Nota del PCP ante el encarcelamiento de dirigentes políticos de Cataluña

pcp_logoAnte la gravedad de las medidas represivas que están padeciendo dirigentes políticos y miembros del gobierno regional de Cataluña, el Partido Comunista Portugués (PCP) considera que tales medidas constituyen una inaceptable manifestación de intolerancia antidemocrática que en nada contribuye a la solución de la compleja cuestión nacional de España, sino que tiende a complicarla y agravarla.

El PCP expresa su preocupación respecto a la instrumentalización de la cuestión catalana para, una vez más, sofocar los justos sentimientos de identidad nacional y reforzar posiciones centralistas autoritarias tan del gusto del gran capital español.

El PCP observa con preocupación que la escalada de hechos consumados y la ausencia de una solución política democrática tiende a aumentar las graves consecuencias sociales de la política del gobierno de Madrid dirigido por el PP, así como del gobierno catalán.

El PCP condena firmemente la promoción de valores nacionalistas reaccionarios y la acción de sectores fascistas franquistas que durante décadas han oprimido a los pueblos de España, situación tanto o más preocupante que se encuadra en la deriva que se produce en la Unión Europea tendente a limitar y atacar derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos.

El PCP considera necesario que, en el respeto a la Constitución de la República Portuguesa, los órganos de soberanía de Portugal en ningún modo acompañen ni alimenten, como lamentablemente ha hecho el gobierno, cualquier deriva autoritaria del gobierno y del Estado Español.

El PCP reitera su opinión de que la solución para la cuestión nacional en España deberá encontrarse en el plano de una solución política, que integre en el marco de una respuesta más general que asegure los derechos sociales y otros derechos democráticos de los trabajadores y de los pueblos de España, incluido el catalán.

Gabinete de Prensa del PCP

3 de Noviembre de 2017

Anuncios

El PCPC ante la proclamación de la República Catalana y la aplicación del 155

1_pcpcEl Comité Ejecutivo del Partido Comunista del Pueblo de Cataluña (PCPC), ante la proclamación de la República Catalana el pasado 27 de Octubre en el Parlament de Catalunya, manifiesta:

En primer lugar, el PCPC reconoce la proclamación de la República Catalana porque así ha sido refrendada por los resultados del referéndum del 1 de Octubre. El PCPC siempre ha defendido el derecho inalienable a la autodeterminación de los pueblos y, por supuesto, del pueblo catalán. El PCPC y nuestro partido hermano, el PCPE, hemos estado defendiendo conjuntamente la propuesta de una República Socialista de carácter confederal (unión voluntaria de pueblos y naciones libres y democráticas dentro del Estado Español). Hoy el PCPC tiene que reconocer la voluntad y el derecho democrático del pueblo catalán a ejercer su independencia frente a una oligarquía y gobierno central que nos han demostrado una vez más su incapacidad histórica para hacer del Estado Español una nación de pueblos y naciones libres. Se vuelve a confirmar que el poder central es digno heredero del régimen franquista que se impuso a la Segunda República Española por la fuerza de las armas con el apoyo del nazi-fascismo internacional.

El PCPC, a partir de ahora, hablará de República Socialista Catalana – profundamente internacionalista – como alternativa de clase confrontada a la burguesía catalana que pretende mantener a la República Catalana dentro de las estructuras imperialistas (la OTAN, la Unión Europea y el euro). En este nuevo marco de lucha de clases, la clase obrera catalana tendrá como principal enemigo a la burguesía catalana y los monopolios europeos. Una burguesía catalana que ha dado apoyo a la burguesía española en muchas leyes y decisiones a la hora de reprimir y explotar a la clase obrera catalana.

Ante la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española por parte del gobierno del PP y de sus subordinados del PSOE y Ciudadanos contra la República Catalana que ya ha comportado el anuncio de Rajoy de destitución del President de la Generalitat y de su equipo de gobierno, imponiendo la disolución del Parlament y una convocatoria de elecciones autonómicas para el próximo 21 de diciembre, el PCPC hace un llamamiento al conjunto de la clase obrera y popular en la defensa de las instituciones democráticas catalanas y de sus intereses de clase. Es necesario articular un gran movimiento obrero y popular que se organice y movilice contra la represión del régimen monárquico corrupto y decadente y las fuerzas represivas del Estado Español.

