Elecciones municipales en Bélgica: avance del PTB en todas las grandes ciudades

Durante las elecciones municipales del pasado 14 de octubre, el Partido del Trabajo de Bélgica (PTB), el único partido nacional belga, logró un gran avance en las ciudades más importantes de Flandes y siguió progresando en Bruselas y Valonia. Destacan los resultados de Bruselas, la capital de Europa, con un 11’6%; Amberes, la segunda ciudad portuaria de Europa, con un 8’7%; las dos ciudades más importantes de Valonia: Lieja, con un 16’3% y Charleroi, con un 15’7%; y Gante, la segunda ciudad más grande de Flandes, con un 7’1%.

2962455
Peter Mertens, Presidente del Partido del Trabajo de Bélgica (PTB-PVDA), dando un discurso en flamenco

“Hemos logrado nuestros objetivos en todo el país”, dijo Peter Mertens, Presidente del PTB. “Por primera vez, hemos pasado de ser un fenómeno urbano basado esencialmente en Amberes y Lieja a lograr un gran avance en casi todas las ciudades medianas y grandes de Valonia, la Región de Bruselas y Flandes. Hemos pasado de 50 a 156 representantes públicos”.

En Amberes, el PTB obtuvo el 8’7% de los votos, lo que se traduce en 4 concejales y 19 representantes en los Consejos de Distrito (la ciudad está dividida en 9 distritos). “La ciudad de Amberes fue la batalla más difícil”, afirma Peter Mertens. “La N-VA (Nueva Alianza Flamenca, del alcalde Bart De Wever) llevó a cabo la campaña más cara de la Historia y mantuvo sus posiciones sorprendentemente bien. En este contexto, por supuesto, estamos satisfechos de aún haber logrado un progreso”.

Por primera vez, el PTB entra en el ayuntamiento de las capitales de provincia de Gante (3 representantes), Lovaina (1), Hasselt (2), y obtiene igualmente su primer escaño en 6 de las principales ciudades medianas de Flandes. “Con el avance en estas ciudades, el PTB está en camino de obtener por primera vez en su Historia, en las elecciones federales y regionales de 2019, representantes en el norte del país, en los parlamentos federal y flamenco”, señaló Peter Mertens.

En la Región de Bruselas, el PTB obtiene del 10% al 15% en los municipios más grandes, pasando de 2 concejales en 2 municipios a 36 concejales en 7 municipios, logrando así una notable presencia local en la ciudad de Bruselas, Anderlecht, Molenbeek, Schaerbeek, Saint-Gilles, Forest e Ixelles.

En Valonia, el PTB ha obtenido más del 15% en Lieja (tercera fuerza), Charleroi (segunda fuerza) y La Louvière (segunda fuerza), y en el Cinturón Rojo de Lieja ha obtenido un resultado del 25% en localidades como Herstal y Seraing. El PTB también obtuvo 3 representanes en las capitales de provincia de Namur y Mons, logrando concejales por primera vez en Huy, Tournal y Verviers. En el conjunto de Valonia, el PTB pasa de 14 a 78 representantes.

Hemos logrado que se impongan temas como la vivienda social de calidad

“Durante la campaña electoral los partidos tradicionales discutieron largo y tendido sobre puestos y coaliciones. Por su parte, el PTB se focalizó en cuestiones de fondo”, dice Raoul Hedebouw, Portavoz Nacional del PTB. “Hemos logrado que se hayan abordado temas que no habrían tenido eco de no ser por nosotros: la vivienda social de calidad, el transporte público urbano gratuito y su importancia ecológica, la gobernabilidad – exigiendo reducir a la mitad los salarios de los alcaldes de las grandes ciudades, porque los representantes públicos deben vivir como el pueblo y no en otro mundo”.

En general, Los Verdes también han logrado buenos resultados, mientras que los socialdemócratas retroceden. Bajan significativamente en Flandes, mientras que en Bruselas y Valonia, aunque el PS está en descenso, sigue siendo el partido más votado en muchas ciudades. En Flandes, la corriente general es derechista, gracias a un fuerte partido nacionalista de derechas (la N-VA) y a un creciente partido de extrema derecha nacionalista llamado “Vlaams Belang”, que han obtenido en suma el 45% de los votos en la ciudad de Amberes. “En estos tiempos difíciles, nuestro progreso es motivo de optimismo. Creemos que es vital sembrar las semillas de la resistencia, ir a contracorriente en los barrios, en las empresas”, afirma Peter Mertens.

ptb-merci
Cartel francófono de agradecimiento a los votantes tras los resultados del PTB en las recientes elecciones municipales celebradas en Bélgica

“Tenemos una importante responsabilidad como fuerza emergente de la izquierda. Una importante responsabilidad que se concretará primero en la lucha. Todos nuestros cargos públicos y nuestro Partido estarán al servicio de las luchas sociales y nacionales. Nuestro progreso electoral debe reflejarse en un aumento de la resistencia social. En 3 años, casi 9.000 millones de euros han pasado de los salarios a los beneficios empresariales. Los trabajadores deben recuperar esta riqueza. Y las elecciones no son suficiente”, afirma Raoul Hedebouw.

