¿Vuelve a la carga el Frente de Liberación Nacional de Córcega?

_78410493_fnlcafp624
Militantes del FLNC durante una rueda de prensa.

Tres personas que negaron su pertenencia al movimiento de liberación nacional independentista corso (ilegal en Francia) han afirmado durante una rueda de prensa clandestina, que retomarán la lucha armada en Córcega si continúan el asedio y las amenazas del gobierno de Macron contra los colectivos que reclaman la soberanía de la isla.

Los tres individuos, cuyo rostro se ocultaba bajo una capucha, afirmaron ser representantes de miles de personas que apoyan al nacionalismo corso, pero que no están alineadas a ningún partido político.

Por otro lado, reivindicaron públicamente 12 atentados contra entidades bancarias, perpetrados desde finales de 2016.

Los expertos opinan que se trata de una célula activa del Frente de Liberación Nacional de Córcega (FLNC), que desde junio de 2014 se encuentra inmerso en un proceso de desarme y abandono de la lucha armada.

“Pese al abandono de los arsenales y de la renuncia a la violencia, pese a nuestras promesas de actividades pacíficas, denunciamos las redadas y detenciones de muchos jóvenes que no tienen adscripción política, por lo que el gobierno de Macron alimenta la represión del independentismo, alimentando el sentimiento de injusticia que pesa sobre el pueblo corso”, manifestaron en la conferencia de prensa.

Según estos tres nacionalistas corsos, el punto de partida de esta violencia estatal se refiere al caso Reims-Bastia, cuando en 2016 la Gendarmería francesa reprimió violentamente a cientos de partidarios del equipo de fútbol Bastia CF (representante deportivo-nacionalista de la isla), que terminó con varios heridos graves.

“No se respeta el clima de paz”, dijeron, agregando que el Estado central se había situado en una postura de bloqueo sistemático al diálogo con los independentistas.

También enviaron un mensaje al nuevo jefe de Estado, Emmanuel Macron, que señalaba:

“Si el Presidente de la República Francesa utiliza los mismos medios represivos que puso en práctica François Hollande; si se empecina en su estrategia de promesas rotas y de represión gratuita, la Asamblea de Córcega reaccionará y nosotros también.”

Además, los miembros de este movimiento dijeron defender las reivindicaciones nacionalistas y la liberación de los presos políticos detenidos por actos de lucha callejera.

FUENTE: La Otra Andalucía

El proyecto de crear la Gran Albania se pone en marcha la semana que viene

albania
Mapa de la Gran Albania que, además de la propia Albania, abarcaría zonas de Grecia, Macedonia, Serbia y Montenegro.

El 11 de junio se celebran en Kosovo las primeras elecciones y los sondeos dan como vencedores a los fascistas de “Autodeterminación”, en cuyo programa está el inicio de las negociaciones con Albania para completar la tarea de destrucción iniciada por la OTAN en los Balcanes hace 25 años: la creación de la Gran Albania.

Está previsto que el criminal de guerra Ramush Haradinaj, presidente de la Alianza por el Futuro de Kosovo, asuma las más elevadas funciones dentro de la nueva Albania unificada con Kosovo, previa convocatoria de un referéndum. Los imperialistas apoyan el plan fascista de los kosovares, lo mismo que apoyan los albaneses; en 2014 Bruselas confirmó la candidatura de Albania para ingresar en la Unión Europea.

El plan es debilitar a los países de la región que pretenden mantener una posición independiente, especialmente Serbia, que se niega a incorporarse a la OTAN.

La Gran Albania no sólo estaría formada por la “pequeña” Albania y el actual engendro kosovar, sino que al nuevo Estado se incorporarían localidades enclavadas actualmente en Serbia y pobladas mayoritariamente por albaneses. Se trataría de una nueva limpieza étnica. Jonuz Moisiu, alcalde de Presevo (Serbia), poblada por albaneses, destacó la necesidad de unir las zonas del sur de Serbia – Presevo, Bujanovac, Medvedja – a los territorios de Albania y el ministro de Trabajo serbio, Aleksander Vulin, calificó su declaración de “llamamiento abierto al inicio de la Tercera Guerra de los Balcanes”.