Por último, el PCPC convoca para el día 13 de Enero de 2018 un II Congreso Extraordinario donde acabará de perfilar la propuesta del Frente Obrero y Popular dentro del nuevo escenario que se sitúa.

PER LA REPÚBLICA SOCIALISTA CATALANA!

NO A L’EURO, L’OTAN I LA UE!

ATUREM LA REPRESSIÓ!

LLIBERTAT PRESOS POLÍTICS!

VISCA LA CLASSE OBRERA!

NI GUERRA ENTRE POBLES, NI PAU ENTRE CLASSES!

La disidencia sexual mapuche

800px-flag_of_the_mapuches-svg
Bandera del pueblo mapuche

El pueblo mapuche es un pueblo amerindio que habita principalmente en el sur de Chile y Argentina, pueblo sometido a los conquistadores españoles.

A finales del siglo XIX fueron sometidos por Chile y Argentina a través de campañas conocidas como “Pacificación de la Araucanía” y “Conquista del Desierto”, las cuales significaron miles de muertes y pérdidas de territorio.

En el pasado y presente siglo vivieron un proceso de aculturación y asimilación a las sociedades de ambos países, sufriendo discriminación social y racial en sus relaciones con el resto de sociedades, manifestándose contra la imposición cultural y abriendo conflictos por la propiedad de la tierra.

Las reivindicaciones del pueblo mapuche pasan por la autonomía (derecho propio). Algunos grupos anticapitalistas incluso hablan de independencia total del pueblo mapuche, recuperación de las tierras ancestrales, beneficios económicos y el reconocimiento de su identidad cultural.

Las disidencias sexuales

A Victoria Alonso, Sebastián Pincel y Paz Bertí, personas que no se conocían personalmente, les unía su ancestralidad. Formaron un grupo que se propone pensar los cruces entre la disidencia sexual y la búsqueda de la ascendencia originaria, cuyo “objetivo” es concienciar que la mayoría de la Patagonia tiene sangre mapuche, que ello fue negado histórica y sistemáticamente, creando con ello algún tipo de interés.

Todo empieza como un grupo de amigos que, aunque no se conocían, empiezan a quedar de manera natural, entre mates, hablando de la lucha mapuche y la sexualidad. Un grupo que fue creando más fuerza según seguían hablando.

El grupo manifiesta la falta de referentes que reivindiquen los derechos de identidad de la nación mapuche, y dentro de esa identidad, la libertad sexual.

Entre sus miembros está Paz Bertí, cantante y activista autogestionaria, feminista contraria al género binario. Según Paz, con su música intenta descolonizarnos mental y físicamente. Habla de la reivindicación de la nación mapuche y de las disidencias sexuales.

Paz cree que los medios de comunicación juegan un papel importante a la hora de influir sobre la sociedad porque, al fin y al cabo, es la que importa, ya que la información que procesan los ciudadanos, aunque a veces, los mismos la transmitan de diferentes maneras, según sus ideologías. Destaca la inclusión por parte de algunos medios porque (tras recordar la noticia de una profesora que cambió de sexo, cito textualmente) “está buenísimo que eso se dé aunque cosas así no deberían ser noticia”. Paz atribuye estos hechos a la constante lucha por la visibilización de las personas trans. En Argentina, según Paz, no hay espacios televisivos frente a las disidencias sociales, que el debate lo generan personas que decidieron organizarse y luchar por sus derechos.

Destaca la homofobia institucional, recordando a la pareja de lesbianas que fue agredida y una de ellas detenida por besarse en público. Manifiesta que las personas trans no tienen las mismas oportunidades laborales que las personas normativas.

Según Paz, lo que se vive hoy es una revuelta de la nación mapuche. Toda esta lucha es por causas justas, que tiene que ver no solo con defender un territorio, sino también la libertad que tenemos como nación de llevar nuestra identidad libremente y cuidar nuestra tierra con una cultura de autogestión.

La lucha mapuche habla sobre el respeto y la tolerancia para poder vivir sin opresión y conseguir ser seres libres.