“Me gustaría agradecer de todo corazón a nuestros 14.000 miembros el trabajo que han realizado en esta campaña. El PTB siguió creciendo durante la campaña. Nos hemos hecho más fuertes en miembros, en secciones y especialmente a nivel ideológico y de actividad. Muchas gracias a todo el mundo por vuestros esfuerzos”, concluyó Peter Mertens.

FUENTE: Web del PTB

Anuncios

Diagnóstico de la situación actual en Catalunya y propuestas para avanzar

El movimiento independentista se encuentra desorientado y dividido. La causa principal es la represión del Estado: la anterior Presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell, está encarcelada; hay diputados del actual Parlament pendientes de juicio; el grueso del anterior Govern se encuentra encarcelado o exiliado. Y todo esto bloquea unas instituciones que, además, continúan económicamente intervenidas, pese a la retirada formal del 155. El esquema “de la ley a la ley” era un error, pero al menos servía para que las instituciones dieran pasos hacia adelante. Ahora mismo, en cambio, la mayoría independentista en el Parlament y el Govern de JxCat y ERC no sirve de gran cosa.

d7a332411e14769f300879cf8b1d4da6_l

La represión también ha impedido un análisis riguroso y la autocrítica de los aciertos y errores de la etapa anterior, la que nos lleva a las victorias del 1-O y el 3-O, que después no se quisieron o pudieron consolidar. En lugar de eso, aumenta el resentimiento entre las fuerzas independentistas.

Atrapado por estos condicionantes, el independentismo se encuentra sin una dirección política que pueda situar un nuevo horizonte para romper con el Estado, ni que despliegue políticas que hagan posible el éxito y la consolidación de esta ruptura. Nos encontramos en un “ir haciendo” en que tan sólo los juicios parece que tomen el papel de revulsivo. Pero sin enfocar el trabajo político (movilizaciones, alianzas, ligazón de estos juicios con la ruptura), también pasará este momento y no habrá servido para avanzar.

Todo esto no se soluciona (solamente) con la propuesta de cambiar los liderazgos vigentes por otros. Compartimos las dudas respecto a la voluntad política de algunos sectores del movimiento, pese a que éstas deberían situarse especialmente en aquellos que, por posición de clase y por acomodamiento institucional, se están limitando a gestionar la autonomía. Pero además de voluntad política, los nuevos liderazgos necesitan de una estrategia sólida y compartida.

Tenemos la certeza de que sin la unidad del independentismo es imposible avanzar y todavía más imposible es ganar. Sin esta unidad también es imposible que la República Catalana gane apoyos entre nuevos sectores sociales y políticos. Pero también sabemos que sin un análisis compartido y, más importante todavía, unos objetivos compartidos, esta llamada a la unidad no tiene sentido.

Hoy por hoy, unas nuevas elecciones no supondrían más que una huida hacia adelante: marchar sin siquiera un principio de coordinación estratégica que dé sentido en el futuro de éstas, ni tan sólo estrategias opuestas que puedan enfrentarse electoralmente, eso sería como jugar a la ruleta.

PROPUESTAS PARA AVANZAR:

Por ello, proponemos:

  1. Crear un espacio unitario que reúna a todas las fuerzas partidarias de la República Catalana – partidos, sindicatos, organizaciones, entidades: el Congrés Nacional del Poble Català (CNPC)
  2. Organizar el trabajo político que haremos, comenzando por demandar a todos los presos y encausados una defensa política y unitaria
  3. Desplegar las herramientas y líneas políticas necesarias para que la ruptura independentista sea irreversible, aquellas que desde Poble Lliure hemos ido apuntando en los últimos meses:
  • Institucionalidad nueva (Consell per la República) y, especialmente, partiendo de la coordinación y el contrapoder municipalista (Assemblea d’Electes)
  • Trabajar desde la base por el Procés Constituent, uniendo diferentes luchas liberadoras (feminismo, liberación LGTBI, ecologismo, derechos laborales, derechos sociales, cultura) con el proyecto de la República de todo el mundo
  • Enfocar las elecciones municipales como una oportunidad para avanzar en las mayorías republicanas, de izquierdas y progresistas, comenzando por tejer confluencias amplias de unidad popular en las áreas metropolitanas y en el conjunto de municipios del país
  • Organizar campañas de boicot contra la oligarquía española del IBEX-35, responsable última del Estado autoritario que padecemos
  • Desplegar una estrategia apropiada en Illes Balears y el País Valencià para hacer emerger sendos movimientos por el derecho a decidir. Una lucha coordinada en el conjunto de los Països Catalans triplica los problemas al Estado autoritario español
  • Profundizar el trabajo de internacionalización y solidaridad, poniendo especial énfasis en la coordinación con otras naciones del Estado Español que luchen por sus repúblicas.

Països Catalans, 11 de Octubre de 2018

POBLE LLIURE

INDEPENDÈNCIA – SOCIALISME – FEMINISME – PAÏSOS CATALANS

Ellos, ellas, elles y VOX

Nunca se fueron, siempre estuvieron en el Congreso de los Diputados, pero ya están aquí a cara descubierta. Sin pudor de llamarse fascistas y defender la España franquista que mató a cientos de españoles y ennegreció este país durante 40 largos y oscuros años. Los progres, esa fauna a la que hablar de pobres le parece “demodé” en uno de los países más desiguales de Europa donde 14 millones de criaturas duermen cada noche en el umbral inhóspito de la pobreza y la exclusión social, se han puesto de los nervios y, claro, ponen el foco en lo malos que son estos fascistas de VOX.

do8ibmpw0ampg6h
Acto celebrado ayer por el partido ultraderechista español “VOX” en el Palacio de Vistalegre (Madrid). Unas 10.000 personas acudieron al acto, más otras 3.000 que quedaron fuera por falta de aforo. (FOTO: @Santi_ABASCAL)

Un discurso de odio que la gente comprará si la izquierda no cambia su rumbo. Será comprado por la misma gente a la que los progres, los perdedores de la globalización, llevan años abandonando, caricaturizando y obviando sus necesidades, mientras han convertido el relato político en un circo de identidades de ellos, ellas, elles, activistes y LGTBQIPRKSTVW+ que compiten entre sí a ver qué grupo tiene la bandera más grande y más visible en los anuncios de los bancos que desahucian.

El fascismo es el aliado del capitalismo, así ha sido siempre a lo largo de la Historia y así está siendo en este momento, donde el modelo económico que sufrimos vive de desposeer a la gente sencilla de las pequeñas conquistas sociales alcanzadas tras la Segunda Guerra Mundial. Frente a este capitalismo que produce fascismo, tenemos a un PSOE que lleva años ocultando con mucha diversidad molona las privatizaciones, la venta de España a los grandes poderes financieros y creación de las SICAV – donde tributan los progres de postín que no hablan de desigualdad social así los maten. Este mismo verano, el PSOE, ante la incapacidad o falta de voluntad de ir a las causas materiales que nos han hecho más pobres y desiguales, nos ha mareado con el Valle de los Caídos mientras el dictador sigue allí. No pasa nada, lo importante es llenar portadas de periódicos y tiempo en los directos de las televisiones.

Este mismo PSOE alimentó una extensa red de organizaciones feministas, LGTB, raciales y de otras temáticas de carácter identitario con las que se ha ido construyendo un discurso casi monotemático de causas importantes, claro que sí, pero que jamás tienen la desigualdad económica en el frontispicio de sus causas. Muchos medios de comunicación venden reportajes patrocinados a instituciones públicas si hablan de género o de políticas LGTBI, pero nunca financia ninguna administración ningún reportaje que hable de barrios empobrecidos, de esperanza de vida, de mujeres con trabajos de miseria o especiales que cuenten que el 70% de los pobres son mujeres. Se paga el feminismo para ricas, el que habla mucho del techo de cristal mientras se invisibiliza a las pobres, que son la mayoría de las mujeres, en un suelo de barro que convierte sus vidas en un via crucis que nunca es “trending topic”.