Es la terminología propia de la región desde hace mucho tiempo. En abril de este año el diario “The Informer” decía que Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía, era partidario de la Gran Albania y que estaba preparando militarmente a los gobiernos de Tirana y Pristina para ello. Agentes del servicio secreto turco entrenan a los albaneses para una nueva guerra: se compran armas y cohetes anti-tanque, se diseñan planes para ocupar Kosovo del Norte y ciertas partes de Macedonia.

La preocupación condujo el mes pasado a una reunión entre Vladimir Putin y Aleksander Vucic, presidentes de Rusia y Serbia, en Pekín. La Constitución albanesa otorga al Gobierno un supuesto “derecho” a proteger los intereses de sus ciudadanos en el extranjero, un llamamiento puro y simple a la anexión de las regiones vecinas.

La idea de la Gran Albania apareció en el siglo XIX por los miembros de origen albanés de la masonería europea, que contaban con el apoyo del colonialismo. No es diferente del pangermanismo o el panturquismo. Consistía en la reunificación de todos los territorios donde la mayor parte de la población era de origen albanés. Son varias regiones en el noreste de Macedonia, el sur de Montenegro y Serbia, partes de Kosovo y el norte de Grecia.

Por cierto, hablando de Grecia… El que siembra vientos recoge tempestades. Aproximadamente un 3%, unos 58.000 habitantes de Albania, son de origen griego y cuentan con varios representantes en la Cámara de los Helenos, uno de ellos vinculado al partido neonazi Amanecer Dorado. Entre los griegos de Albania ha aparecido el Movimiento por la Independencia del Epiro del Norte, zona fronteriza entre los dos países de mayoría griega, donde ya han empezado las escaramuzas a tiros entre griegos y albaneses.

uck
El criminal Thaçi junto al delegado de la ONU en Kosovo y el capo de la OTAN en 1999.

La Gran Albania no es ninguna quimera. En 1941 Kosovo ya formó parte de Albania, que en aquel momento estaba bajo el protectorado de la Italia fascista. Con uno u otro nombre, lo que la Unión Europea promociona en los Balcanes es exactamente eso: el fascismo de siempre.

Lo mismo promociona la OTAN, naturalmente. La foto de octubre de 1999 muestra al general estadounidense y Comandante Supremo de la OTAN, Wesley Clark (a la derecha) saludando al jefe de la misión de la ONU en Kosovo, el francés Bernard Kouchner (de civil), y al capataz de la UÇK, Hashim Thaçi (a la izquierda).

Un informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa acusa a Thaçi, actual primer ministro de Kosovo, de participar en redes de tráfico de órganos provenientes – sobre todo – de prisioneros serbios, uno de tantos negocios organizados por los mercenarios albano-kosovares de la UÇK.

FUENTE: “Movimiento Político de Resistencia”

La democracia bajo ataque en Polonia

Por Janusz Niedzwiecki

Miembro del partido político “Zmiana” (Cambio)

piskorski1En la mañana del 18 de mayo de 2016 agentes de la Agencia de Seguridad Interna de Polonia (ABW) registraron los apartamentos de miembros de la dirección nacional del partido “Zmiana” (Cambio), requisando discos duros, archivadores, documentos, etc. Los registros tuvieron lugar en tres ciudades diferentes simultáneamente, y en algunos casos (como en nuestra oficina de Varsovia) con serias violaciones de los procedimientos y la ley. Los agentes de la ABW continuaron requisando los ordenadores, teléfonos y discos duros; así como todos nuestros libros, panfletos, carteles, sistemas de sonido que usamos en las manifestaciones, pancartas y banderas – no sólo de nuestro partido, sino banderas nacionales polacas también – para prevenir y dificultar cualquier acción política o protesta por nuestra parte. Algunos miembros de nuestro partido que no quisieron participar en las ilícitas actividades de la ABW fueron intimidados.

