Razones por las cuales el PCPC llama a la abstención el 21-D

El Comité Central del Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC), después de un importante debate dentro de la organización, ha acordado plantear la ABSTENCIÓN en las próximas elecciones autonómicas del 21 de Diciembre.

Las razones que nos han llevado a este posicionamiento son las siguientes:

No podemos concurrir a unas elecciones convocadas de forma autoritaria e ilegítima por el gobierno del Estado Español mediante el artículo 155 de la Constitución de 1978. No podemos participar en estas elecciones – en coherencia con todos nuestros posicionamientos anteriores – porque sería, en cierta forma, dar legitimidad al gobierno del Estado que tiene intervenidas las instituciones catalanas, mantiene las fuerzas de ocupación, encarcela a parte del Govern de la Generalitat, a otra parte le obliga a exiliarse…

Igualmente el Gobierno del PP – con el apoyo de Ciudadanos y PSC/PSOE – no da ninguna garantía para que estas elecciones sean limpias. Tenemos ya algunos indicadores: la Junta Electoral Central – controlada por los partidos del régimen monárquico – ha prohibido las pancartas donde se pida la libertad de los presos políticos, así como los lazos amarillos que simbolizan esta reivindicación, se lleva a cabo una intervención de los medios públicos autonómicos para favorecer a las candidaturas partidarias del 155. Igualmente hay que señalar que los cabezas de lista de 2 de los 3 partidos independentistas no pueden hacer campaña (uno en la cárcel, otro en el exilio). Se encarga a la empresa INDRA – sobre la que recaen sospechas de falta de transparencia y vinculada al PP – el escrutinio de los votos. Finalmente, hay que recordar que las fuerzas del 155 han manifestado que no respetarán un posible triunfo de los partidos independentistas de Catalunya aunque obtengan mayoría parlamentaria y superen el 50% de los votos. En este sentido tenemos importantes dudas sobre la transparencia de los resultados.partit-comunista-del-poble-de-catalunya-001

El PCPC dio legitimidad a los resultados del referéndum del 1 de Octubre – ante la imposibilidad de un referéndum pactado – que fue un hecho real pese a la brutal represión policial del Estado. Con un 43% de participación y sin contar los cientos de miles de votos depositados en las urnas que fueron secuestradas por la Policía española, hubo 2.044.038 votos (90’2%) a favor de la República Catalana. El PCPC hizo en aquel momento un llamamiento al voto nulo defendiendo la República Socialista Catalana (fuera del imperialismo: la OTAN, el euro y la Unión Europea) que puede ser compatible con la defensa de la República Socialista de carácter confederal (unión voluntaria de pueblos y naciones libres y democráticas) tal como lo defiende nuestro Partido hermano, el PCPE. Dentro de las estructuras del imperialismo no será posible una República Catalana libre y soberana. La clase obrera catalana y los sectores populares no tienen nada que ganar dentro de una república burguesa (los recortes y privatizaciones estarían garantizadas). No queremos tampoco un Ejército catalán dentro de la OTAN para agredir a los pueblos. El pueblo catalán ya dijo “NO” en el referéndum de 1986.

Tenemos la convicción de que la intervención del Estado Español por medio del 155 seguirá sea cual sea el resultado. Entendemos que la mejor opción hubiera sido una llamada a la movilización social acompañada de otra llamada al boicot electoral. Las únicas elecciones que se podrían considerar como legítimas son las que se convoquen dentro de un proceso constituyente y participativo dentro de una República Catalana fuera del imperialismo. Finalmente, el PCPC hace un llamamiento al conjunto de la clase obrera y los sectores populares a organizarse en las luchas en defensa de nuestros intereses de clase y a no dejarse engañar por los representantes de la burguesía española y catalana que históricamente han sido aliados a la hora de gestionar sus intereses capitalistas en contra de la clase obrera.

¡NO A LA REPRESIÓN, NO AL GOLPE DE ESTADO!

¡LIBERTAD PRESOS POLÍTICOS, FUERA LAS FUERZAS DE OCUPACIÓN!

¡VIVA LA REPÚBLICA SOCIALISTA CATALANA!