Por Kevin Guerra

Madriz revolution… stand by?

1435217461_e2abcada9d963f775140cf2bb410169dSoberanía, Felipe VI, derecho de autodeterminación, fractura social, régimen del 78, guerra económica, huelga general, diálogo, partidos constitucionalistas, plurinacionalidad, desobediencia, movilización permanente, presos políticos… Catalunya.

El tablero político en el que se disputan intereses y antagonismos de clase vive una agudización del omnipresente conflicto interclasista que mueve y desarrolla las sociedades y su Historia. La terminología empleada da cuenta de esa agudización de las contradicciones entre las partes enfrentadas.

Parece ser que, en Madrid, el choque nos ha cogido con el pie cambiado y quienes hasta ahora se definían como revolucionarios, ciegos ante lo que el lenguaje nos revela, faltos de una práctica revolucionaria coherente, han adoptado una postura reaccionaria frente al movimiento rupturista de Cataluña. Al menos así ha sido en más casos de los que nos gustaría reconocer. Esperamos que terminen por aclarar si esta reacción se debe a un internacionalismo equidistante, lo cual sería injusto y erróneo – pues no se pueden asumir todos los conflictos nacionales con un único y mecanicista análisis en el que no se tienen en cuenta el desarrollo histórico o el contexto social de tal o cual nación, así como otras condiciones subjetivas específicas – o si sencillamente nos hallamos ante los hijos bastardos de aquel matrimonio de conveniencia entre la dirección del PCE y la bandera bicolor. Querrán convencernos de que lo que sucede en Cataluña es un conflicto nacional en el que la cuestión social se encuentra supeditada a la cuestión nacional para, más tarde, recordarnos aquello de que todo movimiento nacional, toda lucha nacional, tiene a las élites de cada nación – a su burguesía – como actor principal en la confrontación. Élites que, enfrentadas por el control del mercado, apelan al orgullo patrio para que “los de abajo” salgan en defensa de los pretendidos “intereses comunes” de la nación.

Sin duda, les tendremos que reconocer que vienen de casa con los manuales de la cuestión nacional bien aprendidos.

Pero, para empezar, vuelven a tropezar con la piedra del dualismo entre factores que se empeña en supeditar una cuestión a otra sin tener en cuenta que tanto lo social como lo nacional forman parte de un todo en las relaciones sociales que se desarrolla en medio de la actividad praxeológica y de la interrelación constante. Lo único que consiguen con esa dualidad es marcarse su propio corte para decidir cuándo pasar o cuándo no pasar a la acción, dependiendo de la consideración idealista de si tal o cual movimiento popular es más o menos social, más o menos nacional.

Dudoso el revolucionario aquel que desde un punto de partida idealista decide no participar en el movimiento popular para imprimirle un carácter revolucionario, y se arriesga a entregarle a la burguesía el liderazgo de ese movimiento sin ni siquiera tener en cuenta la iniciativa y la energía revolucionaria que en él vuelca el pueblo sencillo. Dudoso el revolucionario que ante la acción de las masas se sienta a esperar que las contradicciones objetivas materiales todo lo determinen… Además, querer aplicar ese análisis general y “ortodoxo” de los conflictos nacionales a la cuestión catalana es simplificar ésta hasta el absurdo y demostrarse como completos desconocedores de la realidad catalana.

Resulta cuanto menos paradójico que mientras gran parte de las élites catalanas, con su burguesía financiera – la más poderosa – a la cabeza, han comprendido que la reivindicación independentista encierra un discurso mucho más amplio, que tiene que ver con la lectura política que una mayoría social catalana ha hecho de la crisis que estalló hace una década, un importante espectro de la izquierda española carga contra el independentismo catalán… ¡acusándolo de ir a la zaga de su burguesía!

Cabría recordarles a quienes desde Madrid expresan acaloradamente su adhesión o no adhesión al independentismo que el derecho de autodeterminación se ideó como fórmula política para debilitar y soslayar el enfrentamiento entre naciones de forma democrática y, de hecho, se llegó a la conclusión de que para evitar el estancamiento de los conflictos habría de ser el pueblo de la nación que quiera autodeterminarse el único con capacidad para decidir y expresarse a través del voto. Una capacidad que está al margen del consentimiento o las preferencias de quienes no forman parte de ese pueblo soberano, esto es, de quienes no conocen o no son parte de su realidad, de su comunidad material y espiritual, y ni que decir tiene que esa capacidad de decisión está muy por encima de poderes e instituciones constituidas por y para minorías privilegiadas.