Consideramos este tipo de acción como una forma de represión política en un intento de amedrentar a los círculos que sostienen visiones diferentes de las políticas socio-económicas, internas y externas de Polonia firmadas por las autoridades neoconservadoras y pro-estadounidenses polacas.

El líder de “Zmiana”, Mateusz Piskorski, junto a organizaciones afines y grupos independientes, están actuando de acuerdo a la ley polaca a pesar del acoso por parte de las instituciones del Estado – como con la prolongación del procedimiento de registro del partido. La acción de la ABW es una brecha significativa de la ley y el orden, inaceptable en un Estado democrático que declara su respeto por la libertad de expresión.

Mateusz Piskorski es uno de los más importantes activistas anti-OTAN en Polonia, politólogo y cofundador del think-tank polaco “Centro Europeo para el Análsis Geopolítico”. Fue diputado en el Parlamento polaco (2005-2007) y ha abogado durante muchos años en favor de la cooperación euro-continental y contra la OTAN y la dominación norteamericana en Europa.

Mateusz Piskorski fue detenido y permanece arrestado bajo los cargos de “espionaje para un país extranjero”, con varias fuentes mediáticas extendiendo histéricamente las “noticias no confirmadas” de que trabajaba para los servicios de inteligencia de Rusia “y/o” China.

Esta acción coordinada a gran escala contra “Zmiana” se encuadra en una crecientemente tensa situación política en Polonia. Semanas antes de la detención de Piskorski, miembros del Partido Comunista de Polonia y de la Unión Patriótica de Trabajadores “Grunwald” fueron sentenciados a “libertad restringida” incluyendo servicios a la comunidad, multas e impedimentos para viajar por “promover el totalitarismo”. En consonancia con estos eventos, dos días antes de su detención Piskorski advirtió de que el Gobierno polaco trataría de “pacificar” a individuos y organizaciones de la oposición de cara a la cumbre de la OTAN que se celebró en Varsovia entre el 8 y el 9 de julio de 2016.

No podemos permitirnos ser silenciados o amedrentados – nuestras acciones pondrán siempre en primer lugar a la causa polaca y a la obligación de defenderla. Incluso si no les cuadra a los desenfrenados servicios secretos.

Si alguien quiere ayudarnos en cualquier cosa, que por favor se ponga en contacto con nosotros. Dadas las circunstancias de represión y a los limitados recursos de los que disponemos, cualquier ayuda será enormemente apreciada.

Las heridas de la Guerra de los Balcanes no acaban de cicatrizar

srebrenicaEl año pasado el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia dictó sentencia en los juicios que tuvieron lugar contra los serbios Radovan Karadžić y Vojislav Šešelj. La decisión judicial pasó muy desapercibida para los medios de comunicación, por lo que en algún lugar debe haber gato encerrado. Estamos hablando de acusaciones graves, como crímenes de guerra, genocidio y otros espantos que tanto escandalizan a los “humanistas” y las ONG.

En Europa a nadie le interesa recordar la destrucción de la antigua Yugoslavia, la ingente cantidad de matanzas cometidas y la intervención en ellas de la Unión Europea – especialmente Alemania – y de la OTAN.

Tras la liquidación de Yugoslavia en 1992 a Radovan Karadžić le nombraron presidente de la República Srpska, que entonces la prensa renombró como “República Serbia de Bosnia”. Algunos serbios, como Karadžić, creyeron que una vez que el mapa se dividió en pedazos podían continuar dividiendo y subdividiéndolo en trozos cada vez más pequeños.

Lo mismo que Gaddafi en Libia o Bashar al-Assad en Siria, el imperialismo puso a los serbios la etiqueta de “malvados” y no les dio tregua en ninguno de los rincones: ni en Bosnia, ni en Croacia, ni en Montenegro… ni en Serbia.

No hace falta explicar que el flamante Tribunal, sus jueces y fiscales, son un rebaño de peleles con toga impuestos por los imperialistas después de los bombardeos sobre la población con armas de uranio y que los primeros y principales criminales fueron matarifes como Javier Solana, entonces Secretario General de la OTAN.

