Presidium del órgano central del OKP. En su composición entraron V. I. Lakeyev como nuevo Secretario General, Secretarios – A. Baranov, C. K. E. Vasiliev, D. V. Zommer, I. I. Komolova, D. A. Mitina, A. I. Porotikov, S. A. Ruzanov, I. B. Budkevich, S. F. Dogval, D. S. Zikov, S. Ivannikov, I. D. Finogeyev. Como representante de la Comisión Central de Seguimiento fue elegido V. V. Kalnin, con A. P. Shegolev como adjunto.

Por Darya A. Mitina

(Darya Alexandrovna Mitina es una política de izquierdas y crítica de cine de Rusia. Su madre, Natalia Mitina, era una conocida escritora soviética y su padre, Kasem Iskander Ibrahim Mohammed Yusufzai, fue el fundador de la Red Nacional de Televisión de Afganistán. Su abuelo, Mohammed Yusuf, fue Primer Ministro de Afganistán desde 1963 hasta 1965. Actualmente Darya es militante destacada del Partido Comunista Unificado (OKP) y forma parte de su Comité Central.

 

 

Fracasa un intento de golpe de Estado en Gabón

El Gobierno de Gabón aseguró haber desarticulado un intento de golpe de Estado contra el presidente Ali Bongo perpetrado por un grupo de militares y afirmó que varios de los responsables ya se encuentran arrestados.

La detención de los sublevados fue anunciada por el Ministro de Comunicación de la nación africana, Guy Bertrand Mapangou, al que cita la emisora “Radio France International” (RFI).

Bertrand Mapangou aseguró que la situación en el resto de Gabón se normalizará en los próximos 2 o 3 días.

La toma de la radio estatal se produce pocos días después de la llegada de un grupo de militares estadounidenses a Gabón ante una supuesta crisis en la República Democrática del Congo tras las elecciones del pasado 30 de diciembre de 2018.

DwTNH4QXcAAJlrQ
Momento en el que Kelly Ondo Obiang, líder de los militares sublevados en Gabón, lee el comunicado con sus exigencias en la Radio Televisión Gabonesa.

A tempranas horas de este lunes se informó de que un grupo de militares tomó por asalto la Radio Televisión Gabonesa (RTG). El presunto líder de este grupo, teniente Kelly Ondo Obiang, leyó un mensaje en el que cuestionaba el discurso de Año Nuevo del presidente Ali Bongo calificándolo de “triste espectáculo para mantenerse en el poder”.

Obiang anunció la creación de un Consejo Nacional de Restauración contra el gobierno de Bongo. “No podemos abandonar a la patria”, aseguraba el mensaje de los militares. Asimismo, señalaron a las instituciones del país como “ilegítimas e ilegales”.

Horas más tarde las fuerzas militares leales a Bongo retomaron las instalaciones de RTG y detuvieron a los sublevados.

El presidente Ali Bongo, de 59 años de edad, fue hospitalizado el pasado 24 de octubre en Arabia Saudí por un derrame cerebral.

Desde hace dos meses las autoridades de Gabón solo han dado información parcial sobre la salud del presidente, alimentando con ello todo tipo de rumores.

FUENTE: TeleSUR/Agencias

Seamos socialistas

Hay una diferencia fundamental entre la visión de los modelos semi-revolucionarios, que dicen que mientras las clases trabajadoras y la clase obrera sigan atrasadas deben quedarse bajo tutela, pues no es razonable concederles más derechos de los que puedan ejercitar; y entre la visión revolucionaria verdadera, que dice que mientras esta clase sea la inmensa mayoría del pueblo, mientras sea ella la que construye la sociedad, quien lucha y combate cuando sobrevienen los peligros y la agresión exterior, cuando aparecen conspiraciones imperialistas, debemos habilitar todos los medios posibles para que esta clase sea capaz de ejercitar sus derechos y su libertad. Porque la clase obrera no puede llegar al nivel de capacidad y eficacia necesario para construir la Revolución Árabe si no practica sus derechos con libertad. Puede y debe equivocarse para aprender con la práctica, para que surja en nuestra vida un espíritu y un calor nuevos: el calor del pueblo trabajador, el pueblo que está interesado en la independencia y la libertad, en la soberanía y en la unidad, en que se eleve el nivel de vida de nuestros países.

No podemos ser socialistas y proclamar el socialismo si limitamos el papel de la clase obrera, si lo censuramos, si lo miramos como si no fuera parte de nosotros, ni nosotros parte de ella.

Somos parte de la clase obrera. Los socialistas verdaderos se consideran a sí mismos parte de la clase obrera. El verdadero gobierno socialista es el gobierno de la clase obrera, el que atiende más a las posibilidades de esta clase en el futuro que a sus defectos en el presente. El que considera lo que esta clase puede dar, forjar y crear en la vida de la nación, en el combate del destino, antes de los errores en los que pueda caer en la práctica, sus detalles y pormenores. Éste es el salto que se le exige a la revolución, a la Revolución Árabe total y en cada una de sus regiones, porque en el pasado se detuvo a mitad de camino.

Ésta es la corrección radical y decisiva que ha de dejar su impronta en nuestra vida y nuestra actuación en los 10 años próximo, para que nuestra revolución sea profunda y válida, capaz de corresponderse con los medios del enemigo y su enorme fuerza, para que así nos coloquemos en medio del camino de nuestro renacimiento.

bitar2c_atassi2c_nasser_and_aflaq2c_1963
Reunión entre las delegaciones de la República Árabe Unida (Siria y Egipto), encabezada por Gamal Abdel Nasser, en el contexto de las conversaciones tripartitas entre Egipto, Siria e Irak. De izquierda a derecha: Salah al-Din al-Bittar (Primer Ministro de Irak); Luay al-Atassi (Presidente de Irak); Gamal Abdel Nasser (Presidente de la RAU) y Michel Aflaq (Jefe del Comando Nacional del Partido Baath).

Este salto consiste, precisamente, en cambiar la visión que se tiene del proletario y de la clase trabajadora. Reconocer primero sus derechos y exigirle después sus deberes. La clase obrera es consciente de sus responsabilidades históricas, pues no pide beneficios materiales o de consumo solamente, sino que con su instinto y conciencia nuevas siente que es la base de esta patria, de esta nación, que es ella quien va a salir a la calle, la que va a ir al frente el día del peligro. A ella pertenecen los luchadores y combatientes. En tiempos de paz, es ella la que construye con su sudor y esfuerzo los proyectos de desarrollo del país y de su industrialización, para llevarla del atraso al desarrollo y a la civilización.

No digo esto para que los obreros sientan orgullo y se envanezcan. No. No creo que el orgullo conozca el camino que lleva hacia nuestras clases obreras y populares. Las clases trabajadoras y populares son quienes sienten pasión por esta patria, quienes aman esta tierra; ellas son las que se sacrifican en silencio, las que en realidad creen en los valores patrióticos y humanistas, más que en el pan de cada día que luchan por conseguir.

Sacrifican de todo corazón hasta ese pedazo de pan cuando ven a su patria amenazada, sin necesitar consejos ni recomendaciones. Éstos deben dirigirse a las clases que no son capaces de valorar en qué circunstancias estamos, ni estimar que estamos amenazados en nuestra existencia como nación; ni de considerar, por tanto, que éste es un tiempo de privaciones y de preparación al combate, y que lo que debe darse a las clases populares no es comodidad, sino los medios para que puedan construir la patria y defenderla.

Por Michel Aflaq

Fundador del Partido Árabe Socialista Baath