Anuncios

Nota del PCP ante el encarcelamiento de dirigentes políticos de Cataluña

pcp_logoAnte la gravedad de las medidas represivas que están padeciendo dirigentes políticos y miembros del gobierno regional de Cataluña, el Partido Comunista Portugués (PCP) considera que tales medidas constituyen una inaceptable manifestación de intolerancia antidemocrática que en nada contribuye a la solución de la compleja cuestión nacional de España, sino que tiende a complicarla y agravarla.

El PCP expresa su preocupación respecto a la instrumentalización de la cuestión catalana para, una vez más, sofocar los justos sentimientos de identidad nacional y reforzar posiciones centralistas autoritarias tan del gusto del gran capital español.

El PCP observa con preocupación que la escalada de hechos consumados y la ausencia de una solución política democrática tiende a aumentar las graves consecuencias sociales de la política del gobierno de Madrid dirigido por el PP, así como del gobierno catalán.

El PCP condena firmemente la promoción de valores nacionalistas reaccionarios y la acción de sectores fascistas franquistas que durante décadas han oprimido a los pueblos de España, situación tanto o más preocupante que se encuadra en la deriva que se produce en la Unión Europea tendente a limitar y atacar derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

El PCP considera necesario que, en el respeto a la Constitución de la República Portuguesa, los órganos de soberanía de Portugal en ningún modo acompañen ni alimenten, como lamentablemente ha hecho el gobierno, cualquier deriva autoritaria del gobierno y del Estado Español.

El PCP reitera su opinión de que la solución para la cuestión nacional en España deberá encontrarse en el plano de una solución política, que integre en el marco de una respuesta más general que asegure los derechos sociales y otros derechos democráticos de los trabajadores y de los pueblos de España, incluido el catalán.

Gabinete de Prensa del PCP

3 de Noviembre de 2017

Los símbolos fascistas no tienen lugar en la sociedad

Dos turistas chinos han sido detenidos recientemente en Berlín por hacer el saludo nazi mientras posaban para dos fotógrafos frente al “Reichstag”, el Parlamento de Alemania, el pasado sábado 12 de agosto. Tres días después, el Museo contra la Agresión Japonesa en el Almacén Sihang de Shanghai realizó un comunicado criticando a cuatro jóvenes chinos por vestir uniformes del Ejército Imperial Japonés y posar para fotos en el almacén, defendido exitosamente por fuerzas chinas contra los invasores japoneses a finales de 1937, y calificando su acto como “blasfemia imprudente”.

4504717563710630569

Los jóvenes son ciudadanos de un país en el cual más de 35 millones de personas murieron o fueron heridas en la Segunda Guerra Mundial y está, de forma inadvertida, reabriendo viejas heridas.

El mundo se ha enfrentado a brutales y radicales cambios desde aquellos días de horror sin fin. Y casi todo ha cambiado, desde el interior de los hogares hasta los exteriores de los edificios, desde nuestros medios de transporte hasta la manera en la que compramos. Quizás la única cosa que no ha cambiado sea que cada sociedad tiene sus tabúes – algunos religiosos, otros históricos. Y cada sociedad establece lo que supone la ruptura de esos tabúes.

En muchos casos, es a lo que nos oponemos, y no lo que apoyamos, lo que determina quiénes somos. Una postura o un conjunto de ropa pueden ser correctos en una sociedad pero tabú en otra cultura, porque los seres humanos, quienes, dependiendo de su Historia y de su cultura, tienen sus propios objetos de reverencia y su propio conjunto de tabúes.

Las agujas del reloj siguen moviéndose señalando el cambio del tiempo, pero las heridas de la Historia y de aquellos que causaron esas heridas nunca deberían ser olvidadas. Esa es la razón por la que las acciones de jóvenes y turistas no pueden ser atribuidas a su ignorancia sobre las leyes alemanas o su falta de entendemiento de la Historia reciente de su propio país, especialmente porque ocurren en lugares históricos.

Las acciones de esos jóvenes deberían traernos a la mente lo que ocurre en el Santuario de Yasukuni de Tokio, donde los “héroes de guerra” de Japón desde la Restauración Meiji – a finales del siglo XIX, incluidos 14 criminales de guerra de Clase A de la Segunda Guerra Mundial – son honrados. Los asistentes visten uniformes del Ejército Imperial Japonés y pueden ser vistos con facilidad por los alrededores del santuario como modo de prestar ofrenda a los “héroes de guerra” y a los “verdaderos patriotas” – es decir, señores de la guerra – de Japón.