Para no alargar la explicación, aquí hablaremos sólo de Karadžić, a quien dicho Tribunal condenó por todos los delitos de los que le acusaba el fiscal excepto uno, que es justamente el que merece la pena analizar ahora. Se trata del genocidio cometido en siete municipios de Bosnia (Bratunac, Focha, Kljuc, Prijedor, Sanski Most, Vlasenica y Zvornik) que se debían sumar al más importante y conocido de todos los genocidios: el de Srebrenica.

En cualquier guerra es necesario el empleo de voces fuertes como “genocidio” u “holocausto” para justificar y edulcorar grandes matanzas y bombardeos como los de la OTAN. Pero uno de los crímenes de genocidio se cayó del cartel, no porque no hubiera un gran número de muertos sino porque no hay constancia de que Karadžić tuviera alguna participación en ellos.

En tales casos hay que preguntar que si Karadžić no fue, quién ordenó entonces los crímenes en masa que se cometieron. Pero también hay que deducir que si Karadžić no fue, entonces la OTAN bombardeó al bando equivocado y debió bombardear al bando contrario. Finalmente, la absolución de Karadžić en el genocidio de los siete municipios deja en el aire también la cuestión del gran genocidio de Srebrenica, del que recientemente se celebró un aniversario solemne.

Pero la gran matanza de Srebrenica es uno de esos tabúes históricos que casi todos los pueblos del mundo arrastran sobre su conciencia como si fuera su pecado original. En este caso la culpabilidad oficial recae sobre Serbia y ese tipo de imputaciones con membrete no se pueden borrar fácilmente, a no ser que el pecador – además de matar – quiera cometer un segundo pecado: no admitir quién es el asesino.

Pues bien, Serbia aprobó recientemente un nuevo código penal entre cuyos delitos hay uno de esos que los historiadores de pacotilla califican como “negacionismo” y consiste en no admitir una verdad oficial, en este caso que en Srebrenica se cometió una gran matanza y que los culpables de ella son ellos mismos, los serbios.

Este tipo de delitos son delitos sobre delitos y cuando una verdad oficial se tiene que refrendar castigando al que afirma algo distinto, también hay gato encerrado. La verdad no necesita ningún código penal. Pero si la verdad necesita un código penal en Serbia, necesitará otro en Bosnia, y otro en Croacia, y otro en… en todas partes.

Ahora bien, ¿quién es el que necesita ese tipo de incriminaciones? Desde luego que no se trata de Serbia. La criminalización de los “negacionistas” de la matanza de Srebrenica es una imposición expresa de la Unión Europea para sacar al país del ostracismo en el que lo dejaron después de la guerra.

Por lo demás, aquella matanza es como las armas de destrucción masiva en Irak o los ataques químicos del Ejército sirio en Khan Sheykhun. Lo que podemos y debemos decir sobre ella es lo siguiente: que fue utilizada por los imperialistas para liquidar los Acuerdos de Dayton y con ellos liquidar a la propia Serbia, un país agredido por el imperialismo que arrastra el estigma de los malditos como “Estado genocida” por más que los peleles del Tribunal Penal Internacional no se hayan atrevido a tanto.

Pero, ¿acaso eso importa a estas alturas de la historia? ¿Quién se acuerda ahora de este tipo de crímenes y matanzas? Los que siguen llorando.

bosnia_srebrenica_anniversary-jpeg-00dd1_3b6ff7b7dd3118b16d5ccf185200242d-nbcnews-ux-2880-1000

Por cierto, casi se nos olvida. En su libro “Paz y Castigo”, el portavoz del Tribunal Florence Hartman relata un incidente que pone de manifiesto la proximidad de los jueces y fiscales del Tribunal con los diferentes centros de inteligencia de las grandes potencias. Cuando al fiscal Jeffrey Nice algún periodista se atreve a preguntarle si iniciaría una acusación contra quienes ordenaron los bombardeos de la OTAN en 1999, responde:

“Les aseguro que nosotros, la OTAN y los principales países occidentales somos los mismos que el Tribunal […] Les puedo asegurar que Louise Arbour [fiscal principal] sólo acusará a ciudadanos yugoslavos y a ningún otro.”