¿Y por qué recordarlo? Primero, porque la verdad sólo se revela tras la práctica, y el día 1 de Octubre las urnas catalanas se impusieron a las mentiras y al miedo que querían y quieren deslegitimarlas. Y segundo, porque en el contexto actual la acción no puede esperar a la teoría, la acción no puede postergarse ante el freno de la especulación. Fuera de Cataluña no podemos continuar hundiéndonos en el fango del debate territorial y dejar pasar esta oportunidad histórica para romper definitivamente la correa franquista que perpetúa la corrupción y los abusos que operan impunes en el Reino de España. No podemos ignorar a las masas populares de Cataluña que vuelven a situar al sujeto colectivo como actor principal en la escena política y se enfrenta al statu quo para conquistar más derechos, más libertades, más democracia, lo que se traduce en más protagonismo y más capacidad de acción y desarrollo espiritual de las clases no privilegiadas, especialmente del conjunto de la clase obrera. Insisto, ¡es escandaloso que la gran burguesía catalana que ya despliega todo su poder en instituciones y medios de comunicación para frenar el mandato democrático surgido del 1 de Octubre sea más certera que la izquierda española y sus pseudo-revolucionarios a la hora de señalar el camino que ha emprendido el pueblo catalán!

La República Catalana no nos va a despertar un buen día con el fin de la explotación del hombre por el hombre, ni con la socialización de los medios de producción, no barrerá de un día para otro los vicios, las injusticias ni los crímenes que engendra el capitalismo, pero su llegada nos sirve de estímulo para pasar a la acción a millones de trabajadores y trabajadoras de Occidente que vimos sucumbir a nuestra clase hace décadas ante los dictados del libre mercado.

La nueva República, que brota regada por el sudor y la sangre de su pueblo, que demuestra a los anestesiados pueblos del Hemisferio Norte que las masas, cuando permanecen firmes y unidas, pueden decidir su destino e imponer su voluntad a sus gobernantes, que se cuela como una piedra en el zapato de las clases dominantes, ha conquistado su derecho a erigirse como sujeto político independiente y, pase lo que pase, ya nadie nunca podrá negárselo.

Hoy no hay un sólo revolucionario consecuente en el mundo que no sonría lleno de esperanza cuando mira al pueblo catalán. Su ejemplo vuelve a poner encima de la mesa dinámicas de lucha que interesadamente nos hicieron creer olvidadas y obsoletas. La independencia en manos de los y las trabajadoras catalanas constituye un vehículo que pone rumbo a un destino que va mucho más allá de la creación de un nuevo Estado.

Para los “demócratas de toda la vida”, para los del cambio y la ilusión postergada, para los revolucionarios de manual y para los vendepatrias del pactismo y la comisión: llegado el momento, tened bien presente que “Roma no paga a traidores”

Por Alfonso Fernández Ortega (“Alfon”)

Prisión de Navalcarnero, Octubre de 2017

Comunicado de Poble Lliure tras la aplicación del 155 ante la situación en Catalunya

poblelliure-logo_transEl Gobierno español, con el apoyo de los partidos que apuntalan el régimen corrupto surgido de la Transición post-franquista, ha apostado por la “solución final” respecto al reto democrático planteado por el pueblo catalán: el golpe de Estado y la liquidación de la democracia.

La pretensión de destituir al legítimo Gobierno catalán, intervenir los medios de comunicación, amenazar a los trabajadores públicos y purgar la administración, destruir el sistema educativo y convocar nuevas elecciones prohibiendo determinadas opciones política, después de encarcelar a líderes independentistas catalanes, solamente tiene un nombre: FASCISMO.