Los alemanes, por otro lado, han prohibido todos los símbolos nazis y han declarado sus acciones como “ofensa criminal”. Han reconstruido su nación condenando las atrocidades cometidas por los nazis y han puesto en vigor estrictas leyes para castigar a la gente que use esos símbolos, sea cual sea la razón. Gracias a ello, la resurrección de Alemania dentro de la comunidad internacional se completó.

En contraste, Japón nunca ha iniciado siquiera un proceso de auto-introspección, pese a que sea conocido como la Tierra del Zen – que se centra en la meditación o “dhyana”, que en sánscrito simboliza una serie de estados cultivados de la mente que llevarían hacia un “estado de perfecta ecuanimidad y precaución”. Uno se imagina cómo pueden los japoneses alcanzar este estado “perfecto” sin la auto-introspección.

Sin condenar oficialmente a nadie por sus crímenes de guerra, Japón no se puede convertir en una nación normal. Y si Japón pretende ser una nación normal construyendo un Ejército, ello supondrá de nuevo una amenaza a la paz regional e internacional.

El saludo nazi realizado por los dos turistas chinos y la vestimenta del Ejército Imperial Japonés por parte de 4 jóvenes en Shanghai deben ser puestas en el vergonzoso vertedero de la Historia. Los crímenes contra la Humanidad cometidos por los nazis y las fuerzas japonesas deben seguir recordándonos que nunca debemos bajar la guardia contra el fascismo y sus símbolos.

Si el desarrollo pacífico de las últimas décadas debilita nuestra memoria acerca de los horrores del fascismo y las guerras, posiblemente acabaremos abriendo viejas heridas o infligiendo nuevas heridas en el siglo XXI.

Por Zhai Haijun

Periodista de “China Daily”

Declaración común de organizaciones independentistas del Estado Francés al respecto de la Guayana

Pincha aquí para leer la declaración original en francés

Durante varias semanas el pueblo guayanés, en su diversidad, está luchando por su futuro, por el desarrollo sostenible y la justicia social. La situación de pobreza evidente que se sufre en la Guayana se debe al colonialismo francés y a la ausencia total de soberanía y de decisión del pueblo guayanés. Parece que la solidaridad anticolonial ha hecho mella en el pueblo guayanés estas últimas semanas, también en las organizaciones de naciones sin Estado. Por ello, queremos afirmar nuestra plena solidaridad con el movimiento popular en la Guayana.

guyanez-640x360Afirmamos que este movimiento nacido para reclamar justicia para que los guayaneses, por sí mismos, pongan fin al sistema colonial, racista y capitalista francés que niega el futuro y el bienestar a la juventud guayanesa.

Afirmamos nuestra disposición para toda campaña de solidaridad con el pueblo guayanés, que como todos los pueblos bajo dominación francesa tiene el derecho de determinarse libremente en favor de otro modelo institucional, político, económico, social, lingüístico y medioambiental.

Organizaciones firmantes:

  • CUP de Perpinyà (PAÍSES CATALANES/PAÏSOS CATALANS)
  • Corsica Libera – A Manca (CÓRCEGA/CORSICA)
  • Sortu (PAÍS VASCO/EUSKAL HERRIA)
  • La Gauche Indépendantiste – Bretagne en Luttes/Breizh O Stourm (BRETAÑA/BREIZH)

20 de abril de 2017

Discurso de Pascua del Departamento Internacional del IRSP

irspCamaradas:

La solidaridad internacional es un importante aspecto de la lucha por el socialismo en Irlanda. A través de este trabajo nuestro Departamento Internacional se ha encomendado en reconstruir viejas amistades y encontrar nuevos aliados mientras intentamos obtener apoyo para nuestra lucha, pero también queremos dar apoyo y solidaridad a otras causas alrededor del mundo que estén en la lucha contra la opresión y la injusticia.