Más datos a tener en cuenta que no podemos pasar por alto: no crean que un tipo de la calaña del fiscal Nice es un vulgar picapleitos. Se trata de un veterano miembro del MI6, el servicio secreto británico.

Lo mismo podemos decir de los demás jueces y fiscales, cuidadosamente seleccionados para la ocasión.

FUENTE: “Movimiento Político de Resistencia”

El plan del Pentágono para Europa

Por Manlio Dinucci

1-5350-3b1a3
General Curtis Scaparrotti, comandante supremo de las fuerzas yanquis en Europa.

Dentro de los preparativos para la estancia del presidente Donald Trump en Europa – visita a Roma el 24 de mayo, Cumbre de la OTAN en Bruselas el 25, Cumbre del G7 en Taormina los días 26 y 27 – el Pentágono presentó su plan estratégico para el “teatro europeo”. La presentación estuvo a cargo del general Curtis Scaparrotti.

En su condición de comandante de las fuerzas estadounidenses desplegadas en Europa, el general Scaparrotti se halla automáticamente a la cabeza de todas las fuerzas de la OTAN con el cargo de Comandante Supremo de las fuerzas aliadas en Europa (SACEUR). El 2 de mayo, ante el Senado de EEUU, el general recordó que “el teatro europeo sigue teniendo crucial importancia para nuestros intereses nacionales” y que “la OTAN nos da una ventaja única sobre nuestros adversarios”. Pero esa ventaja se encuentra ahora en peligro ante “una Rusia resurgente, que trata de socavar el orden internacional bajo la dirección de Occidente y de reafirmarse como potencia mundial”.

Así que el Comandante Supremo exhorta a los aliados europeos a cerrar filas alrededor de EEUU para defender por todos los medios el “orden internacional” – basado en la supremacía económica, política y militar de Occidente – orden ahora en peligro ante el surgimiento de nuevos actores estatales y sociales.

El general Scaparrotti concentra el fuego sobre Rusia, acusándola de “actividades malignas y acciones militares contra Ucrania” – precisamente cuando se conmemora el tercer aniversario de la masacre perpetrada en Odessa, el 2 de mayo de 2014, que costó la vida a a varias decenas de rusos. Pero la “amenaza” no proviene solamente de Rusia: EEUU, según declara el almirante Harris, jefe del Mando del Pacífico, enfrenta en esa región los desafíos simultáneos que plantean “una China agresiva y una Rusia revanchista”.

En respuesta a esos desafíos, anuncia el general Scaparrotti, el Mando de las fuerzas estadounidenses en Europa “está volviendo a su papel histórico de combate, adaptando sus planes a las amenazas que tenemos ante nosotros”. Y solicita al Congreso de EEUU que aumente los fondos para la “European Reassurance Initiative”, que es la operación que inició EEUU en 2014, oficialmente para “tranquilizar” a los aliados de la OTAN y a los socios europeos, y a la que ya se asignaron 3.400 millones de dólares en 2017.

El general sostiene que “son necesarias inversiones significativas para aumentar en toda Europa nuestra presencia avanzada, el preposicionamiento de material militar y los ejercicios de preparación para los conflictos”.

El plan está muy claro: hacer de Europa la primera línea del enfrentamiento con Rusia. Eso es lo que confirma el anuncio emitido el 4 de mayo de que el Ejército de EEUU en Europa abrió un nuevo cuartel general en Poznan (Polonia) para dirigir a los más de 6.000 militares estadounidenses acantonados en Polonia, Estonia, Letonia, Alemania, Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria, con vistas a “reforzar el flanco oriental de la OTAN como disuasión hacia Rusia”.

En el despliegue sobre el flanco oriental – que incluye fuerzas blindadas, cazabombarderos, navíos de guerra y unidades de misiles, incluso con misiles nucleares – participan las potencias europeas de la OTAN, como lo demuestra el envío de tropas francesas y de carros de asalto británicos a Estonia.