Esta no ha sido solamente la respuesta de un gobierno, sino la de todo un aparato de Estado, comenzando por un rey de la dinastía que accedió por primera vez a la corona arrasando los Països Catalans a sangre y fuego, y que se restauró por decisión del dictador Francisco Franco. Continuando por una judicatura y unos tribunales de excepción herederos del régimen fascista. Y acabando con unos medios de comunicación puestos alrededor del mundo como ejemplo de manipulación y de falta absoluta de credibilidad.

estelada-grogaComo el independentismo llevaba denunciando desde hace décadas, el régimen de 1978 no era nada más que un lavado de cara al régimen de 1939 (la dictadura franquista y sus oligarcas) y, ahora, con un pueblo catalán movilizado de manera masiva, cívica y democrática, no ha tenido más remedio que mostrar su verdadera cara.

Llegados a este punto, se hace evidente que la única manera de avanzar en el camino de la democracia y de defender los derechos, libertades e instituciones de nuestro pueblo frente a los intentos de aniquilación política, social y cultural es la inmediata proclamación de la República Catalana.

Proclamación que, ante la vergonzosa actuación de los burócratas de la Unión Europea – un club cada vez más antidemocrático y dispuesto a proteger solamente los intereses de las oligarquía – deberá ser defendida con las mismas grandes dosis de movilización popular: cívica y masiva que nos ha traído hasta donde nos encontramos: a un paso de la libertad.

La desobediencia civil, un pueblo unido y movilizado en defensa de sus instituciones, y el apoyo de todos los demócratas alrededor del mundo, harán posible una República que no solamente será la herramienta para construir un futuro de justicia y libertad para el pueblo catalán, sino que supondrá una puerta abierta a la democracia para el resto de pueblos actualmente oprimidos por el régimen monárquico y post-franquista español:

Así, desde Poble Lliure:

  • Emplazamos al Govern y al Parlament de Catalunya a proclamar inmediatamente la República Catalana, tal y como disponen las leyes del Referéndum y de Transitoriedad Jurídica aprobadas los días 6 y 7 de septiembre, y después de la victoria aplastante del “Sí” el día 1 de Octubre.
  • Llamamos al conjunto del pueblo catalán, nuestras entidades, sindicatos y sociedad civil en general a la movilización en defensa de nuestras instituciones, de la República Catalana, por la salida de las fuerzas de ocupación españolas, por la libertad de los presos políticos y para abrir el proceso constituyente de la nueva República.
  • Llamamos a los gobiernos democráticos de todo el mundo, a las organizaciones internacional y a las fuerzas progresistas a reconocer inmediatamente a la República Catalana, a denunciar la represión y a promover sanciones y boicots contra la deriva fascista del Estado Español.

Barcelona, Països Catalans

22 de Octubre de 2017

(Puedes leer el comunicado original en catalán haciendo click AQUÍ)

Gays con fobias

Aunque parezca contradictorio, sí, hay homofobia en la comunidad LGTBIQ+, es la homofobia interiorizada que sufrimos en la comunidad y suele estar acompañada de otras microfobias como la gordofobia, la plumofobia, etc.

La plumofobia no es más que la no aceptación de la diversidad, es el intento de un sistema heteropatriarcal de heteronormalizar un movimiento que no se identifica con ello en su mayoría.

Para muchos, la pluma da “mala imagen” al colectivo. Pues bien, el “gaypitalismo” (término para designar, desde una perspectiva anticapitalista, la incorporación de los discursos LGTBIQ+ y la diversidad sexual al capitalismo, haciendo especial hincapié en el modelo de hombre gay, cis, blanco y de clase media-alta) no nos representa a todxs.

Cuando suelen decir “el orgullo no nos representa a todos”, sus argumentos no pasan de “hay muchas locas”. No suelen querer drags, no les importa la mercantilización del orgullo, incluso llegan a desconocer los acontecimientos de Stonewall. Lo que no les suela molestar son los tíos cachas semidesnudos drogándose, porque es lo que les pone cachondos.

Las “apps” de ligar

La homofobia, junto con el machismo, la plumofobia o el racismo, también están en las aplicaciones para ligar como “Grindr” o “Tinder”, etc., creando eufemismos envenenados como “no chocolate” o “no rice”, refiriéndose a que no quieren hablar con negros o asiáticos, como vemos en la siguiente foto:

firends1

Las maricas misóginas, posiblemente las más peligrosas, supieron adaptar el machismo. Casi todos tienen un odio irracional hacia la mujer, de forma parecida a los heterosexuales más machistas, llegando a considerar que no necesitan a la mujer en absoluto y discriminando todo lo que tenga que ver con lo femenino. Para ellos, un gay con aptitudes femeninas es un gay de “menor nivel”.