Durante esta Pascua queremos extender nuestra solidaridad y nuestros saludos revolucionarios a nuestros camaradas en Catalunya en sus demandas de independencia respecto de España. Tienen y han tenido una larga y dura lucha durante décadas y si pueden alcanzar la victoria significará un hecho positivo para sus vecinos de Euskal Herria. ETA se ha desarmado voluntariamente en tiempos recientes en un intento por avanzar en su causa mediante actividades políticas pacíficas. Se ha denunciado que el Gobierno español no ha reaccionado de forma positiva a este bravo movimiento. La Historia nos ha demostrado que los españoles no van a tomar fácilmente el camino hacia una solución política que otorgue autonomía ni a vascos ni a catalanes, y llamamos a nuestros camaradas a actuar con cautela y mantenerse resueltos mientras afrontan la intransigencia de Madrid. Como aquí, se han hecho demasiados sacrificios, se ha encarcelado a mucha gente y muchas familias han estado rotas durante un largo período de tiempo por culpa de estas iniciativas, que no han producido resultados políticos positivos para nuestros camaradas en Euskal Herria.

cw-_derry2c_irsp-inla_mc3b6teDada nuestra experiencia en el proceso de pacificación aquí en Irlanda queremos hacer algunas exigencias. Exigimos que los gobiernos de España y Francia recojan la iniciativa de ETA y sean repatriados los presos vascos de las cárceles españolas y francesas. Sabemos por experiencia que si os oponéis al proceso por cualquier razón seréis sometidos al acoso de Estado.

Desde el referéndum del Brexit hay un gran deseo por parte de Escocia para votar una vez más y abandonar el Reino Unido. Miramos hacia cualquier posible referéndum en Escocia donde los escoceses tengan la oportunidad de ser una nación libre de igual manera que lo vemos como una oportunidad real para la Irlanda ocupada.

En este año se han visto muchos grupos luchando por implementar un mejor y más sostenible futuro, revolucionario y progresista, para sus pueblos. Algunos simplemente luchan contra la opresión de los fundamentalistas religiosos y seguiremos ofreciendo apoyo a todos esos grupos.

Los kurdos, los palestinos, los sirios, los yemeníes, el Movimiento Papúa Libre… por solamente nombrar algunos de ellos, son objetivo de la lluvia de bombas de los EEUU y los capitalistas mundiales al mismo tiempo que los objetivos civiles y los hospitales, pero nunca alcanzan los depósitos de gas o petróleo.

Camaradas, mientras la agenda neoliberal crece debemos estar preparados para alzarnos por nuestros camaradas.

Desde esta plataforma debemos mandar un mensaje alto y claro: tenéis nuestro apoyo y nuestra solidaridad.

Saoirse go deo!

Irish Republican Socialist Party (I.R.S.P.)

Women’s March: ¿victoria o instrumentalización del feminismo?

Por Xandra Martínez

El pasado 20 de enero los EEUU investían al presidente electo Donald Trump. Al día siguiente, miles de personas atestaron las calles de Washington y de otras 600 ciudades del mundo para reivindicar los derechos de las mujeres.

Podríamos pensar que estamos viviendo un despertar, que la sororidad está en alza, y que las mujeres del mundo somos quienes debemos de unirnos y salir a las calles de Berlín, Bombay, Sydney, París, Lisboa, Estocolmo, Tokio, Madrid – y así hasta 600 ciudades – simultáneamente, para gritar por el fin del patriarcado, del capitalismo salvaje y de la discriminación racial.

Podríamos incluso alegrarnos de la capacidad de reacción, de la unidad entre colectivos dispares, de la presencia de caras conocidas que dan voz al pueblo, o de la notable cobertura mediática de estas manifestaciones.

Pero, tal vez, alegrándonos de esta acción del “feminismo global” sin profundizar en lo que se esconde detrás, pecamos de ilusas y corremos el peligro de convertirnos en herramientas útiles para el establishment.

Históricamente, el capital ha sabido utilizar a su favor las luchas transversales del pueblo, edulcorándolas y dirigiéndolas hacia sus objetivos, vaciándolas de contenido y alienando a la población combativa Mientras jugamos con las reglas que el sistema marca, no incomodamos.

Ganamos así el derecho a que sus medios nos den voz, a colocar nuestro debate en la palestra, a que se escuche el discurso y se sume gente a la causa.