¿Y el Ejército europeo? Durante el encuentro realizado en Malta el 27 de abril con los Ministros de Defensa de la UE, el Secretario General de la OTAN no dejó espacio alguno a las dudas al anunciar que:

“Se acordó claramente por parte de la Unión Europea que su objetivo no es constituir un nuevo Ejército europeo ni estructuras de mando que compitan con las de la OTAN sino algo que sea complementario con lo que hace la Alianza Atlántica.”

El bastón de mando se mantiene definitivamente en manos del Comandante Supremos de la Fuerzas Aliadas en Europa, un general estadounidense nombrado por el Presidente de los EEUU.

Análisis del PCP ante la peligrosa situación internacional

pcp_logoEn los últimos días se ha verificado un peligroso agravamiento de la situación internacional. La escalada militarista de EEUU, impulsada por la irresponsabilidad aventurera de la administración Trump, acompañada por sus aliados, incluyendo a la OTAN y a la Unión Europea, y por la cobertura de una colosal campaña mediática de desinformación, ha suscitado y continúa suscitando la mayor inquietud por parte de las fuerzas progresistas y amantes de la paz.

Los EEUU, buscando a toda costa reafirmar su hegemonía en el plano mundial y dando muestras de la más insolente arrogancia y desprecio por la legalidad internacional y la soberanía de los Estados que pretenden someter, están empeñados en una deriva imperialista de amenazas, provocaciones e intervenciones militares que colocan al mundo frente a la inminencia de conflictos regionales devastadores e incluso de un conflicto de proporciones mundiales.

El bombardeo de Siria con misiles, la experiencia con su “super-bomba” en Afganistán, la escalada de confrontación con la República Popular Democrática de Corea, las amenazas de agresiones militares “preventivas” e incluso la utilización en primer lugar del arma nuclear, el brutal aumento de los presupuestos militares de EEUU y la OTAN, la instalación junto a las fronteras de Rusia y China de sistemas antimisiles, son expresiones inquietantes de una deriva belicista que da continuidad a la política de la administración Obama, asumiendo roles más amenazadores. Una política que incidiendo particularmente en Oriente Medio, Europa del Este y la región de Asia-Pacífico se manifiesta en general en el plano mundial, incluyendo en África y América Latina, donde Venezuela en este momento está siendo víctima de la acción desestabilizadora y subversiva del imperialismo.

El Partido Comunista Portugués (PCP) condena firmemente la política agresiva del imperialismo norteamericano y de la OTAN y la complicidad de las grandes potencias de la Unión Europea.

El PCP considera que el Estado portugués, obligado a respetar y defender la Constitución de la República, debe hacer oír su voz, tanto en la ONU como en otras instancias internacionales, contra esta peligrosa deriva belicista, por el respeto a la Carta de las Naciones Unidas y la solución pacífica de los conflictos, por el desarme y la paz. Esa es la única posición coherente con los valores de la Revolución de Abril cuyo 43º aniversario en breve se conmemora.

El PCP alerta a los trabajadores, a la juventud, al pueblo portugués de la gravedad de la situación y llama a su movilización para repeler el peligro de la guerra y defender la paz.

Pulsa aquí para leer el comunicado original en portugués.

También Castilla necesita su autodeterminación

logoPor “Comunistas de Castilla”

En 1521 se consumó en estas campas de Villalar de los Comuneros la derrota del movimiento comunero. El naciente Imperio Español dominaría decenas de pueblos en todo el mundo, los saquearía y exterminaría a sus poblaciones por millones.

El pueblo castellano, sus trabajadores y trabajadoras, sufrió la misma suerte. El Imperio Español, hoy reducido a un Estado dependiente del gran imperio capitalista dirigido por los EEUU, no nos ha dado tregua. Sigue explotando nuestra tierra y a nuestra gente reduciendo nuestra dignidad al falso orgullo de un sentimiento españolista repleto de ilusiones en victorias deportivas, cánticos de curas, instituciones que se dicen “democráticas” o la euforia de comprar lo que sus medios nos dicen que consumamos.