Aunque muchas veces se tolere a la marica graciosa, que se pone una peluca y hace chistes de forma amanerada, ese mismo “público” no quiere que se case e incluso detesta la idea de la adopción.

En mi opinión, el hecho de que no veas atractivo – de cierto modo – a una persona con pluma no significa que tengas fobia, que no son fobias, son prejuicios, del mismo modo que no eres racista por no sentir atractivo hacia una persona blanca, lo es no querer ningún tipo de relación con esa persona por tener pluma.

Mostrar la pluma abiertamente es decirle al mundo que eres homosexual, y como le pasa a las personas transexuales, son los que reciben insultos, palizas e incluso son asesinadas.

En un artículo de José Luis Serrano se dice que “cuando criticamos la pluma, criticamos a los que fueron torturados por hacer visible su homosexualidad. Si no hubiera sido por ellos, jamás habríamos existido. Seguiremos practicando sexo a escondidas expuestos al chantaje. La pluma nos hace visibles. La pluma es nuestra raza.”

Por Kevin Guerra

Bagdad se une al Eje Moscú-Teherán-Damasco

317840image1
El vicepresidente iraquí Nuri Al-Maliki estrecha la mano del presidente ruso Vladimir Putin.

El vicepresidente iraquí Nuri Al-Maliki llegó a Moscú el pasado 23 de julio para una visita de cuatro días y se reunió allí con el presidente ruso Vladimir Putin y otros dirigentes rusos.

En un análisis, el periódico ruso “Pravda” señaló que durante la vista Al-Maliki mostró la determinación de Irak a desafiar a EEUU, expresando su oposición a la creación de bases norteamericanas en territorio iraquí, denunciando el apoyo de Washington a los grupos terroristas y manifestando su voluntad de comprar armas rusas.

Los EEUU gastaron más de 2 billones de dólares para invadir Irak, según un estudio realizado por el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Brown. Dicha invasión causó un gran sufrimiento al pueblo iraquí, además de casi un millón de muertos, y estuvo basada en las mentiras de la administración estadounidense sobre las inexistentes armas de destrucción masiva en Irak – algo que recuerda a las actuales mentiras de EEUU sobre el uso de armas químicas por el Ejército sirio. Por lo tanto, está claro que la Casa Blanca y el Congreso de los EEUU harán todo lo que esté en sus manos para intentar que Irak no abandone la esfera de influencia de EEUU. ¿Pero pueden realmente hacer algo?

Irak está estratégicamente localizado en Oriente Medio y el segundo mayor productor de petróleo de toda la OPEP. El país produce 5 millones de barriles de crudo al día, pero su producción en 2020 crecerá hasta los 8 millones, lo que significa que llegará prácticamente al mismo nivel de extracción que Arabia Saudí.

Dado que si EEUU utiliza el campo de la energía como arma política contra Rusia, podemos concluir que si Irak desafía a EEUU y se une al Eje Moscú-Teherán-Damasco esto significaría una seria derrota geopolítica para EEUU en la región del Golfo Pérsico y en el mundo.

“La guerra de EEUU contra Irak llevó a la destrucción, la fragmentación y la difusión del caos en su territorio”, señala Nikolai Sukhov, investigador del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias de Rusia. Por supuesto, esto ha llevado a un incremento del sentimiento antiestadounidense en todas las comunidades de Irak, entre los musulmanes sunníes y los chiíes, así como los cristianos, que sufrieron todos un duro régimen de sanciones que privó a Irak de productos básicos, entre ellos medicinas, entre 1991 y 2003.

Una indicación de que Irak ya no es un aliado de EEUU es la cooperación entre Moscú y Bagdad en la esfera militar. Cabe señalar que Rusia e Irak firmaron en 2012 un conjunto de acuerdos sobre cooperación técnico-militar por valor de 4.300 millones de dólares.

