Hezbolá denuncia las presiones de EEUU, Israel y Arabia Saudí contra Marruecos

Hezbolá rechazó el pasado martes las alegaciones del Gobierno de Marruecos, que acusó al partido libanés de armar y entrenar a los combatientes del Frente Polisario en el país del norte de África.

polisario1
Combatientes del Frente Polisario marchan durante ejercicios de entrenamiento.

En un comunicado emitido por la Oficina de Relaciones con los Medios de la formación, Hezbolá negó categóricamente las acusaciones.

“Es lamentable que Marruecos recurra, bajo presión de EEUU, Israel y Arabia Saudí, a acusaciones falsas”, dijo el comunicado.

“El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí podría haber encontrado un pretexto más convincente para cortar sus vínculos diplomáticos con Irán en lugar de fabricar excusas sin fundamento”, continúa el comunicado.

Nasser Bourita, Ministro de Asuntos Exteriores marroquí, acusó a Irán y Hezbolá de entrenar y armar a los combatientes del Frente Polisario, organización que lucha por la independencia del Sahara Occidental desde 1975.

El canciller alauita también anunció que Marruecos cortaría las relaciones diplomáticas con Irán, además de cerrar su embajada en Teherán y expulsar al embajador iraní en Rabat.

FUENTE: Departamento de Medios de Hezbolá

Anuncios

Unos 200.000 israelíes llegarían al Kurdistán en cuanto se proclame la independencia

Según la revista “Israel-Kurd”, que se publica en Erbil, el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu y el autoproclamado presidente del futuro Kurdistán independiente, Masud Barzani, tienen un pacto secreto.

En virtud de ese acuerdo, Tel Aviv instalará en Kurdistán a 200.000 israelíes de origen kurdo. Esa información ha encontrado amplia repercusión en la prensa de Turquía, Irán y el mundo árabe.

freedom-to-kurdistan-om-with-love-biji-kurdistan-e29c8c-e29da4-9243162El proyecto de creación de Sudán del Sur y de un Kurdistán independiente constituyen un objetivo militar de Israel a raíz del desarrollo de la tecnología misilística, a finales de la década de 1990. Los territorios de esos nuevos Estados independientes, ampliamente administrados por israelíes, permitirían a la entidad sionista sorprender a Egipto y Siria con un movimiento envolvente.

Entre los 8 millones y medio de personas que hoy viven en Israel se cuentan unos 200.000 judíos de origen kurdo. En marzo de 1951, la Operación Ezra y Nehemías (cuyos nombres hacen referencia a los personajes bíblicos que organizaron la fuga de los judíos de Babilonia) permitió a 11.000 kurdos judíos emigrar de Irak hacia Israel. Aquella operación fue financiada por el “American Jewish Joint Distribution Committee” de Nueva York y los aviones utilizados en el puente aéreo fueron proporcionados por el dictador cubano Fulgencio Batista.

El clan Barzani, que hoy gobierna el Kurdistán iraquí con mano de hierro, ha estado históricamente vinculado a Israel. Mustafa Barzani, padre del actual presidente Masud Barzani, incluso tuvo rango de alto oficial en el Mossad israelí.

El Primer Ministro de Israel es, en este momento, el único jefe de gobierno que se ha pronunciado públicamente a favor de la creación de un Kurdistán independiente fuera de los territorios kurdos históricamente reconocidos y, por consiguiente, en detrimento de las poblaciones autóctonas de los territorios anexados por Erbil.

El pasado 25 de septiembre se celebró un referéndum con vista a la posterior proclamación de un Estado kurdo independiente, a pesar de que la Corte Constitucional de Irak prohibió dicha consulta.

FUENTE: Red “Voltaire”