En este tipo de situaciones, participan activistas que son quienes aprovechan la oportunidad de utilizar los altavoces que se les ofrecen para intervenir con un discurso combativo, que de otro modo la mayor parte de las manifestantes no organizadas no tendrían acceso. La intervención de Angela Davis constituye un ejemplo. Conseguir que parte de la población movilizada tome conciencia será un pequeño éxito.

image4

No obstante, la mayoría de los discursos que se difunden desde los medios están vacíos de contenido y tan solo pretenden la agitación puntual y momentánea, evitando crear una conciencia que se pudiese volver en su contra al identificar el enemigo real a combatir.

No siento simpatía por Donald Trump, pese a que pienso que no es el primer (ojalá que sea el último) dirigente de un país que defiende absolutas barbaridades; la diferencia es que esta vez nos vienen metiendo el miedo en el cuerpo desde que se presentó a las elecciones. Como resultado llegamos a esta situación inaudita, en la que medio mundo se manifiesta en contra de un presidente que no ha tomado aún ninguna medida.

Defiendo que salgamos a la calle, que nos organicemos, que rechacemos a dirigentes que nos violan. Por eso debimos tomar las calles cuando el presidente israelí Moshe Katsav fue declarado culpable de violación y abuso sexual, o cuando Dominique Strauss-Kahn, entonces presidente del FMI, fue acusado de violación.

Tenemos que unirnos y colapsar las ciudades en pos de los derechos y la justicia social. No podemos permitir la construcción de muros que nos separen en ciudadanos de primera y de segunda.

Teníamos que haber colapsado nuestras ciudades cuando Bill Clinton construyó el muro con México, cuando Ariel Sharon hizo lo propio con el Muro de Cisjordania, cuando Mariano Rajoy levantó una valla en Melilla, cuando Europa eleva muros para aislar a los refugiados de una guerra promovida, una vez más, por EEUU y la OTAN. A tenor de esto, si nos preocupa la falta de paz y libertad, el mundo debería haberse movilizado cuando se le otorgó el Premio Nobel de la Paz a Obama mientras los EEUU representaban un papel protagonista en las guerras de Irak y Afganistán.

No debemos tolerar las políticas racistas y discriminatorias, pero los EEUU no necesitan cambiar de presidente para tener buenos ejemplos de discriminación racial. Las mujeres migranters viven allí situaciones especialmente duras: vulnerables a la violencia machista en los hogares, experimentan también altos niveles de abuso y explotación en sus empleos; todo bajo la constante amenaza de ser denunciadas a las autoridades de inmigración. Esto, no obstante, no provoca marchas multitudinarias de protesta. Tampoco en el Estado de Israel, donde pasan los años y se perpetúa el apartheid sin que miles de personas recorran múltiples ciudades del mundo en protesta.

Da que pensar. Sobre todo cuando en esta marcha participan entre las activistas personajes como Hillary Clinton o John Kerry, que defienden los derechos humanos a su manera. utilizando al Estado Islámico en la intervención de los EEUU en Siria. También Linda Sarsour, que tuvo un papel activo en esta movilización, manifestó “no querer ser parte de una generación en la que suceden cosas horribles bajo su mirada”; ella, una de las cabezas visibles de los Hermanos Musulmanes en EEUU y defensora activa de los “rebeldes en Siria”, ella que mira hacia otro lado cuando éstos violan, torturan, decapitan y lapidan a mujeres cada día en toda la geografía siria.

Da que pensar también, cuando 56 de los colectivos que participaron en la marcha obtienen financiamiento de George Soros, magnate que subvencionó los movimientos que desembocarían en el gobierno reaccionario de Moldavia y en la llegada al poder de la extrema derecha en Ucrania.

Es cuanto menos llamativo que una convocatoria feminista termine con la actuación de una estrella de la canción como Madonna, quien durante toda su carrera ha exhibido su cuerpo normativo contribuyendo a la cosificación que promueve el patriarcado.

Evidentemente, tanto la militancia feminista de base como el feminismo de clase estuvieron presentes, no obstante el protagonismo fue de actrices, cantantes y personas públicas, dejando en un segundo plano a las activistas que trabajan diariamente en este campo. El hecho de que las caras públicas monopolicen el discurso en este tipo de convocatorias resta, una vez más, intesidad y realidad a las demandas; se pierde el mensaje de la izquierda anti-imperialista y anticapitalista. Se convierte así la convocatoria en una demostración de fuerza entorno al Partido Demócrata con unos objetivos políticos claramente definidos.