El panorama es aterrador: 25% de paro, la mitad sin subsidio, pensiones de miseria, emigración, cierre de minas y empresas, envejecimiento poblacional, doble explotación de la mujer trabajadora y sus tremendas consecuencias, desahucios, suicidios y un aumento sin precedentes de la desigualdad. Pero aquí no acaba todo: ningún plan de industrialización, deterioro del medio ambiente, destrucción de la agricultura y ganadería familiar, abandono del campo, represión de la libertad de expresión, racismo, xenofobia, individualismo ciego, exclusión social, aumento de las listas de espera en la sanidad… ¿Es que se han olvidado de nosotros y nosotras?

No, qué va. Esta tierra y su pueblo trabajador cuentan con una hoja de ruta siniestra, la de esquilmar al máximo todos sus recursos: petróleo por fractura hidráulica, destructivas y peligrosísimas minas de uranio y magnesitas, centrales nucleares, explotaciones ganaderas extensivas en manos de multinacionales y, por supuesto, seguirán explotando nuestros ríos, pantanos… y hasta el patrimonio artístico en forma de devoción turística-religiosa a mayor gloria de una Iglesia corrupta y adinerada que forma parte empresarial del parque temático capitalista-consumista que es eso que llaman España.

Esta es la lógica del beneficio capitalista. No importan los trabajadores ni las trabajadoras, éstos son sólo, como dicen también en las pías universidades católicas, “factores de producción” al servicio del capital. Sus vidas no cuentan.

Pero si hay un crimen contra el pueblo trabajador es precisamente olvidar que de él sale toda la riqueza de cualquier país. Decir que el problema está sólo en un puñado de ricos corruptos y corruptores y que anulados éstos, el capitalismo es apto para todos… ¡Es lo peor que se puede hacer con los pueblos y sus clases populares!

Tiene que llegar, de nuevo, la hora de los pueblos. De todos los pueblos que son explotados por la lógica mortal del capitalismo. Una lógica que provoca guerras ante nuestros ojos y destrucciones masivas: Yugoslavia, Irak, Libia y ahora Siria y Yemen. A la cabeza de la destrucción, los que más bombas químicas han usado en la Historia: los EEUU y como colaboradores los Estados que integran la OTAN. El Estado Español tiene tropas en varios países y su suelo es utilizado sin pudor para el lanzamiento de misiles e incursiones que provocan destrucción y muerte.

Pero no todo está perdido, porque no pueden quitárnoslo todo. Desde muchos sitios surgen voces de los pueblos clamando por su libertad para salir de este sistema. A veces defendiéndose de los brutales ataques que contra su economía e independencia lanza el capital, como Cuba, Siria o Venezuela, otras defendiendo algo tan elemental como el derecho a decidir su independencia. Desde aquí, nuestro apoyo al Pueblo Trabajador Catalán, nuestro pueblo hermano en la lucha por la independencia del corrupto, capitalista y patriarcal Estado Español.

¿Y el Pueblo Trabajador Castellano? ¿No somos también pueblo? Afirmarlo es el sentido de venir cada año a Villalar. Y como el año pasado y los que vienen, los y las comunistas castellanas levantamos la bandera de nuestra independencia de todo lo que nos sujeta al capital y sus Estados. Luchamos por un programa ecosocialista y feminista castellano de dignidad y liberación popular y de clase.

Autodeterminación para Castilla. Expropiación de los grandes medios de producción y los bancos. Salida de la OTAN. Salida de la UE. Salida del euro. Restauración de nuestra memoria y dignidad. Justicia con todos los y las represaliadas. Igualdad para todas las mujeres trabajadoras. Equilibrio entre las ciudades y el campo. Por la libertad de expresión. Fuera el fascismo, el racismo, la xenofobia, el patriarcado y el clericalismo de Castilla.

En tres palabras: CASTILLA SOCIALISTA y FEMINISTA

¡Viva Villalar de los Comuneros y las Comuneras!

¡Viva el Pueblo Trabajador Castellano!

¡Viva Castilla Comunera!

¡Hay futuro en el socialismo para Castilla!