Ellos, ellas y elles, activistes todes, han conseguido estirar el chicle de las identidades hasta el límite de lo absurdo, como lo explica a la perfección Daniel Bernabé en su libro “La trampa de la diversidad”. Hablan de cuerpos “curvy” pero no dicen nada de que la obesidad de esas mujeres gordas es síntoma de pobreza; hablan de personas transexuales pero no dicen nada de que estas personas tienen cerrado a cal y canto el mercado laboral y de que sufren un 80% de tasa de desempleo; hablan de gays y lesbianas pero no dicen ni pío de que la gran mayoría de homosexuales no pueden adoptar criaturas porque los exiguos salarios que tienen no son fiables para los psicólogos que evalúan la idoneidad de los padres que solicitan adoptar un hijo.

Hablan de multiculturalismo, de diversidad y de minorías raciales pero ni pío de que la pobreza infantil se dobla en aquellas familias con padres migrantes o de que un ejército de mujeres extranjeras trabajan en una situación casi de explotación en el servicio doméstico, internas o semi-internas, con salarios que de media no sobrepasan los 500 €. Estos progres, que ahora están alertados de que VOX haya llenado Vistalegre, son los mismos, mismas y mismes que acusan de “turismofobia” a las camareras de piso que denuncian que cobran 2 € por hora, limpiando habitaciones de hotel en un sector – el turístico – que suma ganancias anuales de dos dígitos.

Estos progres, que ahora dicen que lucharán contra el fascismo, son los que miran de reojo a los barrios obreros, los que llevan años despreciando a los diputados o diputadas sin títulos universitarios y de procedencia social de barrio. Son los progres que se creen que luchar contra la pobreza es pintar un mural de Murillo en un bloque de pisos de un barrio obrero o poner en medio de un descampado un gran edificio para uso cultural mientras al otro lado del barrio los niños no saben qué es comer pescado y fruta en casa.

No es VOX, es la izquierda que ha dejado de aspirar a que lo simbólico y lo material vayan unido en una causa común con capacidad de construir un sujeto mayoritario para derrotar a los fascistas que ahora llegan con un discurso anti-élites, dirigido a los perdedores de la globalización que malviven con salarios de 400 € mientras los progres están pensando si hoy hablan de los cuerpos “curvy”, del vello púbico, de qué palabro inventar para quedar más molones en la charla de activistes o qué letra sumar, para competir contra ella, a la ecuación LGTBQIPRKSTVW, anticolonial, periférico, interseccional, vegano y horizontal.

A VOX no se le combate con retórica antifascista de la izquierda folclórica o con discursos de salón de los progres con ínfulas de Clinton de provincias, sino yendo directamente a atajar el dolor social que tiene a este país en el umbral de la barbarie. Aún estamos a tiempo, ellos, ellas y elles mediante.

Por Raúl Solís

Comunicado del SAT ante las noticias aparecidas respecto a las temporeras marroquíes

0hcbfkzg_400x400Ante las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación respecto a la situación de las temporeras marroquíes, desde el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as (SAT), queremos aclarar:

El SAT lleva décadas realizando un trabajo de asesoramiento, denuncia y apoyo de las trabajadoras/es inmigrantes en Andalucía, especialmente en Almería y Huelva. Un trabajo que ha dado sus frutos en forma de informes, publicaciones, libros, denuncias en juzgados, condenas de abusadores… pero, sobre todo, impulsando la auto-organización y el empoderamiento de las trabajadoras/es inmigrantes frente a las situaciones de injusticia y atropello que en numerosas ocasiones se producen.

A finales de mayo, la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (AUSAJ) se pone en contacto con este sindicato y se ofrece a ayudar ante las noticias de posibles abusos a un grupo de trabajadoras marroquíes de la fresa en Huelva. Esta asociación compuesta por una abogada llamada Belén Luján y Jesús Díaz, su marido, acude a una fina de Almonte por indicación del SAT, que ya había recibido un aviso de auxilio. A partir de ese momento se producen las denuncias pertinentes y el desalojo de las trabajadoras de dicha finca. El compromiso del SAT con las 10 compañeras que denunciaron dichos abusos fue el de cubrir el alojamiento y la manutención de estas mujeres mientras se tramitaba el procedimiento judicial.

Pese a la situación económica del SAT, asediado a multas, con escaso apoyo institucional y basada toda nuestra financiación en las cuotas de una afiliación mayoritariamente precaria, entendimos que era una obligación atender a estas compañeras en la medida de nuestras posibilidades. Ese compromiso se ha cumplido y, además, se suministró atención psicológica, sanitaria y formación diaria de aprendizaje del castellano, siempre encaminado todo este esfuerzo al empoderamiento de estas trabajadoras. Además de este apoyo, entendimos necesaria – y así lo hicimos – la visibilización de la situación y la denuncia pública y política ante diferentes instancias. Así, organizamos junto a otros movimientos sociales y sindicales una marcha de denuncia de la situación de las temporeras en el campo de Huelva.