Tras la invasión de Irak por parte del ISIS en 2014, Rusia e Irak implementaron con rapidez un contrato para abastecer a Bagdad con armas rusas mientras EEUU se negó a entregar a Irak aviones de combate F-16 ya pagados. Posteriormente, ha habido muchas denuncias de una ayuda norteamericana encubierta al ISIS en forma de lanzamientos de cajas con armas y municiones desde “misteriosos” aviones y helicópteros, según señalaron incluso miembros del Parlamento iraquí.

En junio de 2017, Rusia e Irak firmaron también un contrato para abastecer al país árabe con sofisticados tanques rusos T-90. De este modo, la cronología de compras de armas rusas por Bagdad muestra que Irak prefiere estas últimas a las estadounidenses.

Al mismo tiempo que Al-Maliki estaba en Moscú, el Ministro de Defensa iraquí, Irfan Hayali, visitaba Teherán. El 22 de julio firmó con su homólogo iraní Hussein Dahkan un memorando de entendimiento sobre cooperación en el campo de la Defensa entre los dos países.

Este evento ha sido una bofetada de Bagdad a Washington porque tuvo lugar en un tiempo en el que la Casa Blanca acusaba cínicamente a Irán de ser un “patrocinador del terrorismo” y llamaban a los aliados de EEUU a “aislar al régimen iraní”. Esto es una muestra del fracaso de la diplomacia de EEUU en Irak, país que ha sufrido precisamente el terrorismo del ISIS y otros grupos takfirís wahabíes patrocinados por Arabia Saudí y otros aliados de EEUU.

Precisamente, Irán e Irak han prometido reforzar su cooperación militar para hacer frente a los terroristas extremistas y su ideología. En este sentido, la revista estadounidense “Newsweek” reconoce que ambos países han sido objetivo de ataques terroristas y luchan juntos contra esta plaga. A diferencia de la ayuda de EEUU, la ayuda iraní ha sido determinante para que Irak pueda frenar primero al ISIS, pasar al contraataque y lograr una serie de victorias contra el grupo terrorista, la última de las cuales ha sido la liberación de Mosul.

“Newsweek” señala que EEUU teme una alianza estratégica entre Irán e Irak. La revista enfatiza que los responsables norteamericanos no han reaccionado a la firma del acuerdo irano-iraquí. Ellos saben que tal alianza impedirá a EEUU jugar y dañar, como ha hecho hasta ahora, la seguridad de Irak y de otros países de la región.

Hay, además, un factor religioso en esta alianza que los estadounidenses no alcanzan a comprender. Dos tercios de la población iraquí profesa la rama chií del Islam y comparten las creencias de la gran mayoría de la población de Irán. Millones de iraníes visitan los lugares santos para el chiismo de Kerbala y Nayaf cada año y los vínculos de tipo familiar entre Irán e Irak se están extendiendo. Los centros de aprendizaje religioso de Qom (Irán) y Nayaf (Irak) mantienen sólidos vínculos y no cabe olvidar la influencia de la Mayaiyah (Escuela Teológica de Nayaf) en la política iraquí. Los sabios religosos iraquíes no desean una presencia estadounidense en su país.

200px-popular_mobilization_forces_28iraq29_logo_vector-svg
Símbolo de las FMP de Irak (Hashid Al-Shaabi)

Otro factor importante es la consolidación de las Fuerzas de Movilización Popular de Irak (Hashid Al-Shaabi), que cuentan con cientos de miles de militantes y que han sido objeto de una campaña permanente de hostilidad – principalmente mediática, pero en ocasiones también en forma de ataques aéreos – por parte de EEUU. Las FMPI han estado insistiendo en que no hay lugar para la presencia militar estadounidense en Irak y se espera que esta milicia desempeñe un creciente papel en la política iraquí. Sus líderes han agradecido públicamente la ayuda de Irán y Hezbollah a Irak, y en particular a las FMPI, que comparten muchos vínculos personales e ideológicos con los anteriores.

Frente a todos estos factores, los EEUU no tienen ninguna posibilidad de dañar la alianza que Irán e Irak están creando y que tendrá una notable importancia a escala regional y mundial.

Por Yusuf Fernández