Profundizando en la manera en la que se organizó esta manifestación surge la desconfianza. Los que mueven los hilos del sistema se quieren apoderar (otra vez) de nuestra lucha, y tienen unos objetivos muy diferentes a los de la convocatoria de esta manifestación. Ahora depende de nosotras no hacerles el juego. Las activistas debemos continuar denunciando, convocando, señalando. Debemos dejar nuestro mensaje. Identificar al enemigo y conocer el precio de las alianzas con éste.

Ojalá mil marchas más en el mundo; pero marchas en las que las desposeídas tengan la voz, en las que el poder no mueva los hilos. Por el pueblo de los EEUU, pero también por el de Palestina o Siria. Por las víctimas del patriarcado, del imperialismo, del capitalismo. Por el derecho a decidir en nuestros cuerpos, a no ser mercancía. No buscaremos la financiación de los poderosos, sino la voluntad y la fuerza de las que sufrimos el sistema día a día y trabajamos para construir una vida radicalmente diferente.

Podemos: más que puñaladas internas por el poder

Por Carlos Morais

27/12/2016

Primeira Linha

585bf836ce584-r_1482426782704-0-34-2836-1495Las palabras gruesas de la semana pasada dieron paso al insulto y a la descalificación entre las dos principales fracciones que se disputan el poder en el seno de Podemos.

A poco menos de tres años de su constitución el partido morado se homologa con la práctica consustancial de los partidos sistémicos burgueses, donde la ausencia de debate político e ideológico es sustituida por la confrontación entre las camarillas burocráticas para controlar el aparato y las finanzas.

El espectáculo televisivo y en la red de guerra abierta entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón dio paso a la confrontación directa entre sus principales cuadros, amplificada por los mismos medios que promovieron a la fuerza chovinista y populista socialdemócrata española.

De esta manera salta por los aires buena parte del discurso y retórica (“relato”, en jerga posmoderna) de la mal llamada “nueva política” sobre el pluralismo y la transversalidad.

La relativa recuperación de la estabilidad política atribuida al régimen de 1978, por el éxito logrado con el conjunto de medidas arriesgadas para relegitimarse (promoción de válvulas de escape bien controladas como el 15M, sustitución del desgastado monarca borbónico por su hijo, impulso del nacional-populismo podemita, neutralización del movimiento obrero), que desmovilizaron al pueblo trabajador, ralentizando sus reivindicaciones por medio del amorfismo ciudadanista y el ilusionismo electoral, les permite explotar el inicio de una nueva fase caracterizada por ir reduciendo paulatinamente apoyos a Podemos, promoviendo su ruptura “controlada”.

El riesgo de fractura interna entre ambas corrientes – diferenciadas por su táctica de mayor énfasis socialdemócrata, política de alianzas con el PSOE junto a fuerzas de ámbito nacional (N. del T.: de Galiza) y presencia en la calle – está directamente vinculado con el Congreso de febrero de 2017. Pese a todo, el divorcio no será inmediato porque ambas fracciones de momento continúan necesitándose mutuamente para consolidar en las próximas elecciones el “sorpasso” al PSOE y cumplir el rol de principal partido de la oposición en la democracia burguesa hispana.

Podemos perdió con gran rapidez buena parte de la frescura de lo “nuevo” que fascinaba a los segmentos sociales pequeño-burgueses, semiproletarios y desclasados que creyeron en las milongas del “Coletas” de soluciones fáciles, inmediatas e indoloras para situaciones complejas y prolongadas que requieren sangre, sudor y lágrimas si nos referimos al cambio social, a la Revolución.

El desgaste de Podemos y su más que probable ruptura interna a medio o largo plazo, cuando una de las dos fracciones considere prescindible a la otra en la lógica electoral, es una buena noticia para el comunismo revolucionario, pues contribuye a facilitar el desenmascaramiento de las falacias sobre las que se lleva construyendo y reconfigurando el proyecto rupturista bajo la dirección y orientación obrera.