Desde junio hasta mediados de septiembre, estas compañeras permanecieron en dos casas habilitadas y financiadas por este sindicato en la localidad malagueña de Cuevas de San Marcos. Es a partir del “crowdfunding” organizado en solitario por Belén Luján en agosto y la denuncia pública de su propio equipo de redes respecto a la ausencia de transparencia en la gestión del dinero recaudado, cuando este sindicato le pide cuentas a AUSAJ sin obtener respuesta. Esta situación, unida a las continuas exigencias de AUSAJ de una mayor contribución económica por parte del SAT provoca una ruptura de relaciones. Consecuencia de todo esto, el 14 de septiembre esta abogada y su marido se llevan a las trabajadoras a Murcia, donde también tuvieron problemas con la red de apoyo, a la que también han denunciado, acabando definitivamente en Albacete.

Lamentamos profundamente la utilización torticera y abusiva de la causa de las temporeras para atacar al sindicalismo andaluz de clase, que tiene las manos limpias y no va a cejar en su lucha por visibilizar los problemas de los de abajo, de las personas vulnerables, de la clase trabajadora y el pueblo andaluz. Es absolutamente inadecuada la utilización del derecho penal unido a campañas mediáticas para resolver conflictos entre colectivos que han estado apoyando esta lucha, que está por encima de siglas y de individuos, porque es la lucha por los derechos humanos. Este sindicato ya conoce el uso del desprestigio mediático (“difama, que algo queda”) y del populismo punitivo, y sabemos que estas tácticas – normalmente usadas por el poder – tienen un recorrido corto porque, al final, siempre aflora la verdad.

Este sindicato se pone a disposición de cualquier colectivo o movimiento social para aclarar todas y cada una de las cuestiones planteadas. Asimismo, disponemos de mecanismos internos para depurar cualquier responsabilidad, en el caso de que se haya producido. Y entendemos que la denuncia interpuesta por esta abogada, Belén Luján, entregada a los medios de comunicación y que no ha sido comunicada oficialmente al SAT, sólo busca tapar su falta de transparencia en una huida hacia adelante mezquina y cobarde.

Raçonê pa fomentâh l’andalûh eccrito

NOTA: Queremos inaugurar una sección, que posiblemente en un futuro se extienda a todo el proyecto de “La Atalaya Roja”, en la que diariamente publicaremos un artículo traducido al andaluz, concretamente a su variante EPA, cuyos detalles y estructura podéis consultar pinchando en este enlace.

Açe unâ çemanâ ablé de la poçibiliá d’eccribîh n’andalûh. Alueo d’açêh un brebe repaço ittórico d’argunâ obrâ eccritâ por er Ramón de la Cruz or Juan Ramón Jiménez, argumenté qe la poçibiliá no era nueba, ni tampoco obedeçía a argún ideario político attuâh. Ençima, mençioné que la farta d’un çittema ortográfico y gramático unificao, entre otrô fattorê, dificurtó la creaçión d’una literatura henuinamente andaluça.

P’arguna hente, l’artículo çuççitó un debate intereçante çobre lô poçiblê poblemâ d’ettandariçâh la forma d’ablâh de nohotrô. Me pareçió una pexá d’intereçante que la mayoría de lô argumentô encontra d’ette tipo d’iniçiatibâ çon mu pareçíô. Por eço, deçidií de contattâh con lô creaorê d’una nueba propuetta ortográfica unificá del andalûh – “Er Prinçipito Andalûh” – pa preguntâh pol-lâ criticâ mâh comunê q’an reçibío por er trabaho d’eyô. A continuaçión, ablaré çobre 4 d’eyâ y aluego eppondré lô motibô pol-lô que no me pareçen guenâ.

La crítica mâh recurrente diçe que l’andalûh no êh mâh que uno, çino q’êh un conhunto d’una hartá d’ablâ diferentê. Como prueba d’etto, çe çuele indicâh que la forma d’eppreçarçe baría enormemente, digamô, en dôh pueblô d’ar lao. Continuando con ette ehemplo, creo q’êh mâh façi ttâh d’acuerdo con el exo de qu’ambâ formâ d’ablâh comparten pexá de çimilituê y que çon reconoçiblê como claramente andaluçâ. Imahíneçe que ba andando por arguna caye de Madrîh y derrepente, cuxa ablâh a bariâ perçonâ que biben çerca der pueblo o la comarca d’uttêh. Çin duda, reconoçerá a lâ perçonâ y çu forma d’ablâh como andaluçâ. Aro que, etto no niega l’eççittençia de diferentê modalidadê aentro la comunidá de nohotrô, mâh bien me refiero a que lâ bariantê eçâ puén englobarçe ampliamente aentro l’andalûh. Ademâh, aqueya hente q’eggrime l’argumento ette, tamién debieran d’açel-lo encontra l’eppañôh. ¿Por qué ba a çêh un problema l’eççittençia de formâ d’ablâh diferentê n’Andaluçía y, çinembargo, no lo fue pa creâh una norma ettandariçá ner territorio peninçulâh y parte Latinoamérica?

diseño lengua1 copia

La çegunda crítica tié que bêh con el eçettiçimmo con er q’argunô abitantê d’Andaluçía miran curquiêh poçibilidá d’ettandariçaçión, ya que etta çe pué açoçiâh con argunâ bariantê como la de Çebiya, la de Málaga, la de Graná, etc. En la propuetta EPA, pué berçe como recohen una gran cantidá de bocabulario de toâ partê d’Andaluçía, de toâ. Ademâh, utté mimmo pué aportâh ar diççionario d’eyô poniéndoçe en contatto con eyô, çi cre que la rehión d’utté no ç’a tenío en cuenta toabía. Mientrâ la Real Academia Española no ba a recohêh la forma d’ablâh eça, etta iniçiatiba çe preocupa por repreçentâh por eccrito cómo ç’an eppreçao lâ hentê d’Andaluçía durante to la bía. Açín, etta propuetta a çoluçionao lâ diferentê formâ de pronunçiâh la “s” que eççitten en Andaluçía – “seseo”, “ceceo”, “heheo-jejeo” – uçando la “ç”, pa que ca uno lo lea como abla en çu comarca.

La terçera crítica, quiçá una de lâ que menô me cocco, açegura que repreçentâh l’andalûh de forma eccrita lo açe mâh cómico, en bêh de dinnifical-lo. Primeramente, eccribîh n’una modalidá linguíttica no l’açe mâh cómica, çino que le da carattê y prettihio pa uçal-la en un biahe contettô, mâh ayá der cómico o informâh. Çegundamente, y muxo mâh importante, çi argien conçidera cómico eccribîh n’andalûh, êh porque piença que ablâl-lo tamién lo êh. Deggraçiámente etto obedeçe a prehuiçiô ittóricô y a la farta de reppeto entre perçonâ que no ablan de la mimma forma, no al exo d’eccribîh como nô eppreçamô.

L’úrtima crítica, con la que poemô ettâh d’acuerdo, êh que cuetta trabahito coccarçe del andalûh eccrito. Manque etto êh una orbiedá ya que, çi no cottara una mihiya trabaho leel-lo la primera bêh, çería porque c’ettaría ante argo que ya ç’a aprendío y que no êh nuebo o dittinto der catteyano. Iguâh que la forma d’ablâh de nohotrô difiere de la d’Eppaña, la forma d’eccribil-lo tié que çêh a la fuerça dittinta. Pa podêh uçâh con çortura ette nuebo çittema ortográfico unificao êh mettêh ettudial-lo, iguâh que nô fue mettêh açel-lo con er catteyano.

Reçumiendo, creo que êh normâh q’aya çierta retiçençia a iniçiâh un proyetto tan ambiçioço como er d’ettandariçâh la forma d’ablâh de nohotrô, y êh gueno que çe diccuta de una forma raçonable. Çinembargo, creo que lô prinçipalê argumentô de lô detrattorê d’etta iniçiatiba no çon combincentê, y que çería mettêh d’enfocarçe tamién en lô benefiçiô que l’implementaçión d’ette çittema conyebaría: mâh d’oxo miyonêh (8.000.000) de perçonâ, çin contâh deççendientê, que deharían d’infrabalorâh la forma d’eppreçarçe y de bibîh d’eyô.

Por Daniêh Gayardo (10-6-2018)

En las elecciones: ¡Hacia la liberación de Andalucía!

Hoy, la Comisión Nacional de NA se ha reunido en sesión extraordinaria para abordar, entre otras cuestiones, la preparación de las candidaturas de Nación Andaluza a las elecciones autonómicas. Sobre esta cuestión, queremos manifestar públicamente:

En estas semanas hemos podido constatar la simpatía que en amplios sectores de la izquierda soberanista andaluza ha levantado nuestra decisión de presentarnos a estas elecciones autonómicas. Un hecho que nos hace pensar que hemos acertado en nuestra decisión pero que – somos conscientes – implica una mayor responsabilidad y precisión en el proceso que iniciamos.

Desde las Asambleas Locales estamos empezando a tejer lazos de colaboración y unidad popular con colectivos locales e individualidades que se han mostrado dispuestas a trabajar con nosotras, codo con codo, para conseguir candidaturas amplias de la izquierda independentista, anticapitalista y feminista. Vamos a seguir profundizando en los próximos días en la ampliación y profundización de este trabajo.

Por desgracia, las conversaciones que solicitamos iniciar con Asamblea de Andalucía y Jaleo!!! no se han podido llevar a cabo puesto que ambos colectivos han declinado la invitación de NA a participar en la construcción de unas candidaturas amplias de carácter soberanista y anticapitalista para estas elecciones. Desde Nación Andaluza lamentamos esta oportunidad perdida.

La Comisión Nacional ha elegido, de entre las propuestas presentadas como lema general de la campaña: “Hacia la liberación de Andalucía”. Entendemos que no hay mejor resumen de nuestros objetivos y nuestra razón de ser: la lucha por la liberación social, nacional y feminista del Pueblo Trabajador Andaluz.

4d 2010

En las elecciones andaluzas, ¡hacia la liberación de Andalucía!

Comisión Nacional de Nación Andaluza

Granada, 30 de Septiembre de 2018

Cuatro razones por las que el porno no debe cambiar, sino desaparecer

“En una sociedad sin educación sexual era obligatorio que el porno cambiara”. Fundido a negro y emerge la demoledora frase: “Ahora mandamos nosotras”.

Así termina el spot publicitario del Salón Erótico de Barcelona, que abre sus puertas a principios de octubre. Con “erótico”, los promotores se refieren con un eufemismo a “pornográfico”.

5baa34f1ac4d8_pds
Captura del spot publicitario del Salón Erótico de Barcelona (SEB), que tendrá lugar a principios de octubre en la capital catalana.

El salón ha sido patrocinado durante años por un burdel, y fue famoso por reclutar a trabajadores “voluntarios” a cambio de poder asistir a los espectáculos en directo. Una celebración del neoliberalismo sexual más agresivo, donde los fans tienen la oportunidad de ver con sus propios ojos a las actrices y actores de sus sueños en carne y hueso (y aceite), realizando todo tipo de “performances”, concediendo entrevistas entre stands repletos de las últimas novedades en robótica y juguetería sexual.

El mensaje del minuto y medio de hipocresía, marketing y moralina del vídeo promocional de 2018 se resume de la siguiente forma. Como los españoles (y, cada vez más, las españolas) reciben toda su educación sexual de un porno machista y misógino, y al no existir una alternativa seria en la escuela ni en casa, la industria del porno ha tomado la iniciativa de reformularse. Ahora, el porno trabajará para transmitir los valores del buen sexo, que es feminista. Así se conseguirá cambiar actitudes y evitar en el futuro casos como los de “La Manada”.

En una hábil estrategia de lavado de cara, la industria porno nos quiere hacer creer que se ha convertido al feminismo y se ofrece a educar sexualmente a los y las jóvenes mejor para ir hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Sin embargo, aquí van mis 4 razones por las que el porno no tiene que ser feminista, sino que tiene que desaparecer.

1) El porno es una industria, no una ONG

Como otras industrias devoradoras, la del sexo se rige por leyes de oferta y demanda, no por valores como la justicia o la dignidad. En una sociedad hiperglobalizada, con un capitalismo desenfrenado que nos ha llevado al borde del colapso (los pobres son más pobres, los ricos son más ricos que nunca), lo último que debemos esperar de una industria del calibre que tiene la pornografía en el Estado Español son lecciones de ética, y mucho menos, de ética sexual.

Muchos que leen esto sabrán que hay porno para todos los gustos. De todos los colores y medidas, en grupo, con miembros de la familia, con adolescentes, con niños. Con individuos de todas las nacionalidades, de animación, con disfraces. Ahora lo que vende es el feminismo, por tanto, pretendamos que es posible ser feminista y consumir porno, y añadamos la categoría al pastel de todo lo demás que se ofrece. Lobos vestidos de oveja. Zapatero a tus zapatos. Pornógrafo a tus billetes.

2) El porno mueve masas

La industria de la pornografía ha cambiado de modelo: del DVD, revista o contenido de pago hemos pasado a las páginas de porno “gratis” donde lo que importa es la cantidad, no la calidad ni la naturaleza del contenido. Cuantos más terabytes de vídeos ofrezcas, más gente lo verá, más tráfico se generará y más dinero se podrá ingresar en publicidad. La clave del negocio es atraer a enormes cantidades de usuarios.

Centenares de millones de personas de todo el mundo llevan ya bastante tiempo viendo contenidos que no son ni feministas ni justos. Lo que todos sabemos pero la industria no menciona (ni en el spot del SEB ni en sus plataformas web) es que el porno crea adicción en los cerebros de los que lo ven – hay chicos que llevan desde los 8 años viendo estos contenidos en su pantalla.

Como sucede con toda adicción, el cerebro siempre quiere más: más fuerte, más intenso. La misma dosis no sirve al niño que busca la palabra “pechos” en Google que al quinceañero que ya lleva más de un lustro obteniendo su ración de excitación sexual de la inagotable fuente que es Internet.

Pretender cambiar los gustos de todos estos consumidores para que un día todos vean porno no violento y no machista es ingenuo. Pero la realidad es que no es un objetivo real de la industria. Muchas actrices que producen porno “feminista” hacen escenas de porno mainstream (o sea, duro y machista) en paralelo, porque dan ganancias superiores.

3) El porno es prostitución

En su etimología, la palabra “pornografía” proviene de dos vocablos griegos: “Porne” (prostituta) y “graphos” (escritura). No estamos hablando ni de arte, ni de cine, ni de erotismo, ni de celebración del sexo. La única cosa que se celebra, como su etimología indica, es la prostitución: el poder mercantil del que paga sobre la que es penetrada.

La prostitución en sí misma es incompatible con una sociedad justa e igualitaria. El porno y la mentalidad progresista (con su discurso de justicia social) no pegan ni con Super Glue.

4) El porno alimenta la trata de personas

En 2018 hay más esclavos en el mundo que nunca antes en la Historia. Cuando decimos “esclavos”, no hablamos sólo de gente recogiendo algodón, cosechando cacao o construyendo grandes estructuras en Dubai, sino que también hablamos de mendicidad y trabajo forzado, y aquí en Europa – especialmente – de explotación sexual.

La trata de personas es un negocio que se codea con el tráfico de armas y de drogas. Aunque tenga la etiqueta legal, el porno mainstream en demasiadas ocasiones oculta abusos, amenazas, violencia, controles de sanidad fraudulentos, manipulación, consumo de drogas y suicidios. De hecho, sabemos que parte del porno que vemos en Internet, en sí mismo puede ser la grabación de violaciones con las que los tratantes “domestican” a sus víctimas.

En los burdeles y clubes del Estado Español hay porno 24 horas, para que las mujeres en prostitución sepan cómo tienen que actuar para complacer a los clientes, que entran por la puerta con fantasías cada vez más perversas: aquellas que no se atreven a cumplir con su pareja.

Podemos y debemos hacer eventos de concienciación, conferencias y caminatas por la libertad para denunciar la crisis humanitaria que la trata significa, pero aquello a lo que damos “clic” en la privacidad de nuestro dormitorio o cuarto de baño no puede contradecir nuestras palabras.

Afrontar el problema

El spot del Salón Erótico de Barcelona ya es un evento en sí mismo. Algo así como el de la Lotería de Navidad o el del cava “Freixenet”. En 2016, lo protagonizó la vocera del porno blanqueado Amarna Miller y el clip se llevó el León de Plata del Festival de Cannes. Entonces, el mensaje era otro: “Todos veis porno, aunque pretendáis ser religiosos, conservadores o decentes. Dejaros de hipocresía”. Lamentablemente, tenían razón, muchos somos hipócritas.

Tenemos un “demogorgon” con los testículos bien metidos en el fondo de nuestras familias, escuelas, comunidades. Ningún grupo se salva, este monstruo afecta a padres, jóvenes y niños de todos los contextos. Pero miramos a otro lado, ¿porque quién es el valiente que va a tirar la primera piedra?

Tenemos que despertar, dejar atrás la destrucción a la que arrastra la pornografía. Educar a nuestros hijos e hijas en una sexualidad sana (¡nunca es demasiado pronto para comenzar a hablar de ello!), ser más transparentes y atrevernos a hablar de lo que no va bien, levantando nuestra voz contra la injusticia del porno, la prostitución y la trata de personas.

Por David Pérez Aragó